Latest News

20 de enero de 2011

Leyenda Urbanas (Final)

¿LEYENDAS URBANAS EN MÉXICO?

¡Pero claro que sí! Como ya se dijo anteriormente en México también existe una gran cantidad de Leyendas Urbanas. Y es que, quién no ha oído la historia de que su escuela era antes un cementerio. De que en Kentucky Fridee Chicken, en lugar de darte piernas de pollo te dan ratas empanizadas. De la joven que destapó una lata de coca cola y encontró un dedo humano dentro. De que no debías tener Pitufos en tu habitación, porque en la noche cobraban vida y mataban a los niños.

Cuántas veces no hemos escuchado la historia de que debes de tener cuidado al salir de un antro porque podrías ser asaltado por una banda que portaba jeringas que contenían sangre infectada con sida, o ya en esos temas, del pobre tipo que se ligó a una chava en un bar, se la llevó a un hotel y cuando despertó la joven ya no estaba y en el espejo del baño encontró una leyenda que decía “Bienvenido al mundo del Sida”, Y es que si bien es cierto que nuestras ratas del tamaño de cerdos o grades daneses, no se comparan con los cocodrilos que viven en las alcantarillas de Nueva York, si les hacen una digna competencia, al igual que cualquier otra Leyenda Urbana de nuestro vecino país del norte.

Una cosa es segura, la gran mayoría de estas Leyendas Urbanas mexicanizadas tienen su origen en las originales norteamericanas, no obstante eso, las Leyendas Urbanas Mexicanas –por llamarles de un modo- reflejan mucho de nuestra idiosincrasia y de nuestras creencias como pueblo, ya que un gran número de nuestras versiones tienen ese elemento sobrenatural que nos gusta y nos atemoriza a los mexicanos, elemento que la más de las veces viene a remplazar al asesino serial tan socorrido en las versiones americanas.

Además de que son un buen ejemplo de historias creadas con base en una discriminación o xenofobia existente dentro de nuestra cultura. O que, ¿Acaso no notaron que tres de los cinco ejemplos que puse anteriormente están relacionados con marcas de empresas estadounidense?. Y es que con la ideología anti norteamericana que se tiene en México y en gran parte de Latinoamérica hace que muchas de las Leyendas Urbanas que circulan dentro de nuestros países giren en torno a empresas de origen anglosajón, buscando con ello boicotearlos o crearles mala fama de una manera por demás sutil.

Pero lejos de lo anterior, las Leyendas Urbanas Mexicanas –que por lo general se confunden con las Leyendas tradicionales, mismas que son muy distintas y tienen un origen más o menos definido- son igual de buenas que las norteamericanas, se han dispersado de la misma manera y cumplen con las mismas funciones que sus contrapartes. Lo único malo de todo esto, es que hasta la fecha, nadie se ha dado a la tarea de estudiar las Leyendas Urbanas como lo que son, un fenómeno social interesante, de ahí que la gran mayoría de nuestras versiones de Leyendas Urbanas se vayan perdiendo y cambiando con el tiempo.

EL CASO DE LA BANDA SANGRE.

Como ya se dijo anteriormente, las Leyendas Urbanas tienen como base ciertos elementos verdaderos sobre los cuales se basan para ser creadas y que sean creíbles, en el caso de la Banda Sangre, si bien es cierto que la historia es una adaptación de la Leyenda Urbana: “The Initiate”, como se dijo al principio de este reportaje, el peso y la importancia que llegó a tener dentro de medios de comunicación y en la sociedad en general se debió al clima de inseguridad que se vive, no sólo en el Distrito Federal, sino en todo el país, lo que llevó a pensar a algunos comunicadores que la amenaza era cierta.

Sí esta misma historia hubiera salido a la luz pública en otro momento menos tenso para la sociedad mexicana, muy probablemente hubiera pasado desapercibido o no se le hubiera dado tanta importancia. Y es que todas las Leyendas Urbanas –como casi todo en la vida- tienen ciclos durante los cuales pueden encontrarse en el olvido por mucho tiempo, para ser rescatadas con modificaciones que las adecuan a un momento determinado en el que las condiciones ayudan para que sea creíble y volver a desaparecer durante algún tiempo.

Por lo que se puede decir que las Leyendas Urbanas son un instrumento de control psicológico de la sociedad y que por lo tanto, es la misma sociedad la que al parecer no las dejará morir, al menos durante mucho tiempo.

LOS CINCO PUNTOS PARA DESCUBRIR UNA LEYENDA URBANA.

