El legítimo orden comiqueril

NOTICIAS
author image |octubre 31, 2017

 
En lo personal me gusta ser sorprendido cuando voy al cine, y no me refiero precisamente a que me salten o me manoseen en la oscuridad, de lo que hablo es que me gusta cuando una película juega con mis expectativas, cuando una producción me promete un tipo de experiencia y termina dándome algo diferente a lo esperado PERO también estoy consciente de que no todo el mundo comparte mi opinión. Por lo general, si estas esperando algo de una película y, como dicen por ahí, “te cambian la jugada”, por muy agradable que resulte la sorpresa no dejas de sentirte un tanto engañado, como me imagino será el caso para muchos al ver Feliz Día de tu Muerte, una película que promete ser una cinta de horror, y lo es, pero que el hecho de que también se trate de una comedia confundirá a más de uno.
En Feliz Día de tu Muerte veremos a una chica atrapada en una misteriosa situación que la hace vivir el mismo día una y otra vez. Theresa (Jessica Rothe) es una estudiante universitaria que despierta en un dormitorio ajeno después de una noche de parranda, lo cual la hace empezar el día de su cumpleaños con una fuerte resaca. Mientras se dirige a otra fiesta durante la noche, Theresa es atacada y asesinada por un misterioso psicópata, pero en lugar de morir, la confundida chica despierta una vez más en el dormitorio del que salió por la mañana de ese mismo día. Asustada y sin ninguna idea de que es lo que le sucede, Theresa  deberá descubrir la identidad de su acecino y evitar su propia muerte o se verá obligada a experimentar su traumática muerte una y otra vez.
Básicamente Feliz Día de tu Muerte es Hechizo del Tiempo (Groundhog Day) con un giro hacia película de terror “slasher”, eso suena muy interesante para mi gusto, no solo porque amo la ciencia ficción que involucra viajar en el tiempo, sino que esta premisa, específicamente la de estar atrapado viviendo el mismo día indefinidamente, aunque no es una idea del todo nueva, aún tiene mucho potencial y el uso de esta premisa en una historia de horror es bastante original.
Debo decir que el tipo de horror que se utiliza no es precisamente de mi gusto. Ya se saben la rutina: Algo se mueve al fondo mientras que la banda sonora nos hace brincar con un ruido fuerte, nada realmente nuevo. Aunque el tan socorrido “jump scare” me resulta bastante fastidioso después de un rato, por lo menos la película mantiene mi atención gracias a una serie de asesinatos que, aunque no demasiado gráficos o espeluznantes, se salen con la suya y logran ser entretenidos y, para mi sorpresa, en más de una ocasión hasta graciosos.
El tono del filme puede llegar a ser muy dispar, dándonos una situación sacada de películas como Scream sólo para saltar a la siguiente escena que parece sacada de una comedia de adolecentes como American Pie o algo así, combinación de géneros que no terminan de mezclarse muy bien que digamos en esta película, ya que con el salto tan abrupto de tonos tenemos como resultado escenas de horror que no son del todo aterradoras y escenarios cómicos que no son del todo graciosos. Tal vez lo anterior suene demasiado raro, pero debo de admirar el esfuerzo de la producción por tratar de ezclar dos generos tan diferentes uno del otro, y aunque no se logran complementar del todo, por lo menos la ejecución resulta entretenida.
¿Saben que le hizo falta a esta película para ser algo sobresaliente? Sam Raimi. Suena extraño, pero Feliz Día de tu Muerte es el tipo de horror/comedia que parece haber salido de la mente del guionista y director de producciones como Evil Dead (El Despertar del Diablo) o Army of Darkness (El Ejército de las Tinieblas) y es un poquito de esta excentricidad lo que le hace falta a Feliz Día de tu Muerte. Como ya dije, ni el horror ni la comedia terminan de encajar del todo, pero aun con esto la cinta logra ser entretenida por su propia cuenta. Creo que si ajustan adecuadamente sus expectativas, es decir, que si tienen en mente que es una película de comedia y terror y no solamente de horror, Feliz Día de tu Muerte resulta una experiencia moderadamente entretenida. Tal vez no se convierta en un clásico, pero debo decir que aun con sus fallas la disfruté un poco más de lo que estoy dispuesto a reconocer.

Feliz Día de tu Muerte: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Diabólica Tentación (2009).
No tan buena como: Arrástrame a Infierno (2009).
author image |octubre 31, 2017

