El legítimo orden comiqueril

NOTICIAS
author image |febrero 28, 2017

 
M. Night Shyamalan es un director sumamente versátil, aunque no de la manera tradicional. Shyamalan y su historial nos han brindado grandes historias, hermosas comedias involuntarias, espectaculares desastres y una que otra cinta que nos deja bastante confundidos. Aunque por lo general me gusta patear al caído y en el pasado me he burlado de este director y sus desventuras, lo cierto es que tampoco me pesa reconocer cuando Shyamalan hace algo bien, como es el caso de Fragmentado, que sin duda es lo mejor el director desde hace más de quince años.
En Fragmentado conoceremos a un peculiar individuo que sufre de un trastorno de personalidad múltiple. Casee Cooke (Anya Taylor-Joy) es una retraída adolecente con un oscuro pasado, desafortunadamente para ella su vida se vuelve aún más trágica cuando es secuestrada por Kevin Crumb (James McAvoy), alguien que sufre de un muy severo trastorno de personalidad múltiple y que cuenta con 23 personalidades distintas. Ahora Casee deberá encontrar una manera de escapar de su cautiverio al mismo tiempo de que descube una nueva y aterradora nueva personalidad de su captor conocida simplemente como “La Bestia”.
¿Una historia bien escrita y dirigida por M. Night Shyamalan? Estoy tan sorprendido como cualquiera, pero en el pasado hemos visto que el afamado director puede ser bastante bueno cuando se le da la gana (ojala eso fuera más seguido). La trama maneja muy bien el suspenso, revelándonos sus secretos gradualmente a un ritmo que permite capturar la atención del espectador en todo momento y, a diferencia de muchas otras veces, aunque la cinta sí cuenta con varios giros inesperados, ninguno se siente absurdo o fuera de lugar y cada uno de ellos se integra perfectamente a la trama.
La historia es buena, sí, pero no sería tan efectiva de no ser por las excelentes actuaciones de sus protagonistas. James McAvoy hace un excelente papel, o mejor dicho papeles. El actor es capaz de cambiar radicalmente de personalidad en un abrir y cerrar de ojos, cosa que, si la actuación fuera de menor calidad, resultaría en algo casi risible pero que McAvoy logra hacer de manera excepcional, logrando cambios tan drásticos que rayan en lo perturbador, dándole a cada personalidad distinta una caracterización muy independiente una de la otra. Siguiendo con las actuaciones, Anya Taylor-Joy no se queda atrás, ya que fuera de ser la “dama en desgracia” que se podría esperar, nos brinda a un personaje inteligente y con muchos recursos para tratar de salir de su muy precaria situación.
Como es común en cualquier cosa, no todo es perfecto en la película. Tal vez no se pueda llamar una falla como tal, pero la historia continuamente se detiene para mostrarnos el turbulento pasado del personaje de Casee, que si bien sirve para entender cómo es que la chica no se quiebra del todo ante una situación tan desesperada, estas interrupciones se sienten un tanto intrusivas y distraen (por lo menos un poco) la atención de la historia principal, rompiendo así levemente el ritmo de la cinta.
Sé que todos tienen la misma pregunta en la mente. Sabemos que es una película de Shyamalan  ¿Eso significa que cuenta con un giro completamente inesperado justo al final? Debo decir que sí, pero revelar cualquier otra cosa sería arruinar un fantástico final, fantástico para mí por lo menos, la naturaleza de la vuelta de tuerca final podría molestar a muchísima gente, pero definitivamente a mí me fascinó. Un excelente Thriller, con una historia envolvente, actuaciones sobresalientes y llena de sorpresa, Fragmentado definitivamente es de los mejores trabajos de su controversial director. Definitivamente vale la pena ver esta película, esto no exonera a Shyamalan por su larga lista de risibles fracasos pero definitivamente es un buen comienzo para reavivar su carrera que, hasta después de Señales y antes de Fragmentado era un chiste que prácticamente se contaba solo.

Fragmentado: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: La Visita (2015), El Fin de los Tiempos (2008), Señales (2002).
No tan buena como: El Sexto Sentido (1999), El Protegido (2000).

