Latest News

13 de enero de 2011

Leyendas Urbanas. (segunda parte)

¿Qué es una Leyenda Urbana?

Prácticamente es un cuento o historia apócrifa de eventos horribles, desconcertantes, exagerados, o irónicos que le ocurren por lo general al amigo de un amigo, mismas que son contadas como una verdad bastante creíble, que se trasmiten de persona a persona mediante las palabras, cartas y más recientemente el e-mail, aunque en ocasiones –como la de Frankie- las Leyenda Urbanas llegan hasta los medios de comunicación, creando con ello, verdadero desconcierto y temor entre las masas.

A menudo las historias narradas a través de un Leyenda Urbana se ocupan de aspectos censurables de la vida moderna de las sociedades, sirviendo como advertencia para que el receptor del relato no le ocurra lo mismo que le ocurrió al buen Frankie. –en el caso del ejemplo puesto anteriormente.

“En lugar de evidencia, el contador de la Leyenda Urbana –que por lo general es un conocido al que le tenemos mucha confianza- apela a la fuente de la que escuchó la historia para que sea creída por los demás que la escuchan, es así que la persona que cuenta la historia la hace parecer como que realmente sucedió...”, nos dice el Folklorista y sociólogo Matt Stone en el prólogo de A Great Urban Legends Book´s (El Gran Libro de las Leyendas Urbanas), publicado en Estados Unidos a finales de la década de los ochenta y continúa diciendo.

“...a pesar de que aparentemente se tiene cerca la fuente de origen de la historia, rara vez se le puede atribuir a una sola fuente o punto de origen ya que su creación o trasmisión es de manera espontánea...”. De ahí que existan tantas versiones de una Leyenda Urbana como persona que la hayan contado.

Y es que a pesar de lo que mucha gente pueda pensar, las Leyendas Urbanas vienen a cumplir una función moralizante, de enseñanza en las sociedades modernas que, a la vista de muchos han comenzado a perder las buenas costumbres y los valores que existían en el pasado, por ello no es de sorprender que en un gran número de Leyendas los protagonistas sean adolescentes, que lo mismo pueden estar haciendo cosas indebidas, que no escuchar a los demás, o en algunos casos se les quiere enseñar alguna cosa mediante una moraleja.

De igual manera las Leyendas Urbanas sirven como una protesta velada en contra de alguna persona, empresa o avance tecnológico que se crea malo para la sociedad en la que se desarrolla.

Sin embargo, en ocasiones las Leyendas Urbanas también puede traer consigo mensajes igual de velados que exaltan el racismo y la xenofobia irracional en sociedades que se caracterizan por sufrir de ese problema, –que son la mayoría- como sea el caso y a pesar de lo que el lector pudiera pensar, toda Leyenda Urbana cumple con la función -en mayor o menor medida- para la que fue creada, dependiendo en mucho de ellos, la manera en la que se cuente y cómo se cuente.

Ahora, si bien es cierto que el término Leyenda Urbana como tal apareció por primera vez a principios de los años setenta, muchas de las historias tienen un origen más antiguo, incluso la historiadora Shirley Marchalonis nos dice en su libro “Three medieval tales and their modern American analogues (Tres cuentos medievales y sus análogos americanos) que historias como:

The Fatal Hiardo (El Peinado Fatal) se remontan –con sus respectivas variaciones claro está- a épocas tan lejanas como el siglo trece después de cristo, lo que habla de lo viejas que pueden ser algunas historias o Leyendas Urbanas y de la función –la de enseñar y advertir- que desde entonces viene cumpliendo dentro de la sociedad.

The Fatal Hairdo.

(El Peinado Fatal)

Algo le sucedió a una muchacha de 10 años, la niña había estado usando un peinado de trenzas por dos o tres meses, durante ese tiempo, la niña no se soltaba el pelo ni cuando se bañaba, mucho menos para cepillárselo o secárselo.

Un día la niña comenzó a tener dolores de cabeza, pero la mamá pensó que se debían a un golpe que se había dado en la cabeza, por lo que la niña se fue a la escuela como si nada.

Ya en la escuela los dolores de cabeza se hicieron más fuertes, por lo que uno de su profesores asumió que las trenzas estaban muy apretadas y procedió a desatarlas.

Cuando aflojo el pelo se encontró con una araña que salió de él, de inmediato se llevaron a la niña al hospital en donde murió, al parecer la araña llevaba tanto tiempo entre las trenzas de la niña que incluso había puesto huevos y ya habían salido las arañitas, mismas que se comieron el cuero cabelludo de la pobre niña, lo que la llevó a la muerte.

  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Leyendas Urbanas. (segunda parte) 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top