El legítimo orden comiqueril

NOTICIAS
author image |abril 27, 2017

 
Para sorpresa de absolutamente nadie, soy fan tanto del anime como del manga (solidificando así mi propia existencia como el estereotípico ñoño) o para ser más específico, solía ser fan. Poco a poco me he alejado de esta rama de la cultura ñoña, más que nada porque entre más viejo me hago me es más fácil ver los clichés que plagan a este tipo de obras, lo cual me exaspera a más no poder, sin embargo la manera más sencilla de reanimar mi interés en los “monitos chinos” es mostrándome una nueva versión de alguna serie con la que ya este familiarizado. Debido a lo anterior, no lo voy a negar, me sentí emocionado al poder ver en la pantalla grande Yu-Gi-Oh!: El Lado Oscuro de las Dimensiones, película que celebra los 20 años de la franquicia (maldición… sí que estoy viejo…) y debo reconocer que lo mejor, mejor dicho lo ÚNICO bueno de la experiencia es que me regalaron una carta del juego al comprar mi boleto.
En Yu-Gi-Oh!: El Lado Oscuro de las Dimensiones nos volveremos a encontrar con Yugi Moto, sus amigos y su pasión por los juegos de cartas intercambiables para niños. Ha pasado tiempo desde que Yugi se despidió del espíritu de Atem. Sin poder aceptar la despedida del faraón, Seto Kaiba se ha obsesionado por revivir el espíritu de Atem y así poder vencer a su eterno rival definitivamente y comprobar de una vez por todas quien es el verdadero campeón de los juegos de cartas intercambiables. Por si esto fuera poco, Yugi y compañía se ven amenazados una vez más por una fuerza misteriosa que tiene lazos con el antiguo Egipto.
Si no son fans de la serie original de Yu-Gi-Oh! estoy 100% seguro de que al escuchar la sinopsis anterior no tendrán ni la más remota idea de que carajos estoy hablando, y ese es precisamente uno de los problemas más grandes de la película. Seamos honestos, este problema no es exclusivo de El Lado Oscuro de las Dimensiones, sino que es una dolencia que aqueja a prácticamente toda cinta basada en un anime o manga. Este tipo de película apela al gusto de los fans de la serie en que está basada, sí, pero hace poco o nada por llamar la atención nuevos fans potenciales, dándonos un revoltijo que no tiene ni pies ni cabeza a menos que ya hayas visto una serie de televisión de pinche mil capítulos o leído un manga con tantos volúmenes que necesita su propia sección en una biblioteca.
Bueno, sí la película no es amigable con nuevos espectadores, entonces por lo menos puede entretener a los fans de antaño ¿Cierto? No realmente. Para poder contarnos una historia “nueva”, la película se ve forzada a retomar tramas que ya se habían cerrado bastante bien en la obra original, dándole a la historia una sensación de “fanfic” barato que no es más que una excusa para seguir con conflictos que tiene mucho de haberse resuelto. Por si esto fuera poco, los escasos nuevos personajes, aunque intentan ser originales, resultan ser una versión pirata de personajes que también ya hemos visto antes. El nuevo villano, fuera de un diseño ridículo, pero adecuado para la serie, no es más que una copia casi al carbón de Marik Ishtar, uno de los antagonistas de la serie original, y que al final no ofrece absolutamente nada nuevo.
La animación, el supuesto punto fuerte de la cinta, es buena a secas. El aspecto visual en su mayor parte es bueno, pero la calidad de animación no está a la par de lo que se podría esperar de una producción cinematográfica, es más como un capítulo de anime en alta definición, agradable a la vista, sí, pero nada verdaderamente espectacular. Lo anterior se ve afectado aún más al utilizar una combinación entre animación tradicional y efectos por computadora, elementos que simplemente no funcionan bien juntos, contrastando horriblemente uno con el otro en lugar de complementarse.
Por muy fan que sea de la serie original e incluso del juego de carta (aún conservo mi baraja), Yu-Gi-Oh!: El Lado Oscuro de las Dimensiones no es más que una producción que busca alimentarse de la nostalgia pero que no ofrece nada que no hayamos visto antes. La trama es lenta y aburrida, los nuevos personajes no tienen un impacto duradero en el canon de la franquicia, además toda la “acción” se ve relegada al final de la película pero el filme es tan innecesariamente largo que cuando llega lo emocionante ya has perdido todo el interés que pudiste haber tenido y para colmo el final es el peor caso de “Deus Ex Machina” que haya visto en mi vida… aunque ese siempre fue el caso también en el anime, así que por lo menos es consistente en ese punto, supongo. Solo hay dos razones para ver Yu-Gi-Oh! El Lado Oscuro de las Dimensiones: 1.- genuinamente estar interesado en reencontrarse con estos personajes del pasado. 2.- Conseguir la carta gratis que el cine regala al ver esta película. Si no tienen ninguna de estas dos motivaciones, mejor absténganse de ver esto. Lo que sea de cada quien, por lo menos pude conseguir una carta de Obelisco El Atormentador que va a ir directo a mi baraja, algo por lo que habría matado a cualquiera con mis propias manos hace veinte años.