author image |febrero 28, 2017

 
Me es fácil ser extremista a la hora de reseñar una película. Es divertido tachar algo como una abominación en contra de la inteligencia o idolatrar un filme como el mejor producto concebido por el hombre desde la invención de la pizza, lo verdaderamente difícil es clasificar aquello que no cae cerca de esas dos categorías, como es el caso de Todos Queremos a Alguien, que si bien no deja de ser una “comedia romántica” igual a miles de otras cintas, tampoco se podría considerar como una mala película, por lo menos dentro de su trillado y, para mi gusto, aburrido género.
En Todos Queremos a Alguien veremos la comedia romántica número 369, 159 lanzada en los últimos años (más o menos). Clara (Karla Souza) es una doctora bastante exitosa en su campo laboral pero que debido a una muy mala experiencia se resiste a tener una relación sentimental “seria”. Justo cuando Clara esta lista para darle una segunda oportunidad al amor con su colega y amigo Asher (Ben O´Toole), su exnovio aparece en escena. Ahora Clara deberá decidir cuál es su mejor opción entre sus dos pretendientes.
Deténganme si han escuchado esta historia antes: Mujer guapa, simpática y exitosa parece tener todo para ser feliz, excepto a un hombre, lo cual la hace sentir miserable. Esta es la misma aburrida  (y algo retrograda) premisa del 99% de comedias románticas, la cual Todos Queremos a Alguien sigue al pie de la letras sin ninguna clase de innovación, lo cual suena a algo terriblemente tedioso, y de cierta manera lo es, pero por otro lado las ambiciones de la producción nunca van más allá de precisamente eso, recrear una formula probada y comprobada y hacer un trabajo competente con ello. La trama finge tener giros inesperados que si bien son predecibles, por lo menos logran mantener entretenido al espectador, a pesar de que todo mundo y su abuelita sea capaz de adivinar el final de la historia unos 60 minutos antes de que termine la película.
Las actuaciones, para sorpresa de absolutamente nadie, no son nada del otro mundo pero al mismo tiempo tampoco son insultantemente malas. No creo que Karla Souza sea una gran actriz ni mucho menos, pero resulta carismática y divertida la mayor parte del tiempo, sobre todo al compararla con las actuaciones de sus coestelares, quienes muchas veces llegan a niveles de actuación de mala telenovela de televisión abierta.
Voy a ser sincero, Todos Queremos a Alguien se siente como un capitulo extendido de Grey´s Anatomy… ¡No me juzguen! Yo veía esa madre cuando era joven, no tenía cable ni internet y era ver eso o hacer algo productivo con mi tiempo… ejem… El punto es que Todos Queremos a Alguien no deja de ser una comedia romántica más del montón, con nada que la distinga del resto pero tampoco con ningún elemento que la convierta en una total pérdida de tiempo. Diré esto “a favor” de la producción: para ser una película mexicana por lo menos no me hizo querer arrancarme los ojos y maldecir la hora en que fui concebido, lo cual, si están familiarizados por mi inagotable odio por el cine nacional, es algo que se podría considerar como un muy, muy leve alago.

Todos Queremos a Alguien: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Cincuenta Sombras Más Oscuras (2017), No Manches Frida (2016), El Cumple de la Abuela (2016).
No tan Buena como: ¿Qué Culpa Tiene el Niño? (2016), Treintona, Soltera y Fantástica (2016), Que Pena Tu Vida (2016).
author image |febrero 27, 2017




Hace varios años en el Cairo, vemos al dúo dinámico correr tras el Espantapájaros, este activa un dispositivo que libera su gas del miedo pero Robin esquiva esa trampa y sigue la persecución para asi pescar a Crane en el aire y activar su pistola de garfio.



Estrella a Crane contra una pared para dejarlo noqueado, después aparece Batman para felicitarlo y ordenarle que lleve a Crane a Gotham donde lo espera una celda en Arkham.


El tiene que quedarse para limpiar el desastre que dejo el Espantapájaros.

Batman observa a una pareja que lleva a su hijo al cine.


En Gnosis vemos como ha sido sometido Red Robin por San Dumas el cual le explica el funcionamiento de Ichthys y el porque de su creación pero para una muestra mas clara le presenta a Jason el cual esta siendo sometido al programa.

El proceso los hace ser un guerrero perfecto y jamas volver a temerle a nada.

Jason revive su peor recuerdo, vemos al Joker golpeándolo con una barra de acero pero entonces Ichthys hace que se convierta en un guerrero que puede pelear contra su miedo.










Así Red Hood comienza a golpear al Joker con la misma barra.


Azrael rerclama a Dumas sobre su origen pero Dumas reniega de el, eso lo aprovecha Red Robin quien le menciona que le quitaron a su familia con el fin de hacerlo su guerrero personal.


Azrael logra recordar la muerte de sus padres a manos de un asesino, entonces logra romper la roca que lo aprisiona y comienza a pelear en contra de la orden que siguió.


Se lanza con un ataque letal en contra de San Dumas pero este se escapa y solo queda su capa.


Res Robin se logra escapar y le pide hacer equipo para asi detener la mentira que es Dumas y Mother pero primero tiene que salvar a Jason.


Tim comienza a analizar una posible vulnerabilidad en contra del virus Ichthys pero a lo que llega es que si alguien quiere salvarse del virus, tiene que aceptar el miedo y dejarlo ganar para asi evitar ser alguien sin miedo alguno y terminar como una marioneta.


Termina convenciendo a Jason de que esa es la única manera asi que debe dejarse asesinar una vez mas por el Joker.


Jason lo acepta y le entrega la barra al Joker para ser asesinado y asi despierta de su sueño.


Tim ayuda a Jason a levantarse para asi pelear contra los seguidores de Dumas y lograr escapar junto con Azrael, este ultimo decide quedarse para asi extinguir la falsedad de la ciudad de Gnosis por lo que Red Robin y Red Hood deciden seguir para asi toparse con un avión y escapar en busca del Agente 37.


Ya en el avión se ve como Azrael ha tenido éxito en su misión, mientras que Red Robin y Red Hood parecen haber descubierto la verdad sobre los hijos de Mother.


Son simples niños que han sufrido lo mismo que ellos y han sido programados para ser leales a una causa, lo mismo que ellos.


Pero ellos decidieron ser familia y esa ha sido la esperanza que los ha unido para superar sus miedos.











En el Cairo hace mucho tiempo, Batman toma un arma de un bote de basura el cual tiene una nota con su nombre y a lo lejos se escucha un disparo.