 
Hasta cuando mete la pata Pixar sigue siendo el mejor en cuanto animación por computadora se refiere. Antes de que me linchen, no, no estoy diciendo que Coco sea un mal paso por parte de Pixar, al contrario, esta película se suma al impresionante repertorio de aciertos por parte de esta compañía de animación, lo único que trato de expresar es que el hecho de que Coco sea una muy buena película es tan sorprendente e inesperado como decir que el agua es húmeda.
En Coco veremos la increíble aventura de un niño en el reino de los muertos. Miguel es un niño que tiene el sueño de convertirse en un gran músico, algo que, debido a un turbio pasado, es visto con malos ojos por su familia. Desesperado por probar su talento como artista, Miguel trata de usar una guitarra que perteneció al famoso cantante Ernesto de la Cruz, lo cual será el primer paso en una gran aventura que lo lleva al reino de los muertos, lugar donde se encontrará con sus familiares difuntos. Con la conexión entre el mundo de los vivos y los muertos debilitándose mientras que el día de muertos llega a su fin, Miguel deberá encontrar una manera de regresar a su mundo y convertirse en un músico famoso.
Tal vez sea demasiado obvio, pero evidentemente el atractivo visual más sobresaliente de Coco es su uso de la estética y tradiciones meramente mexicanas. Tal vez haya a quien le moleste esta imagen un tanto estereotipada del pequeño pueblo rural mexicano, pero lo que sea de cada quien, esta imagen se siente más como un homenaje a este tipo de escenarios y no una burla o parodia del mismo, dándonos varias situaciones que no dejan de sentirse muy familiares y graciosas, como la abuela que le da mucho de comer a su nieto o el terror que provoca en el corazón de todo mexicano una chancla arrojada por una figura materna. Estos escenarios de folclor mexicano se extienden también en su interpretación del mundo de los muertos, un escenario divertido y con estética sacada de la época de oro del cine mexicano que, unido al colorido característico de las festividades de día de muertos, nos dan un trasfondo muy agradable a la vista.
No sé enojen conmigo por decirlo, pero la historia no es demasiado original que digamos, siendo la típica aventura de un joven en un mundo fantástico y desconocido, pero eso sí, lo colorido del escenario, junto con un reparto de personajes entrañables y una serie de situaciones divertidas hacen que uno pueda pasar por alto la no muy original historia, y de nuevo, no estoy diciendo que la trama sea mala, solo digo que no es demasiado innovadora (solo quiero que eso queda claro para evitar que alguien me mate mientras duermo). Hay algo que si empieza a darme mala espina, desafortunadamente hablar de ese “algo” arruinaría un giro importante de la historia, pero sin dar demasiados detalles, es un giro que empieza a volverse un tanto común en películas de Disney, uno que empezó como una subversión a las expectativas del espectador pero que, irónicamente, entre más se utiliza en este tipo de historias, más se corre el riesgo que este tipo de revelaciones argumentales se conviertan en un cliché en sí mismo.
Las únicas “quejas” que tengo con Coco (si es que se les puede llamar así), es el uso que se hace de ciertas personalidades bastante icónicas en el ámbito nacional, como por ejemplo el hecho de que personajes famosos de la vida real como Frida Kahlo aparezcan en la película como personajes secundarios, lo cual no creo que tenga nada de malo y hecho ayuda a cimentar aún más firmemente la identidad mexicana de la historia PERO, y aunque no soy precisamente fan de la santa patrona de las “únicas y diferentes”, sí me preocupa un poco  que esto sea el primer paso para convertir la identidad e historia de nuestro país en un producto más que tengamos que comprar en una tienda de Disney.
Tal vez sea un poco triste que una compañía extranjera sea la que tenga que darnos una película de animación con un distintivo sabor a México, pero por otro lado el hecho de que esa compañía sea Pixar, debatiblemente la mejor en su ramo, es algo de lo que no puedo quejarme, ya que se utiliza esta identidad del día de muertos de manera respetuosa y elegante. No voy a mentir, a pesar de que sueno demasiado duro con esta película, debo reconocer que es sorprendente en muchos sentidos y definitivamente es de las mejores del año ¿Para qué negarlo? Coco es divertida y muy conmovedora, pero no, el final no me hizo llorar, lo que pasa es que se me metió una basurita al ojo y por eso estaba lagrimeando, esa es mi historia y me apegaré a ella. Dejando las bromas a un lado Coco es una excelente película que no se pueden perder.

Coco: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Un Gran Dinosaurio (2015), Buscando a Dory (2016), Cars 3 (2017).
No tan buena: Intensa Mente (2015), El Libro de la Vida (2014).
Esa última no es de Pixar, pero el hecho de que ambas sean historias sobre el día de muertos hace que la comparación sea inevitable, pero no se confundan, Coco NO es una copia de El Libro de la Vida como en un principio creí que sería, amabas son cintas muy diferentes y mi predilección por El Libro de la Vida es más que nada porque se inclina mucho más hacia la comedia.
author image |octubre 31, 2017

 
Entiendo el querer copiar la fórmula de una película exitosa; para empezar resulta más fácil que crear un concepto original, pero aun cuando es un “simple” trabajo de “copiar y pegar”, lo que no entiendo es para que esforzarse incluso en algo tan aparentemente sencillo si no se va a aportar absolutamente nada nuevo, o peor aún, lo que se está copiando es implementado de manera torpe, como es el caso de 60 Minutos para Morir, que no es más que una mala copia de la serie Saw… y no tengo mucho más que decir al respecto…
En 60 Minutos para Morir veremos a un grupo de amigos atrapados por un asesino desalmado. Para celebrar su cumpleaños, Tyler (Evan Williams) y sus amigos deciden ir a una atracción conocida como “escape del cuarto”, algo remotamente similar a una casa embrujada donde los participantes se ven encerrados en uno o varios cuartos y deben resolver varios acertijos para salir. Lo que Tyler y compañía no saben es que esta particular experiencia es manejada por un psicópata que los hará enfrentarse a crueles y dolorosas torturas, por lo que el grupo de amigos deberán trabajar en equipo y resolver todos los acertijos para poder escapar a tiempo.
No estaba bromeando, fuera de describir esta película como una copia barata de Saw no hay mucho más que agregar. Solo hay dos tipos de personajes, los que son odiosos o los que son aburridos, la historia es prácticamente inexistente, los acertijos son absurdamente crípticos, las trampas mortales, debatiblemente el elemento más importante en una cinta de este tipo, son poco imaginativas y nada memorables, el final es la definición misma de “anticlimático” y para terminar con este desastre de producción, el misterio del asesino no se resuelve en lo más mínimo, con esto matando lo único que tal vez pudo tener de interesante esta cinta. Si son fans de películas como Saw o Hostal, 60 Minutos para Morir no les dará nada que no hayan visto antes mejor ejecutado en esas cintas, es más, me atrevo a decir que sin importar lo mala que llegue a ser la siguiente entrega de Saw que está próxima a estrenarse, estoy casi seguro que será mejor que 60 Minutos para Morir.