Los siguientes puntos tal vez te puedan ayudar para descubrir –a ti y a las autoridades-si lo que estás escuchando o leyendo es información verdadera o es una Leyenda Urbana:

• Considera la forma en que la información llegó hasta ti, si es por correo (electrónico u normal) procura ver cuántas veces ha sido reenviado.



• Las Leyendas Urbanas tiene la estructura de una novela, es decir un principio, un medio y un desenlace que por lo general tiende a ser dramático, irónico u gracioso, rayando entre lo inverosímil y lo creíble.

• Busca siempre una frase que diga que la historia le sucedió al amigo de un amigo, a un familiar o simple y sencillamente que al principio o al final de la historia encuentres alguna frase que asegure que lo que vas a leer o ya leíste es verdad.

• Trata de recordar sí has escuchado o leído la misma información que te está llegando y si la has visto o escuchado en por lo menos una versión distinta, seguramente estés leyendo una Leyenda Urbana.

• Por lo general, las Leyendas Urbanas cuentan con elementos recurrentes, cómo son: los asesinos seriales, que los muertos por lo general son jóvenes, muchas incluyen a cualquier tipo de animal, sobre todo perros que pueden ser víctimas o victimarios, de igual forma se pueden encontrar todo tipo de insectos repugnantes como arañas y ratas, y ha individuos o empresas famosos pueden tener algún pacto con el diablo o bien pueden hacer mención a algún tipo de adelanto tecnológico que pueda ser maligno.

Sí el correo que estás leyendo o la historia que estás escuchando tiene algunos –o todos- de estos elementos, entonces estás ante una Leyendas Urbana, por lo que te recomendamos que te sientes y la disfrutes, porque después de todo eso no te puede pasar a ti, ¿o sí?



La Cita

Una vez en la prepa un amigo me contó que, una noche su vecino se encontraba esperando a su novia, porque tenían una cita en la que iban a salir al cine y a cenar algo, originalmente los novios quedaron de verse a las 8 de la noche, pero el reloj marcaba las 9 y ella no aparecía.

El joven preocupado tomó el teléfono y comenzó a marcar a la casa de su novia, sin embargo, no terminó de marcar el número cuando el timbre sonó. El jo
ven abrió la puerta y encontró a su novia en la puerta.

La muchacha entró a la casa mientras que él le preguntaba del porqué del retraso, ella respondió que se le había ponchado una llanta a su auto y que se bajó a cambiarla, una vez que el joven se tranquilizó y al ver que el reloj marcaba las 10:14 de la noche, los dos jóvenes decidieron quedarse un rato juntos en la casa de él, ver la televisión y pasar el resto de la velada tranquilos.

Durante ese tiempo, ella no dejaba de recordarle a él los momentos felices que pasaron juntos en los tres años que llevaban de novios, por lo que extrañado él le preguntó varias veces si se encontraba bien, a lo que ella respondía siempre abrazándolo.

El reloj marcó las doce de la noche y la joven se tenía que ir, en la puerta ella se despidió con un beso y le dijo que siempre lo amaría, caminó a su auto, subió a él y se marchó, mientras tanto el joven la veía alejarse desde su puerta, justo en el momento que el auto desapareció de su vista comenzó a sonar desesperadamente el teléfono, por lo que el joven contestó, era la madre de su novia, la cual se encontraba llorando del otro lado del teléfono, de inmediato le preguntó si algo andaba mal.

La señora sólo atinó a decir el nombre de su hija, “Lorena”, a lo que el joven respondió que se acaba de ir. Sorprendida la madre le dijo que no jugara con ella, tras decirle que no era un juego, que su novia se acaba de ir la señora del otro lado del teléfono le dijo al joven que eso no era posible, porque Lorena tenía poco más de dos horas que había muerto al ir a verlo, al parecer se le había ponchado una llanta, perdió el control y chocó contra un poste de luz muriendo instantáneamente, y que desde que ella se enteró estuvo tratando de hablar con él pero que el teléfono sonaba ocupado, al oír esto el joven sólo soltó el teléfono y se quedó de pie en medio de la sala de su casa sin entender lo ocurrido.


  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

1 COMENTARIOS:

Vulcan dijo... 20 de enero de 2011, 21:19

Eso del cine siempre lo escuche en la secundaria y me cagaba sobre todo al ver mis compañeras que se asustaban y ya no querian jalar al cine que por lo de la inyeccion con VIH y la madre. Eran unas mensas hahaha
La de la leyenda The Initiate la vi en una pelicula gringa de nombre leyendas urbanas, creo que sacaron como 3 peliculas de esas. Malditas leyendas, solo provocan la histeria colectiva.

Item Reviewed: Leyenda Urbanas (Final) 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top