CONTINUA EN BATMAN Y ROBIN ETERNAL #17

"EL MOMENTO MAS OSCURO DE BATMAN"

author image |febrero 14, 2017

 
A la chingada todo. Al final el wey le pide a la morra que se case con él ¡Listo! Les acabo de ahorrar dinero y tiempo porque a gran escala ESO ES LO UNICO MEDIANAMENTE RELEVANTE QUE SUCEDE EN TODA LA PUTA PELICULA. ¿Me odian por arruinarles la historia? Están en todo su derecho, pero en mi defensa es imposible arruinar lo que siempre fue un desastre desde un principio.
Lo lamento, sé que esta no es la estructura usual en la que hago mis reseñas, pero sencillamente Cincuenta Sombras Más Oscuras me ha quebrado el espíritu. En esencia esta secuela es aún peor que Cincuenta Sombras de Grey, lo cual en teoría es imposible pero que esta segunda parte logra hacer a pesar de que, en esencia, es la misma estúpida historia, con los mismos planos personajes, con el mismo dialogo retrasado y con las mismas repetitivas escenas una y otra y otra vez. Cada que una situación medianamente interesante se presenta el dilema se resuelve en menos de un minuto, porque no quiera dios que tengamos algo de suspenso o algo remotamente interesante en esta trama que puede servir para provocar un coma inducido.
Más de dos horas ¡DOS PUTAS HORAS! Y absolutamente NADA importante sucede y lo poco que acontece ya lo hemos visto en la película anterior. El filme debe ser estudiado a detalle para entender sus extrañas propiedades que le permiten manipular el tiempo, ya que esas dos horas se sintieron como dos años de tortura. Parafraseando a Dewey de Malcom el de Enmedio: No esperaba nada y aun así lograron decepcionarme.
Lo repetiré las veces que sea necesario: no dejen que nadie les quite el gusto de disfrutar cualquier cosa que a ustedes les agrade, eso incluye ver Cincuenta Sombras Más Oscuras, pero si con toda sinceridad pueden verme a los ojos y decirme que es una buena película, lo lamento, simplemente no podré tomarlos en serio nunca más y puede que les siga mostrando el mismo respeto que todo ser humano merece, pero en el fondo me será imposible respetar sus gustos, su sentido común y su capacidad intelectual. Sí piensan que Cincuenta Sombras Más Oscuras es una buena película creo que deben tener cuidado al caminar y hablar al mismo tiempo, hacer dos cosas a la vez puede ser demasiada carga para un cerebro tan subdesarrollado.

Cincuenta Sombras Más Oscuras: 0/5. Ofensivamente mala. Nunca antes había estado tan tentado a utilizar números negativos para una calificación…
 
 
 
 
 
 
En lugar de esto vean Nueve Semanas y Media (1986) para ver algo de erotismo de verdad, Letras Prohibidas (2000), para una interesante historia de seducción, La La Land (2016) para una verdadera historia romántica, Ojos Bien Cerrados (1999) para ver una realmente interesante relación de pareja.  ¡¡¡PUTA MADRE!!! Vean Hellraiser (1987) para ver algo con una perspectiva más “realista” sobre sadomasoquismo.
author image |febrero 13, 2017

 
Táchenme de “Fanboy” si quieren pero no creo que exista un personaje de ficción que sea tan trascendente e inmediatamente reconocible como Batman. Por lo menos en el terreno de la cultura popular, Batman es de los pocos personajes que pueden darse el lujo de dormirse en sus laureles, en otras palabra, fuese buena o mala, Lego Batman: La Película estaba destinada a ser un éxito por el único hecho de tener a Batman en ella, pero definitivamente esa no es su única gracia ya que el filme no solo es un reconocimiento y festejo de todo lo que ha hecho tan memorable al alter ego de Bruno Díaz Bruce Wayne sino que en general es una de las películas más divertidas que he visto últimamente.
En Lego Batman: La Película veremos las aventuras del personaje más popular de DC, la casa que Batman construyó. Batman es genial, la ciudad lo sabe, los malhechores lo saben y el mismo Batman lo sabe. pero cuenta con un pequeño problema al socializar con la gente (lo cual, como todos sabemos, está sobrevaluado de todos modos). La vida solitaria (pero genial) de Batman toma un giro inesperado cuando debe encargarse de su hijo adoptivo Ricardo Tapia Dick Grayson, quien no solo lo enseñara a llevarse bien con los demás sino que también lo ayudara a detener el más reciente y malévolo plan de Joker El Guasón.
Hay dos comparaciones inmediatas que me vienen a la mente a la hora de hablar de Lego Batman: La Película; la primera de ellas es con La Gran Aventura Lego, después de todo Lego Batman es un “Spinoff” de ese filme, y aunque Batman no es tan buena como su “hermana mayor” verdaderamente no está intentando colgarse de su fama, en lugar de ello prefiere  entretenernos con su muy entretenido (y en ocasiones ñoño) humor. La segunda comparación es con Deadpool y no, no  es que veamos a Batman destazando a todo mundo o… ejem… festejando el día internacional de la mujer… a lo que me refiero es que ambas cintas utilizan muchísimo humor autorreferencial, un estilo de comedia que fascinara a todos aquellos amantes de los comics (o Batman en general) PERO esa afinidad no es ni remotamente necesaria para disfrutar la película. El humor simplemente tiene algo con que hacer reír tanto a propios como a extraños.
El ritmo del filme es exageradamente acelerado, dándonos solo el espacio suficiente para recuperar el aliento y volver a reír con su constante y prácticamente imparable humor. Lamentablemente (¿?) este mismo ritmo caótico hace que las escenas más “serias” (por llamarlas de alguna manera) se sientan un poco fuera de lugar, y aunque definitivamente estos momentos tratan de ser emotivos, en realidad no lo son tanto como pretenden serlo. La misma historia se siente un poco más formulada, con un sentimiento un poco más moralista, lo cual es entendible ya que el objetivo del filme es un público mucho más familiar. De cualquier manera, y aunque suene contradictorio, puede que la moraleja sea formulada pero la forma en que se presenta nunca deja de ser entretenida y llena de sorpresas.
Sé que sueno a disco rayado pero si he de describir Lego Batman: La Película en una sola palabra, esa seria “Divertida”. El filme es una carta de amor, no solo para los amantes del Caballero de la Noche sino para todos aquellos que disfrutan de una buena comedia. Su única desventaja es haber salido después de La Gran Aventura Lego, que es superior en todo aspecto pero aun así Lego Batman no deja de ser una excelente película por sus propios medios.  ¿La mejor película de Batman de todos los tiempos? Tal vez no, pero definitivamente lo mejor que ha salido de DC para el cine en años.
 