60 Minutos para Morir: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Terror Profundo (2017).
No tan buena como: Toda la serie de Saw (2004 – 2017), la cual 60 Minutos para Morir plagia descaradamente.
author image |octubre 29, 2017

 
Ya antes me han dicho que soy muy exigente a la hora de criticar una película y aunque estoy dispuesto a conceder que tal vez, sólo talvez esa acusación sea correcta, tampoco es como si esperara que toda película que veo sea una joya del cine. Estoy consciente que todo tipo de público tiene el derecho de ver cualquier tipo de película que se le dé la gana en el cine y disfrutarla a pesar de lo que cualquier otra persona diga, pero hay casos como el de Asesino: Misión Venganza que me cuestan trabajo  entender. Puedo disfrutar de una película de acción simple pero entretenida igual que cualquiera, pero Asesino: Misión Venganza es tan genérica y olvidable que no creo que tenga una verdadera razón para existir.
En Asesino: Misión Venganza veremos a un joven unirse a una organización secreta dedicada a luchar contra terroristas. Después de perder a su prometida en un violento ataque terrorista, Mitch Rapp (Dylan O´Brien) se ha obsesionado con acabar con la organización responsable del ataque, logrando incluso infiltrarse en la misma y atacarla desde dentro. La gran dedicación de Mitch capta la atención las fuerzas especiales estadounidenses, ofreciéndole trabajar para los Estados Unidos poniendo sus vastos recursos antiterroristas a su disposición. El arduo entrenamiento de Mitch se verá interrumpido cuando un peligroso criminal logra conseguir un arma nuclear que podría poner en riesgo al mundo entero. Ahora Mitch, listo o no, deberá enfrentar su más grande reto en su recién adquirida vida como operático antiterrorismo.
Creo que un problema de Asesino: Misión Venganza es lo genérico y aburrido que resulta el protagonista, algo que aplica tanto al actor que lo interpreta como al personaje mismo. Creo que el protagonista de acción genérico está diseñado para apelar al tipo de niño rata que disfruta videojuegos igualmente genéricos como Call of Duty o madres por el estilo, dando un personaje lo suficientemente hueco como para que el espectador pueda proyectarse lo suficiente y “ponerse en los zapatos” del protagonista, lo cual creo que pude resultar entretenido en un videojuego, pero en una película, cuando esto se implementa de manera torpe, nos da como resultado un protagonista aburrido y sin ningún chiste, como es el caso en este filme.
La historia es, sin darle muchas vueltas y sin revelar demasiado, genérica. La trama de la bomba nuclear que amenaza el mundo me parece la más sobreexplotada en una película de acción, algo que se pone en el guion de un filme cuando de verdad no se tiene ni el más mínimo gramo de creatividad, esto sumado a otro pequeño giro de la trama que igualmente se ha visto miles de veces en un millar de cintas de acción, hacen que Asesino: Misión Venganza no tenga absolutamente nada nuevo o interesante que ofrecer.
Puede que sea mero gusto personal, pero si he de decir algo bueno sobre esta película ese algo es sin duda Michael Keaton, que a pesar de ser un personaje secundario, su presencia en pantalla siempre es entretenida, aunque de nuevo, esta apreciación puede que se deba a mi gusto personal ante este actor y todo su trabajo, pero eso sí, por buena que sea su participación, Michael Keaton no logra salvar de la mediocridad a esta producción.
Estaba dispuesto a tachar a Asesino: Misión Venganza como una de esas películas de acción que no son realmente buenas pero tampoco son malas, son simplemente genéricas, una inofensiva y un tanto aburrida pérdida de tiempo PERO al llegar el último acto de la película, toda la producción se va en picada al territorio de ridículamente mala. Dar demasiados detalles seria arruinar las disque sorpresas, pero basta decir que el desenlace es completamente trillado, apresurado, anticlimático y bastante, bastante estúpido, todo al mismo tiempo. Es cierto que he visto cosas peores, incluso cuando hablamos de películas de acción de mediano presupuesto, pero aun así no puedo encontrar ninguna razón válida como para recomendar ver Asesino: Misión Venganza, a la cual yo le cambiaría el nombre a Película de Balazos: Título Genérico.

Asesino: Misión Venganza: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Especialista: Resurrección (2016)
No tan buena como: Vigilante Nocturno (2017), Atómica (2017),  John Wick 2: Un Buen Día para Matar (2017).
author image |octubre 29, 2017