Lego Batman: La Película: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Escuadrón Suicida (2016), Batman v Superman (2016) (aunque les arda).
No tan buena como: La Gran Aventura Lego (2014) La gente sigue sin creerme y se me queda viendo raro cuando les digo que esa es una de las mejores películas que he visto en años.
author image |febrero 09, 2017

 
Es fácil que una película que apela a nuestros gustos nos llame la atención, lo que resulta sorprendente es cuando un filme logra fascinarnos aun cuando, en teoría, no cuente con nada que nos atraiga. Para mí el ejemplo más reciente de este maravilloso fenómeno es La La Land: Una Historia de Amor ¿Una película romántica que, para acabarla de amolar, es un musical? Eso para mí suena a un destino peor que la muerte, es por eso que sigo extasiado con este filme, ya que a pesar de mis aversiones personales, ha logrado convertirse en mi película favorita en lo que va del año.
En La La Land: Una Historia de Amor veremos… uh… una historia de amor (obviamente). Mia (Emma Stone) es una aspirante a actriz que lleva algún tiempo persiguiendo su sueño de ser una estrella de Hollywood sin tener demasiado éxito en su búsqueda. Aun esperanzada pero un poco agobiada por su carencia de éxito, Mia esta lista para renunciar a su sueño, algo que no ocurre gracias a que conoce al joven músico Sebastian (Ryan Gosling), quien comparte su sueño de éxito en el difícil mundo de la farándula. Entre los jóvenes artistas comienza a formarse una relación que los ayudara a crecer, tanto en el ámbito profesional como el personal.
Odio las historias de amor, principalmente porque soy un amargado y ese tipo de historias me recuerdan mi inevitable destino de morir solo sin nunca haber sido amado, pero aún más importante que eso, odio las películas “románticas” por ser un desfile interminable de clichés predecibles y aburridos. La La Land no logra evadir ciertos cánones de la típica película romántica, pero lo que evita que caiga en la gran pila del montón (aparte de ser un musical) se debe a sus personajes. Sí el carisma fuese un crimen, Ema Stone y Ryan Gosling seria algunos de los criminales más buscados del planeta, si sumamos su excelente química y sus buenísimas actuaciones, sobre todo la de Ema Stone, tenemos como resultado algunas  de las presencias cinematográficas más sorprendentes que he visto últimamente.
Cierto, las actuaciones son sobresalientes, pero tampoco hay que menospreciar la forma en que los personajes están escritos. Fuera del esporádico impulso de bailar, cantar y volar románticamente por los aires en sencillos pero muy bien logrados números musicales, tanto Mia como Sebastian se sienten como personas reales, con sueños y aspiraciones, pero también con defectos que los humanizan y se complementen entre ellos, haciendo que la relación entre ambos sea verdaderamente creíble, aun en los momentos que son exageradamente romantizados, tal vez un poquitito cursi, pero nunca llegando a lo vomitivamente meloso.
¿Hay algo malo en la producción? Yo diría que no, pero si no busco alguna arbitrariedad de la cual quejarme la gente va a pensar que tengo alma, así que busquemos algo para señalar. Cronometrando 128 minutos (según San Wikipedia), la película en verdad se siente demasiado larga PERO aun así no cuenta con ninguna escena o cuadro que se sienta fuera de lugar, ningún segundo es desperdiciado para contarnos esta sencilla pero envolvente historia. Los números musicales son muy buenos y las coreografías impecables, además el hecho de contar con música original en lugar de reciclar canciones es algo que simplemente debo de admirar PERO (y esto se puede deber a mi pésima memoria a corto plazo), fuera del tema musical principal, no podría tararear ninguna melodía de la película aunque mi vida dependiera de ello (y esto se puede deber a mi pésima memoria a corto plazo).
Tardaría por lo menos un par de horas tratando de explicar lo fantástico de esta película, pero probablemente ni así sería capaz de hacerle justicia. Puede que la historia no sea nada del otro mundo, pero los fascinantes personajes y sus innumerables homenajes al cine “clásico” de Hollywood hacen que La La Land sea un espectáculo digno de verse. No sé cómo describirlo, solo diré que La La Land cuenta con una pasión por el cine y la música que resulta sumamente contagiosa, convirtiéndose en una inyección de optimismo y felicidad pura. Por si todo esto fuera poco ¿Ya mencione que cuenta con el final perfecto? Si no han visto La La Land definitivamente deberían, yo pienso hacerlo por lo menos una vez más mientras aún se encuentra en el cine.
Si me disculpan, creo que mis niveles de cinismo y pesimismo se encuentran peligrosamente bajos, debo ir a ver BoJack Horseman las siguientes 48 horas  y así poder regresar a mi visión nihilista sobre la vida.

La La Land: Una Historia de Amor: 5/5. Excelente.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Rent (2005), Mamma Mia! (2008), Moulin Rogue! (2001)
No tan buena como: En realidad no sé mucho de musicales, así que no estoy seguro… digamos… no sé… Vaselina (1978) ¿Tal vez?
author image |febrero 08, 2017

 
Puede que en la actualidad se haya olvidado un poco, pero el impacto que causo El Aro dentro del cine de horror sigue siendo notable hasta la fecha. El Aro no solo abrió las puertas a una estética de horror bastante diferente a lo que se nos tenía acostumbrado, también fue capaz de hacernos voltear a ver el tipo de horror que se maneja fuera del trillado cine hollywoodense. Es debatible pero en mi opinión la influencia causada por El Aro ha sido imitada innumerables veces pero nunca verdaderamente igualada, por lo que resulta interesante ver qué innovación puede traer a la mesa El Aro 3; la respuesta tristemente es un “nada nuevo”.
En El Aro 3 veremos las consecuencias de una maldición causada por un video embrujado. Después de perder contacto con él, Julia (Matilda Lutz) decide ir a la universidad en la que estudia su novio Holt (Alex Roe). Julia no logra encontrar a su desaparecido novio, en lugar de ello se topa con una extraño y excéntrico profesor universitario que realiza un experimento que, según él, podría ser la prueba irrefutable de la existencia del alma humana, estudio que aparentemente involucra un video de origen sobre natural. Cuando Julia inadvertidamente se ve afectada por la maldición, la joven deberá resolver el misterio del video antes de que sea demasiado tarde.
Primero que nada me gustaría señalar que, aunque tal vez la intención no sea más que colgarse de la fama de la película original, la producción intenta dar una continuación a la historia en lugar de ser un reinicio de la franquicia (algo muy socorrido últimamente en el cine). Fuera del crucial “video maldito”, El Aro 3 tiene poca o nula relación con las cintas anteriores, lo cual ayuda a que la película sea mucho más fácil de abordar para nuevos espectadores pero, tal vez intencionalmente, este “nuevo” público es el único que tiene en mente el filme. Parte del encanto de El Aro original era el misterio que envolvía al críptico video maldito, enigma que se repite en esta secuela pero que, como en mi caso, es una interrogante a la cual ya todos conocemos la respuesta si vimos la primera película. El Aro 3 trata de mitigar esta repetición dándonos un misterio nuevo pero que, por diseño o por torpeza, se siente como una copia barata de la intriga original, lo cual le quita bastante impacto a cada nueva revelación que nos brinda la trama.
No tengo ninguna base para afirmarlo, después de todo una producción cinematográfica toma demasiado tiempo, pero la segunda mitad de la película se siente como si alguien estuviera desesperado por hacer un combinación entre El Aro y No Respires (una de mis películas favoritas del año pasado) sin darse cuenta de que ambos tipos de horror no son verdaderamente compatibles el uno con el otro, haciendo que la película se quede como el perro de las dos tortas.
Lamentablemente los mejores elementos de la película son los que ya hemos visto con anterioridad, lo que resulta una gran ironía cuando tomamos en cuenta que, por lo menos en su momento, lo que más llamaba la atención de El Aro era sus innovadoras imágenes cripticas y horror psicológico, elementos que si bien El Aro 3 logra recrear adecuadamente, es incapaz de agregar algo nuevo a la formula. Desde el inicio me la he pasado alabando El Aro original pero eso se debe a que lo único que logra hacer El Aro 3 es recordarme lo superior que resulta la primera película de la serie. A final de cuentas El Aro 3 se siente como la versión “light” de la franquicia, resultando así una buena introducción a la serie para nuevos espectadores pero insuficientemente interesante para quienes ya conocemos a la malvada Samara desde tiempo atrás.

El Aro 3: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: La Reencarnación (2016), El Aro 2 (2005).
No tan buena como: El Aro (2002), No Respires (2016), La Maldición Imborrable (2015).
author image |febrero 08, 2017

 
En ocasiones la realidad supera a la ficción, para prueba de ello asómense a cualquier libro de historia (“La Guerra de las Rosas” es prácticamente Game of Thrones excluyendo a las lagartijas gigantes que escupen fuego). Puede que la historia no necesite ayuda de nadie para ser extravagante pero de vez en cuando es divertido mitificar los eventos del pasado, siempre y cuando la intención no sea más que un divertimento inofensivo, como es el caso de La Gran Muralla, que aun al contar con una premisa un tanto ridícula, se siente que solo toca muy superficialmente una historia que daba para algo más, tal vez no demasiado, pero definitivamente algo un poquito mejor al resultado final.
En La Gran Muralla descubriremos el “verdadero” motivo de la existencia de la Gran Muralla China. En una expedición al enigmático territorio chino, William (Matt Damon) y Tovar (Pedro Pascal) se topan con una de las construcciones humana más icónicas y sorprendentes de la historia: La Muralla China. Intrigados por la épica construcción y el numeroso ejército que la resguarda, William y Tovar se ven envueltos en un sorprendente conflicto que no solo amenaza a la nación China sino al resto del mundo.
El punto más fuete de La Gran Muralla no es ni su excéntrica historia ni sus planos personajes, el enfoque del filme está en sus extravagantes escenas de acción, lamentablemente, y como suele ser el caso en muchas películas de este tipo, las mejores partes son visibles en el trailer dela cinta, dejando poco o nada para la sala de cine, lo que resta es una lapso entre escenas de acción que, si bien logran dar una mínima profundidad a la trama, nos hacen desesperar un poco mientras esperamos la siguiente emocionante, ridícula y muy colorida secuencia de acción. Un ejemplo de estas escenas “extra” son una subtrama que involucra a Willem Dafoe, trama que no aporta nada a la historia principal y que solo es paja innecesaria para hacer a la película unos cuantos minutos más larga de lo que debería.
La atmosfera de la historia es bastante agradable, alejándose por completo de lo que se podría considerar una película “histórica” y abrazando una estética más similar a una obra de fantasía épica. Siguiendo con la estética, el vestuario y las coreografías en general son algo que inmediatamente llaman tu atención; hay quienes podrán decir que es tonto o incluso “políticamente incorrecto” vestir a soldados orientales de manera que parezcan sacados directamente de un episodio de los Power Rangers, y tal vez tengan razón, pero este elemento solo acentúa más al atmosfera de cuento de hadas que en ocasiones el filme intenta exhibir.
La cinta usa extensamente la animación por computadora para crear a los antagonistas, desafortunadamente el CGI es bastante malo y se ve tan real como un anuncio de mujeres solteras en tu zona, de esos que se ven en las páginas porno (me han contado. N-no… No es que yo sepa algo de ese tipo de cosas…), sin embargo esto es medianamente justificable si tomamos en cuenta la gran magnitud de creaturas que se muestran en pantalla a la vez. Gracias a La Gran Muralla ya tengo más o menos una idea de cómo luciría un “Zerg Rush” en la pantalla grande (googlen ese término si quieren).
La Gran Muralla se atreve a jugar un poco con su premisa pero al mismo tiempo se siente como si se limitara a sí misma para no caer en la parodia, lo cual es admirable pero al mismo tiempo esto hace que la producción se sienta con un potencial un tanto desaprovechado. Divertida a secas y sin ninguna otra pretensión más que entretener por un rato, La Gran Muralla no es ni de cerca un clásico, pero sí es una moderadamente entretenida forma de matar el tiempo.