 
En teoría, de entre todos los géneros posibles en el cine, las películas de desastre son las más “fáciles” de ejecutar… en teoría. Lo principal en una producción de este tipo son los efectos especiales y la forma en que se usan para mostrarnos sorprendentes (y absurdas) escenas de destrucción a gran escala, todo lo demás, actores, desarrollo de personajes, historia, etcétera, son elementos mucho menos importantes, un mero extra del platillo principal. Todo lo anterior solo hace que mi fascinación por Geo-Tormenta crezca aún más, ya que a pesar de tener una formula imposible de arruinar, la película termina haciendo un poco de todo, pero TODO lo hace mal.
Bla bla bla, satélite que controla el clima, bla bla bla, gran desastre natural a gran escala, bla bla bla, el misterio menos interesante y más obvio en una película de desastre que he visto en mi diva, bla bla bla, solo un hombre puede detener la catástrofe a tiempo ¿Muy escueta y estúpida esa supuesta sinopsis? Bueno, creo que esos calificativos le quedan perfectos a esta producción: Escueta y estúpida.
Una cosa es que no tengas que profundizar en los personajes de una película de desastre pero otra muy diferente es que los tengas que escribir con la mayor cantidad de clichés que te puedas imaginar. El personaje principal es el típico macho alfa que además es un brillante científico (porque “que se chingue la lógica”), que tiene una hija cuya relación no tiene ninguna importancia para la trama, además de tener una rivalidad con su propio hermano que no hace nada más que alargar la película con un dilema aburrido y sin sentido que, de nuevo, no agrega absolutamente nada de interés a la película, de hecho lo único que esto logra es atrasar la función de “juegos artificiales” que representan las escenas de desastre, lo cual es el principal motivo para ver esta película, no sus estúpidamente dibujados personajes.
Para seguir con la larga lista de incompetencia, la historia logra darnos dos giros a la trama relacionados directamente uno con el otro y aun así, aunque sea por motivos diferentes, estos giros son patéticos en su ejecución. Por un lado el villano principal es el típico político corrupto que plaga siempre SIEMPRE a cualquiera de estas películas, lo peor del caso es que se pretende mantener en secreto su estatus como villano cuando en realidad es tan obvio como que la tierra es redonda. El otro giro es completamente lo contrario, pero no por ello menos estúpido, dándonos un achichicle del villano principal sacado de absolutamente ningún lado, lo cual no se siente como una verdadera sorpresa sino como un agregado de último segundo (ni siquiera de último minuto) para tapar torpemente un agujero argumental inmenso, lo cual se siente como querer tratar una decapitación con un curita y agua oxigenada.
Pero lo importante aquí es ¿Qué tal las escenas de desastre? Son buenas, supongo, pero nada que no hayamos visto antes ejecutadas de mucha mejor manera. Para acabar de chingarla todavía más, estas escenas son muy cortas y comienzan a darse casi en los últimos quince o veinte minutos de la película, lo cual es demasiado tarde como para redimir lo que hasta ese punto es una absurda y aburrida bola de clichés con la misma creatividad que se puede encontrar en una piedra bajo el sol. Las escenas de desastre son entretenidas, eso no pienso negarlo, pero a lo mucho conforman el 10% de la película y no hacen que valga la pena soportar el 90% restante.
La única manera en que podría recomendar ve Geo-Tormenta es si en verdad nunca han visto ninguna otra película sobre desastres naturales en su vida, y de hecho ni siquiera esta hipotética recomendación sería realmente valida, creo que preferiría recomendar cualquier otra cosa antes que ver esta basura. Hay algo que debo reconocerle a esta producción, logro hacer algo que hasta ahora pensé que sería imposible: Después de ver Geo-Tormenta ahora soy todavía MÁS estúpido. No vean esto no en copia pirata, son dos horas completamente desperdiciadas de su vida que nunca podrán recuperar.

Geo-Tormenta: 0/5. Ofensivamente Mala.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Transformers: El Último Caballero (2017).
No tan buena como: Cualquier otra película de desastre que se puedan imaginar.
author image |octubre 25, 2017

 
En ocasiones un remake cinematográfico, aun cuando se trata de uno malo, logra despertar interés en la cinta original, aun cuando sea por simple morbo; otras tantas veces lo único que la reinterpretación de una película logra es querer alejarte tanto de una producción como te sea posible, de la nueva como la vieja versión por igual, como ocurre con Línea Mortal: Al Límite, un remake de una película de los 90´s que no he visto y que después de soportar esta versión del 2017 no tengo el más mínimo interés en ver.
En Línea Mortal: Al Límite veremos a un grupo de jóvenes investigando lo que se conoce como experiencias después de la muerte. Courtney (Ellen Page) es una brillante y prometedora estudiante de medicina. Debido a su mente inquisitiva y sus habilidades médicas, Courtney decide comenzar una investigación sobre los procesos químicos por los que pasa el cerebro después de morir, experimento que pone en alto riesgo su vida. Con la ayuda de otros estudiantes de medicina, Courtney logra tener una experiencia cercana a la muerte que como con secuencia parece haber aumentado sus capacidades cognitivas enormemente, sin embargo, el experimento pudo haber desatado algo más siniestro que atormentara a Cortney y sus compañeros.
La simple premisa de Línea Mortal suena muy interesante, por lo menos para mí, y aunque el inicio de la película se ve bastante prometedor, toda la producción se desploma bajo el peso de buenas ideas mal ejecutadas. La cinta en un principio pretende ser una película de suspenso con unos cuantos toques de drama, hasta aquí todo bien, pero todo lo que plantea parce desecharse para darnos la menos espeluznante película de terror que puedan imaginar. La cinta es sumamente repetitiva, por ejemplo (y tal vez esto cuente como spoiler), el experimento ya mencionado se lleva a cabo varias veces en diferentes personajes, lo cual funciona en teoría para darnos diferentes perspectivas de un mismo evento PERO ¿De verdad es necesario ver la misma escena una y otra y otra y otra vez con diferentes personajes? Peor aún, cada vez que se repiten estas escenas la película quiere que las tomemos con la misma seriedad y emoción, pero lo siento, puede que sea emocionante la primera vez, quizá hasta la segunda, pero de la tercera en adelante siento que solo me están haciendo perder mí tiempo.
Las supuestas escenas de terror son sumamente desperdiciadas. Estas escenas se arruinan así mismas siguiendo el patrón de toda mala película de horror: cuando la música “tétrica” se detiene por completo, esperen escuchar un ruido fuerte que, supuestamente los hará saltar del asiento, lo cual tal vez sería el caso sino fuese porque todo “susto” se basa en este recurso barato del “jump scare” mal ejecutado.  Esto también cuenta como spoiler, supongo, pero siendo realista no estoy arruinando nada que la película no eche a perder por si misma: Los personajes comienzan a tener visiones y por dos segundos la cinta parece querer plantearnos la incógnita de si estas alucinaciones son parte de un desequilibrio mental o una fuerza misteriosa del más allá… lo cual la película contesta casi inmediatamente y nos confirma cuál de esas dos opciones es la respuesta correcta, con lo que el filme termita por destruir el poco misterio que la trama pudiese haber alcanzado y con ello matando el poco interés que me quedaba por esta historia.
Creo que en algún momento la producción pudo resultar en algo verdaderamente interesante, los rastros de esto se encuentran ahí, pero en el justo momento en que el filme decide convertirse en una película de terror más del montón, Línea Mortal se convierte en un desastre repetitivo y aburrido. Como drama medico falla, como historia de suspenso falla y como película de terror falla todavía más. No sé si este sea uno de esos casos de “el que mucho abarca poco aprieta”, pero lo que sí es seguro es que Línea Mortal: Al Límite es una mala película. Como dije, hay algunos elementos rescatables pero en general las fallas sobrepasan por mucho a los aciertos.

Línea Mortal: Al Límite: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: La Novia (2017) También conocida (por mi) como la peor película de terror del año.
No tan buena como: Lucy (2014) Sin Límite (2011) Que no son de terror, pero tratan de temas similares en cuanto al potencial inexplorado del cerebro humano.
author image |octubre 19, 2017

 
Desde ahorita me voy a poner el saco antes de que me lo pongan: Soy un pinche hipócrita. Sí, lo he dicho hasta el cansancio, quiero ver una mejor calidad en el cine mexicano, y aunque pienso que la industria va en ese lento, leeeeeeeento camino, a veces me siento aliviado de regresar a mi zona de confort, a ese cine nacional aburrido y patético que tanto desprecio y que justifica mi odio por el cine nacional, siendo Cómo Cortar a tu Patán la más reciente película que se suma a la larga lista de basura cinematográfica nacional contemporánea.
En Cómo Cortar a tu Patán veremos las aventuras de una chica especialista en terminar relaciones amorosas toxicas. Amanda (Mariana Treviño) es una “psicóloga” que se especializa en relaciones de pareja, no tanto en arreglar dichas relaciones sino en terminar con ellas. Amanda es muy exitosa en su negocio pero su más grande reto es ayudar a su propia hermana Natalia (Camila Sodi), quien parece escoger solo a patán tras patán como pareja amorosa. Ahora Amanda, con ayuda de un amigo de su hermana, tratara de evitar que Natalia termine en una relación destinada al fracaso que podría arruinarle la vida por completo.
¿Si quiera tiene caso hablar de la trama? Es comedia romántica, peor aún, comedia romántica mexicana. Es cierto que no soy fan de este género sin importar la nacionalidad de la producción, pero francamente esta fórmula me parece la más sobreexplotada en el cine, por lo que sigo pensando que si ya has visto una comedia romántica (cualquiera que sea) ya las has visto todas y Cómo Cortar a tu Patán no hace absolutamente nada por hacerme cambiar de opinión. La primera mitad de la película nos da la ilusión de tener por lo menos un leve indicio de originalidad, pero al llegar a la segunda mitad la historia se vuelve completamente predecible.
No tengo nada en contra de Mariana Trevillo, de hecho me atrevería a decir que es uno de los elementos que podrían ser rescatables, pero su rutina de chica sarcástica y mamona no resulta tan graciosa después de un par de minutos. Eso sí, por lo menos el personaje cuenta con un arco de personaje, uno muy obvio que se deja ver a kilómetros de distancia, pero por lo menos hay un crecimiento en la protagonista, algo que muchas otras comedias románticas nunca logran.
Mucho del “humor” finge burlarse de la cultura hípster o mamadas estilo “New Age”, pero lo único que se hace es mostrarnos estos elementos sin comentar nada sobre su ridiculez. No me malentiendan, es cierto que la onda hípster es un chiste que prácticamente se cuenta solo y la onda cristales, chakras y estupideces por el estilo me son tan gratas como el cáncer testicular, pero la película nunca aprovecha la oportunidad de satirizar estas cosas, limitándose a hacer una muy leve mofa a estos elementos, lo cual se siente como un desperdicio de potencial.
A pesar de todo, y esto es lo más cercano a un alago para esta producción de mi parte, no odie Cómo Cortar a tu Patán. Se ve que el filme tiene buenas intenciones y por lo menos no se deja sentir tan pretenciosa como otras tantas películas similares, pero la comedia poco o nada hace reír y la historia es el típico “copy + paste” de comedia romántica que no ofrece ninguna sorpresa. No puedo decir que Cómo Cortar a y tu Patán sea la peor mierda que haya visto, hay cosas mucho, mucho peores que esto, pero definitivamente es basura a final de cuentas. Supongo que si son fans de Mariana Trevillo podrán encontrarle algo de gusto a esta cinta, pero si ese no es el caso mi recomendación es mantenerse tan alejado de esta película como sea humanamente posible.