La Gran Muralla: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Furia de Dragones (2007), El Cazador y la Reina de Hielo (2016), 47 Ronin (2013).
No tan buena como: Héroe (2002), El Último Samurái (2003).
author image |febrero 07, 2017

 
Pueden mentirse a si mismos todo lo que quieran pero creo que absolutamente todos en algún momento u otro hemos cometido el “crimen” de perder el tiempo con videos tiernos y/o graciosos de animales, creo que eso es lo más cercano que alguna vez existirá a ser un entretenimiento verdaderamente universal, sin embargo parte de la “magia” de este particular pasatiempo es que, aunque podamos perder horas completas en ello, cada video es autocontenido, extraordinariamente corto  y carente de un hilo narrativo, lo cual lo convierte en algo muy fácil de disfrutar y abandonar rápidamente, es precisamente esto lo que convierte a La Razón de Estar Contigo en una muy mala película ya que, en esencia, la cinta puede considerarse como un video tierno de perritos que se extiende 95 minutos más de lo que debería.
En La Razón de Estar Contigo veremos la historia de un perro y su mejor amigo humano. Desde que nació, el cachorro Bailey se ha preguntado cuál es su propósito en la vida, respuesta que aparentemente encuentra al ser adoptado por Ethan. Tras una feliz vida junto a Ethan, Bailey muere pero para sorpresa del tierno cuadrúpedo se ve reencarnado en otro perro. Aun con sus dudas existenciales, Bailey deberá encontrar su razón de existir a lo largo de varias vidas perrunas y, más importante aún, reencontrarse con su amigo Ethan.
Déjenme ahorrarles tiempo y afirmarles que tienen razón, soy un pinche amargado por no disfrutar una tierna película sobre la vida de un perro, pero lo que tenemos en La Razón de Estar Contigo a duras penas puede considerarse una película. La cinta nos cuenta tres historias diferentes, cada una más aburrida y trillada que la anterior cuya única conexión es el dichoso perro y sus reencarnaciones en diferentes razas de perros a lo largo del tiempo.
La “gracia” de las diversas historias que presenta el filme es que siempre son narradas desde el punto de vista del perro, lo cual hace mediante la narración del tierno animal durante toda la película, utilizando diálogos que cumplen con su objetivo de ser tiernos y arrancar uno que otro “¡Ahhh!” del público pero que, por lo menos para mí, se volvieron tediosos y absurdamente condescendientes a los cinco minutos. De vez en cuando la trama intenta darnos situaciones más delicadas que ver a un niño jugando su tierna mascota, pero estas escenas rápidamente se hacen a un lado para volver a la más fácil y repetitiva trama del perrito.
En verdad no hay mucho que decir sobre La Razón de Estar Contigo. Tal vez sea culpa mía por esperar ver algo más que un video de YouTube sobre animales tiernos, pero en mi opinión no creo que haya ningún motivo para ver esta película ya que pueden conseguir el mismo resultado en un par de segundos en una búsqueda por internet. Voy a ser sincero con ustedes, pienso que la única razón de existir para este filme es tratar de consolar a un niño que ha perdido a su mascota y  cuyos padres intentan tranquilizar consiguiéndole un nuevo compañero canino, tratando desesperadamente de convencerlo de que su nuevo perro no es un animal diferente sino la reencarnación de su mascota anterior; es como querer convencer a un niño que Santa Claus existe a sabiendas de que todo adulto conoce la verdad: Que los que verdaderamente traen los regalos son Los Reyes Magos (¡Abran los ojos niños! ¡No se dejen engañar!) ¿La película es mala? Sí, como filme indudablemente lo es, como una distracción para los amantes de los animales resulta algo completamente inútil, cierto, pero igualmente inofensivo.