Cómo Cortar a tu Patán: 1/5. Mala
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Que Pena tu Vida (2016), No Manches Frida (2016), El Que Busca Encuentra (2017).
No tan buena como: Treintona Soltera y Fantástica (2016), Hazlo Cómo Hombre (2017), Me Gusta Pero Me Asusta (2017)
author image |octubre 19, 2017

 
No puedo llamarme fan del personaje, a lo mucho llegue a leer uno que otro de sus comics en alguna sala de espera cuando era niño, pero aun sin saber mucho sobre él es indudable que Condorito ha alcanzado una gran importancia en el mundo de la historieta dentro y fuera de Latinoamérica, no por nada lleva una trayectoria de más de cincuenta años. Aunque no me sentía particularmente emocionado por ver que a Condorito dar el salto a la pantalla grande, sí me alegra que el personaje pueda llegar a un público más amplio gracias Condorito La Película, cinta que no dejará a nadie con la boca abierta pero por lo menos da un buen rato a toda la familia.
En Condorito La Película veremos las aventuras de este icónico personaje chileno. A pesar de ser todo un héroe local querido por todo el pueblo y en una relación amorosa con la adorable Yayita, Condorito es incapaz de llevarse bien con su suegra, Doña Tremebunda Vinagre. Viendo a su suegra como un obstáculo en su relación, Condorito decide hacer un trato con una raza alienígena para deshacerse de Doña Tremebunda, algo que, sin saberlo, pondrá en riesgo a todo el planeta Tierra. Muy a su pesar, Condorito deberá enmendar su error y tratar de salvar a su suegra para salvar el mundo y de paso reconquistar a Yayita.
Debo reconocer que la historia en Condorito La Película, por lo menos en un sentido general, resulta muy trillada y poco interesante, por suerte, aunque en ocasiones parezca querer darnos una “aventura épica”, la historia es una mera excusa para colocar a los personajes en situaciones inverosímiles para hacer reír al público, y en ese sentido el filme hace un buen trabajo.
La comedia es divertida, aunque no toda broma funciona de la misma manera. Muchos de los chistes son predecibles y por ello aburridos, por suerte, y aunque suene muy contradictorio, muchos de los gags visuales resultan espontáneos y bastante graciosos, incluso dándonos uno que otro chiste más “subido de tono” de vez en cuando que hará reír al público adulto (o a un niño precoz muy observador). Y para aquellos con la duda y que tengan el más mínimo conocimiento de la tira cómica, debo decirles que sí, sí hay por lo menos un chiste de “¡Plop!”, uno de los elementos más icónicos del personaje y que por suerte no se sobre explota en el filme, algo que es divertido en un comic humorístico pero que resultaría un tanto fastidioso en una película.
Visualmente la película no es extraordinaria pero resulta lo suficientemente buena. No es la única cinta de animación en hacer esto, pero mucho de los escenarios se sienten bastante amplios y al mismo tiempo vacíos, teniendo a solo unos cuantos personajes interactuando en un entorno que se siente muy grande para apenas un puñado de personajes. Hay algo que sí me resulta bastante grato en cuanto a la animación, me refiero al diseño de los personajes, los cuales a pesar de haber salido directamente de las páginas de un comic, logran trasladarse bastante bien al medio de la animación por computadora en 3D, manteniendo su icónico aspecto visual completamente intacto.
Lo dije desde el principio, no soy fan del personaje y es precisamente por esto que tal vez no pueda disfrutar de Condorito La Película de la misma forma en que lo haría un seguidor del comic, pero aun con esto la cinta me resulto entretenida. Sinceramente espero que Condorito La Película logre despertar el interés en este personaje, ya que la producción resulta divertida tanto para propios como extraños. Sé que es un cliché dentro de la publicidad a la hora de hablar de una película pero la frase “diversión para toda la familia” le viene como anillo al dedo a esta película. Puede no ser impresionante pero Condorito La Película logra su objetivo de entretener a cualquiera.

Condorito La Película: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Los Pitufos en la Aldea Perdida (2017)
No tan buena como: Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Locuaz (2014)
author image |octubre 17, 2017

 
No es ningún secreto mi desdén por los remakes de películas clásicas y aunque no sea al mismo nivel, las secuelas cinematográficas también me dan “mala espina”, ya que casi siempre su objetivo es colgarse de la fama de la obra original, no porque tengan algo nuevo o interesante que decir, sino por el reconocimiento de la propiedad intelectual y los fans (por muchos o pocos que sean) aseguran que la producción ya tendrá un público cautivo incluso antes de que el filme en cuestión salga a la luz. El caso de Blade Runner es especialmente delicado en mi opinión ¿Cómo continuas lo que bien se puede considerar una obra maestra? ¿Cómo retomas un mundo tan extenso e imaginativo sin convertirte en una burda copia del material original? Blade Runner 2049 contesta estas preguntas de manera sencilla y elegante: No intentes superar o sustituir la obra original (tareas prácticamente imposibles), en lugar de ello la complementa y expande lo que ya tiene en lugar de solo repetir lo ya antes visto.
En Blade Runner 2049 regresaremos a uno de los mundos más representativos del subgénero del “cyber-punk”. El agente “K” (Ryan Gosling) es una miembro especial del departamento de policía de Los Angeles, un agente conocido como un “Blade Runner”,  especialista en cazar a humanos artificiales renegados conocidos como “Replicantes”. Después de terminar con un aparente trabajo de rutina, “K” se topa con un misterio que podría involucrar a su propio pasado. Arriesgando todo lo que tiene, “K” se embarca en una investigación que bien podría cambiar no solo su vida, sino la de humanos y “replicantes” por igual.
No le voy a dar vueltas al asunto y les diré algo que, aunque no considero ni de cerca como una falla, sí puedo imaginar que será del desagrado de muchos: la película es bastante larga con casi 3 horas de duración. Lo largo del filme viene relacionado al ritmo del mismo, que en ocasiones puede ser bastante lento, pero esto es completamente intencional ya que este ritmo es necesario para adentrar al espectador en el ambiente de la cinta, uno que a pesar de ser distintivamente de ciencia ficción no deja de sentirse bastante real (hasta cierto punto). Para ser honestos hay muchas escenas que aportan muy poco a la trama o algunas que se extienden más de lo necesario, y sí, puedo imaginar que al cortar estas escenas se lograría que la historia avance con mucha más fluidez, pero esto arruinaría la atmosfera de la producción, lo cual es (debatiblemente) su elemento más sobresaliente.
La historia es similar a la original, no tanto en estructura sino en temática, siendo prácticamente un filme “noir” en un mundo futurista. 2049 retoma algunos elementos presentes en la película original y profundiza más en ellos de manera inteligente, aunque en mi opinión no tan sutil como en la primera cinta. Puede que en un principio parezca desentonar mucho con la estructura general, pero estos elementos son consistentes con el mundo de Blade Runner. Temas como la empatía y la necesidad de interacción entre seres humanos (o no precisamente “humanos”) resultan una constante en todo el filme, aunque eso sí, y de nuevo, pienso que es algo que no va a ser del agrado de muchos, a veces se siente que estás viendo la secuela de Ella más que una continuación de Blade Runner.
La cinematografía es otro punto destacable de la producción, muchas veces haciendo un juego entre luz y sombras que resulta muy atractivo a la vista, convirtiendo en ocasiones escenarios relativamente “mundanos” en todo un espectáculo. Por otro lado, hay algo que si se siente como una imitación de la primera cinta más que una continuación, me refiero a la banda sonora, la cual es adecuada pero no deja de sentirse como una copia, tal vez no mala, pero definitivamente inferior a la presente en el filme original.
Es inevitable que la pregunta se asome ¿Blade Runner 2049 es mejor que la película original? No, no lo es, pero tampoco pretende serlo. Pongámoslo así: Blade Runner es una deliciosa, deliciosa comida completa, una de las mejores que podrás probar en tu vida; Blade Runner 2049 es un delicioso postre, uno realmente exquisito. Ambos platos cumplen con su cometido de quitarte el hambre, cada uno de ellos sirve por separado PERO la experiencia más gratificante y satisfactoria resulta cuando disfrutas ambos platillos. No creo que sea necesario ver la primera cinta para disfrutar de esta secuela, 2049 se sostiene por méritos propios, pero definitivamente la combinación de ambas da como resultado una experiencia más sólida. Blade Runner 2049 es una visita obligada al cine para los amantes de la buena ciencia ficción.

Blade Runner 2049: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Ghost in the Shell (2017).
No tan buena como: Blade Runner (1982).
author image |octubre 13, 2017


Las comunicaciones estallan en el oido de Dick diciendole que estan perdiendo ante los niños de Mother ya que son demasiados.


Pero Dick solo tiene palabras de apoyo y solo puede decirles que es de vital importancia que destruyan las torres receptoras del virus Ichtys ya que la toxina de Crane aun no se encuentra lista.


Midnighter por su parte monitorea todo desde sala Intersección y observa como Red Robin y Red Hood usan su imaginación con las puertas transportadoras para acabar con los niños.


Por su parte Cullen quien decidió ayudar a su hermana llega con un emparedado de mantequilla de maní la cual parece ser el único placer mundano de Midnighter.

Mientras en el circulo Ártico, Harper despierta en una habitación con Mother a sus pies ofreciéndole una taza de chocolate caliente.


Harper solo tiene una pregunta y es ¿Donde esta Cass? pero Mother le muestra que hay cosas mas importantes por la cuales preocuparse y con un chasquido de dedos múltiples pantallas aparecen en el cuarto y las rodean, en ellas se muestran las 12 ciudades que son atacadas y como los aliados de Dick parecen estar siendo derrotados.


Mother se escuda bajo la propuesta de que el horror que ven es necesario para asi crear un mundo mejor alejado de los terrores como el que ocurrió en su pueblo natal Gardevia.


Los niños necesitan ser mejores para hacer un mundo resistente.


Mother le da su mascara a Harper invitándola a unirsele y asi aceptar la vida a la cual le fue arrebatada por Batman al no aceptarla como su protegida el día que asesinaron a su madre Miranda Row.


Entonces Mother desde su collar activa la señal para que una pista de despegue surja del piso Ártico y de ahí mismo despegan 12 naves muy veloces que parecen ser la caballería aérea que habían sospechado Dick y Midnighter.


Dick les advierte a todos sobre las naves y decide de una buena vez ponerle fin al plan de Mother pero es interrumpido por un jet que se estrella frente a el, una capsula se dispara y de esta sale Azrael quien esta decidido a cortar la cabeza de Mother.


Dick sabe quien es el gracias a lo que le contaron Red Robin y Red Hood asi que le lanza su moto de nieve la cual es partida a la mitad por la espada ardiente de Azrael pero Dick tiene otro movimiento asi que le lanza su macana la cual es atrapada por Azrael sin ningún problema.


Mother observa esa batalla desde un balcón compadeciendolos ya que cree que nunca la podrán detener, pero aun asi Sella las cámaras superiores de su base de operaciones, entonces un rayo de luz crea un derrumbe para evitar la entrada.