La Razón de Estar Contigo: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Perro que Salvo la Navidad (2009), Mi Papá es un Gato (2016).
No tan buena como: Mira Quién Ladra (1991), Mira Quién Habla Ahora (1993), Todos los Perros Van al Cielo (1989), Las Aventuras de Milo y Otis (1986) Esa última es muy entretenida… siempre y cuando seas capaz de ignorar los grotescos niveles de abuso animal que se dieron durante la filmación.
author image |febrero 07, 2017

 
Es ridículo pensar que TODA película debe ser amada por TODO tipo de público, después de todo un mundo donde toda la gente comparte exactamente los mismos gustos seria extraordinariamente aburrido. Lo anterior es mi sutil forma de decir que, aunque DESPRECIO apasionadamente la franquicia de Resident Evil (en el cine), entiendo perfectamente que hay quienes disfrutan de esta serie, no por nada Resident Evil: El Capítulo Final es la sexta entrega de la serie. Puede que en el cine el nombre de Resident Evil sea medianamente reconocido a lo largo de sus quince años de trayectoria, pero en mi opinión, la serie es el ejemplo más claro de una saga que desde un inicio tomo rumbo fijo de Guatemala a Guatepeor sin nunca mirar atrás.
En Resident Evil: El Capítulo Final veremos la más reciente aventura de Alice contra la malvada corporación Umbrella. Durante un largo tiempo de luchar en contra la pandemia global causada por el mortal Virus T, Alice (Milla Jovovich) se entera de que existe una forma de erradicar la plaga por completo. Para poder encontrar y propagar un antivirus, Alice deberá regresar a Raccon City, donde todo comenzó, y poner fin a los remanentes que aún existen de la corporación Umbrella para salvar lo poco que queda del mundo.
Creo que hay que dar honor a quien honor merece, en este caso a al director y guionista  Paul W. S. Anderson, ya que tener seis películas bajo el cinturón y aun así ser incapaz de desarrollar a una protagonista interesante debe requerir un nivel de incompetencia excepcional. Seis películas en una misma historia y Alice sigue siendo tan intrigante como un frasco de mayonesa vacío, usando la terriblemente “fácil” excusa de la amnesia, recurso que puede servir para dar tonos de misterio a un personaje cuando se hace de manera adecuada, pero ese no es el caso aquí. Cierto, El Capítulo Final nos da respuestas en cuanto al enigmático pasado de la protagonista, es una lástima que esas respuestas no sirvan para hacer ni remotamente más interesante a Alice y que, además de todo, parecen sacadas apresuradamente de absolutamente ningún lugar, cual mamá en domingo tratando conseguir una cartulina para la tarea de su hijo que debe entregar al  día siguiente.
Lo entiendo, tal vez el imbécil soy yo por querer ver personajes interesantes en una película de Resident Evil, después de todo el atractivo principal de la serie son las escenas de acción, o por lo menos eso estaría dispuesto a pensar de no ser que incluso en este departamento la película es un desastre. No se trata de que las escenas de acción sean extraordinariamente ridículas (porque indudablemente lo son), de hecho diría que son moderadamente entretenidas, o mejor dicho, lo serian si no fuese por la horrenda forma de editarlas. No sé si la culpa sea del propio director o el editor del filme, pero el punto es que la película parce tener miedo de mantener un solo cuadro por más de un segundo durante las escenas de acción, saltando erráticamente de un lado para otro sin ningún motivo, provocando que la acción sea una horrible masa incomprensible que no tiene ni pies ni cabeza y que, por si fuera poco, parece tratar de darnos un ataque de epilepsia, lo cual no logro conmigo pero si llego a causarme un moderado dolor de cabeza. No, no es broma, Resident Evil: El Capítulo Final es tan mala que me causo dolor físico (ya ni hablemos del emocional).
Estuve a punto de odiar por completo Resident Evil: El Capítulo Final, pero la única razón por la que no pude hacerlo (por lo menos totalmente) es que logra su cometido de atar cabos sueltos a una historia que, quiero imaginar, sí debe tener bastantes seguidores. La resolución de toda la serie puede ser torpe y acelerada, pero por lo menos puede tomarse como un final, al menos parcialmente ya que, aunque la historia principal sí llega a un desenlace, se dejan unos cuantos detalles sueltos por si alguien lo suficientemente desesperado decide seguir con esta fosa séptica de franquicia en un futuro. Lo único que convertiría a Resident Evil: El Capítulo Final en algo medianamente redimible seria si, como implica el título, esta fuese verdaderamente la última entrega de esta franquicia, por lo menos durante un largo tiempo, ya que estoy casi seguro que veremos un remake de la serie en el futuro. Por ahora solo me queda llorar y esperar ver como el mismo equipo de imbéciles decide destrozar otro de mis videojuegos favoritos cuando Paul W. S. Anderson y compañía destrocen por completo la serie de Monster Hunter (es en serio, el mismo equipo “creativo” va a encargarse de esa adaptación cinematográfica).