Mientras que en cada una de las 12 ciudades vemos como un Orphan llega para detener a los aliados de Dick.


Midnighter ve eso y decide encargarle todo a Cullen ya que tiene que ayudar, después abre una puerta que lo lleva a la planta donde se encuentra Crane quien esta bajo la guardia de Spoiler, a quien Midnighter decide mandar a Tokio como refuerzo ante la llegada de un Orphan.


Spoiler se lanza a Tokio y derrumba a Orphan quien la intenta derrotar con fuerza bruta pero Spoiler sabe que la fuerza bruta no lo es todo asi que con una llave lo somete.


De vuelta al Artico, Mother camina junto con Harper diciéndole que su vida estuvo llena de obstáculos desde cargar con su hermano hasta vivir en Gotham, pero aun todo puede remediarse.


Con una señal se abre el techo y baja una Cass atada, la cual tiene que morir bajo las manos de Harper para que por fin pueda hacer que su vida sea de ella y poder cortar lazos de unión.




CONTINUA EN BATMAN Y ROBIN ETERNAL #25


"CORTES PROFUNDOS"
author image |octubre 11, 2017

 
Así como “hasta en los perros hay razas”, pienso que hay diferentes “niveles” en cuanto a la calidad asociada a una película, más específicamente en relación al medio de distribución al que  va dirigido. No es una regla universal, pero considero que las mejores producciones van dirigidas a la pantalla grande, las que van directo a DVD o Bluray son las “menos cuidadas” (por no llamarlas malas), mientras que el streaming (cosas como Netflix, por ejemplo) se sitúa en un lugar intermedio entre las dos anteriores. Es por la generalidad anterior que a veces me sorprende cuando una película intenta “saltar de categoría” al presentarse en un medio distinto al que se tenía planeado en un principio, todo esto me viene a la mente al hablar de Vigilante Nocturno, una modesta película de acción que, pienso yo, sería mucho mejor recibida como una lanzamiento directo a DVD.
En Vigilante Nocturno veremos a un exmilitar tratando de proteger a la testigo de un crimen. Eduardo Deacon (Antonio Banderas) es un soldado que tras dejar el ejército ha tenido dificultades para encontrar un nuevo trabajo. Desesperado por su situación, Eduardo se ve obligado a tomar el puesto de guardia de seguridad nocturno en un remoto centro comercial. Por azares del destino, una niña que es perseguida por un grupo criminal busca refugio en el centro comercial. Ahora Eduardo y el resto de veladores deberán hacer todo lo posible por proteger a la niña y esperar a que las autoridades locales lleguen antes de que los criminales maten a todos dentro del centro comercial.
La comparación tal vez suene demasiado injusta, pero la mejor manera en que puedo describir Vigilante Nocturno es decir que se trata de una versión de bajo presupuesto de Duro de Matar, agregando uno que otro elemento de Mi Pobre Angelito pa´que amarre. Lo siento, pero al ver a un protagonista altamente entrenado en el uso de armas de fuego que por mera casualidad se ve atrapado en un edificio asediado por un grupo de criminales armados, no puedo dejar de pensar en el famoso John McClaine, pero sin ganas de ofender, Antonio Banderas no es ningún Bruce Willis. Banderas trata de llenar los zapatos del típico héroe de acción, y puede que logre hacerlo de manera medianamente competente, pero en lugar de usar el carisma y simpatía que lo caracterizan, Banderas interpreta a su personaje tan estoicamente como le es posible, lo cual me hace pensar que el papel fue originalmente pensado para otro actor.
La película cuenta con el mismo problema del que tanto me quejo en una cinta de acción: vemos a los personajes en diferentes situaciones peligrosas, pero si la producción no es capaz de hacer que me interese en sus personajes, si estos se salvan o no me es completamente indiferente. El reparto no resulta muy grande que digamos y aun así nunca llegamos a conocer a los personajes aparte del protagonista, lo cual evita que sienta algo cuando alguno de los personajes secundarios sale herido o muere, escenas supuestamente dramáticas que no dejan ninguna clase de impacto.
La acción es bastante simple, no mala pero tampoco algo que sea espectacular. Es en estas escenas donde se puede ver lo limitado del presupuesto, ya que no vemos coreografías demasiado elaboradas o vistosas explosiones y efectos especiales, prefiriendo usar en su mayor parte trucos de edición para mostrarnos las secuencias de acción, las cuales son lo suficientemente buenas como para ilustrar el peligro al que se enfrentan los personajes, pero que no son algo que pueda impresionar realmente al espectador.
No pienso negarlo, en mi podrido corazón siempre tendré un lugar especial para las películas de acción, sobre todo aquellas que tienen una ridícula vibra noventera, y aunque Vigilante Nocturno tiene algunos rasgos de esto, sus personajes genéricos y su historia igualmente “común” hacen que la producción no tenga nada que la haga destacar. El principal problema de esta película es que no es tan mediocre como para llamarla mala pero tampoco lo suficientemente buena como para recomendarla. Vigilante Nocturno es el tipo de película de acción que pones en el fondo mientras estás haciendo el quehacer de la casa o algo así, ya que aunque puede ser entretenida nunca demanda mucho de tu atención. No puedo decir que Vigilante Nocturno sea un mal rato, pero definitivamente es algo que no vale la pena ver en el cine.

Vigilante Nocturno: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Plan Maestro (2016).
No tan buena como: Atentado en París (2016) ¿Qué? ¿Nadie se acuerda de ninguna de esas películas? Ese es exactamente mi punto.
comicorp | This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.