Resident Evil: El Capítulo Final: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Max Steel (2016) Sé que eso y nada es casi lo mismo, pero que se le va a hacer…
No tan buena como: Inframundo Guerras de Sangre (2016), El resto de películas de Resident Evil (2002 – 2012).
author image |febrero 04, 2017

 
El cine es arte, el séptimo de ellos para ser preciso, por lo menos de acuerdo a Ricotto Canudo (googlenlo) ¿Esto significa que toda película puede considerarse arte? Si me preguntan a mí, la respuesta es un rotundo “No”, es como decir que todo libro se puede considerar buena literatura. Regresando al punto inicial, un filme puede ser artístico, sí, pero eso no significa que todo filme lo sea o incluso que deba serlo, un ejemplo más que claro es xXx: Reactivado, que es todo menos una obra de arte pero aun así no carece de méritos propios.
En xXx: Reactivado veremos el regreso de Xander Cage. Tras la trágica muerte de su mentor y amigo, el agente secreto Xander Cage (Vin Diesel) es forzado a regresar a la acción y detener a un misterioso enemigo que amenaza al mundo entero. Para llevar a cabo su misión, Xander recluta a una serie de excéntricos personajes que lo ayudaran a rastrear a los terroristas y salvar al mundo.
Primero que nada debo decir que xXx: Reactivado es una de las películas más estúpidas que he visto en mi vida (para sorpresa de absolutamente nadie). ¿Eso significa que la odiaste porque eres un pinche snob con delirios de ser un crítico de cine, verdad? Escucho decir a las voces en mi cabeza, a lo cual debo responder dos cosas: 1.- Se equivocan y 2.- Cállense o las apuñalo con un hisopo. Es cierto, en el pasado he criticado muy duramente a otras cintas que igualmente he tachado de “estúpidas”, la pequeña gran diferencia aquí es el tono de la película. xXx: Reactivado no pretende darnos una historia memorable o personajes interesantes, su primer y única intención es brindarnos extravagantes escenas de acción, escenas cuya única razón de existir es ser ridículas, sí, pero extraordinariamente divertidas al mismo tiempo, mandando todo lo demás al diablo como la lógica, el sentido común o las reglas de la física.
Me gustaría poder criticar a los personajes pero prácticamente no existe tal cosa en esta película. Cada “personaje” parece sacado directamente de algún molde de figura de acción cuya profundidad empieza y termina en una sola característica, algo que no se debe confundir con personalidad, lo cual sería bastante malo pero, de nuevo, la gran abundancia de “personajes” no es más que una excusa para tener más figuras en las vastas escenas de acción. Los protagonistas parecen sacados de alguna caricatura ochentera, más de una cayendo en estereotipos, como un asiático que por supuesto que es experto en artes marciales y esa es su única característica memorable. Este sentimiento de “caricatura” se extiende a la misma trama que es tan mundana, simplona y no ofrece absolutamente nada nuevo, pero tampoco intenta hacerlo.
Como ya dije, el tono de una película es muy importante y xXx: Reactivado hace un trabajo muy bueno con ello. xXx sabe perfectamente que su premisa es trillada, su historia aburrida y sus personajes inexistentes, sabe que todos estos elementos nos darían un muy mala película, lo cual compensa con escenas de acción extraordinariamente ridículas pero de igual forma increíblemente entretenidas. xXx: Reactivado sabe que es una película tonta, pero en lugar de avergonzarse de ello se vanagloria en su propia estupidez, preocupándose solamente en divertirnos sin importar el cómo o el por qué, algo que hace bastante bien. xXx: Reactivado es como una noche de borrachera con los amigos: No es algo particularmente productivo, está llena de tonterías e incluso es posible que sientas algún tipo de cruda moral al día siguiente por haberlo disfrutado tanto, pero la experiencia es entretenida mientras dura y la diversión sin miramientos o pretensiones no está mal de vez en cuando.

xXx: Reactivado: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Especialista: La Resurrección (2016), xXx (2002) xXx 2: Estado de Emergencia (2005).
No tan buena como: Rápidos y Furiosos 7 (2015).
author image |febrero 02, 2017
Hola gente, no recuerdo cuando fue la última vez que publique algo en este olvidado blog, pero aun así no puedo pasar por alto el octavo aniversario de este proyecto que inicio con el único objetivo de dar una verdadera libertad editorial a todos los que quisieran escribir y no "auto-censurarnos" por quedar bien con una u otra persona "importante" dentro del medio de la historieta nacional.

Hay que aceptar que estos últimos tres o cuatro años han sido difíciles para el blog porque las personas que iniciamos esta aventura, en la gran mayoría de los casos tuvieron que abandonar el proyecto por diversas razones que son completamente válidas.

En mi caso creo que no les he dado lo suficiente estos últimos años, tengo en el tintero varias cosas que quiero compartir con ustedes, pero tomar la falta de tiempo como excusa se me hace algo muy trillado y a estas alturas creo que en lugar de escribir cuartillas de excusas lo mejor es tomar manos a la obra y poco a poco darle el giro que este longevo blog merece.

Si este blog sigue vivo y me convence de que no debe ser cerrado sino que debe dar ese salto que les comento, es gente como Erre Erregon y Dark Volverine que con su constancia, al menos a mí, han demostrado que este sitio aún tiene muchas cosas que contar, pero falta organizar las cosas para que comicorp explote todo su potencial.

Ocho años en el que tanto los lectores como colaboradores que toman parte de su tiempo para escribir y compartir algo en el sitio merecen celebrar porque de no ser por ellos este sitio no sería lo que es hoy en día.

Una vez hecha esta retrospectiva, lo importante es ver para adelante, con fecha de 2 de febrero de 2017 COMICORP comienza un proceso de transformación rumbo a su décimo aniversario, llego la hora de llevar todas esas ideas a la práctica y llevar este sitio al lugar que merece.

Gente, si leyeron toda esta retrospectiva existencial, de parte de todo el staff que conforma comicorp les queremos dar las gracias de la siguiente manera. El primer comentario, ya sea de Facebook o Blogger se va a llevar de regalo el TPB de Batman Rebirth,

obvio dejen su correo electrónico para ponernos en contacto y enviárselos a donde vivan (el envío corre por nuestra cuenta.)

De nueva cuenta gracias y este octavo aniversario es el inicio del giro que comicorp necesita.
comicorp | This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.