Yu-Gi-Oh!: El Lado Oscuro de las Dimensiones: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Yu-Gi-Oh! (1999).
No tan buena como: Yu-Gi-Oh!: La Pirámide de la Luz (2004), Yu-Gi-Oh!: Lazos Más Allá del Tiempo (2010).

Ahora un mensaje especial. La película no me gustó en lo más mínimo, pero aun así debo decir que si tienen un genuino interés en la franquicia o en el anime en general, apoyen la distribución oficial de la película y vayan al cine. Puede que hoy sea algo más o menos cotidiano, pero en el pasado el interés de traernos este tipo de animación era prácticamente nulo. Si les interesa, apoyen para que los cines nacionales se atrevan a arriesgarse y traer más producciones de anime a la pantalla grande, si no luego no se quejen de que nunca nadie se interesa por el anime a nuestro país.
author image |abril 25, 2017

 
A pesar de ser una excelente película, la original Trainspotting nunca ha recibido el reconocimiento debido pero por lo menos ha alcanzado el estatus de “película de culto”. Es precisamente este “pedigrí” lo que en un principio me hizo dudar sobre la calidad de Trainspotting 2, ya que agregar una secuela a una obra maestra es una blasfemia ante mis muy prejuiciosos y pedantes ojos, por suerte, al contar con el mismo equipo creativo que nos dio la cinta original, Trainspotting 2 resulta una muy buena continuación, sí, peor más importante aún, un excelente filme por méritos propios.
En Trainspotting 2 nos reencontraremos con un desenfrenado grupo de amigos escoceses. Han pasado 20 años y Mark (Ewan McGregor) regresa a Edimburgo. Un tanto renuente debido al pasado que los une, Mark vuelve a encontrarse con sus amigos “Spud” (Ewen Bremner) y “Sick Boy” (Jonny Lee Miller). Reviviendo glorias pasadas y al mismo tiempo pensando a futuro, el grupo de amigos continua con su amistad justo donde la dejaron tantos años atrás, limando asperezas y retomando uno que otro habito de su juventud.
¡Miren la hora! Ya es tiempo de contradecirme a mí mismo. A pesar de que pienso que Trainspotting 2 es una historia que se sostiene por sus propios medios, resulta inevitable mencionar a la primera película, no solo porque Trainspotting 2 es una secuela directa, sino que también es temáticamente relevante. No voy a reseñar por completo Trainspotting, basta decir que si no la han visto es algo que deben remediar tan pronto como sea posible, pero así como la primera cinta tenía como punto central las adicciones (específicamente hacia las drogas), Trainspointting 2 continua con esta temática, mostrándonos una adicción que, creo yo, todos hemos experimentado o en la que caeremos eventualmente: la nostalgia. La película hace un fuerte hincapié en el tema de nostalgia, constantemente recreando cuadros del filme clásico, utilizando la ya icónica banda sonora y volviéndonos a mostrar escenas directamente sacadas de la película original. La misma historia, aunque no se pueda considerar una copia directa, cuenta con muchísimos puntos en común con la historia original.
Aunque me atrevería a decir que la secuela no es tan interesante visualmente como la película original, Trainspotting 2 no deja de ser una hermosa cinta, esto sin duda gracias al director original, Danny Boyle, que ha tomado especial cuidado en cada cuadro, logrando así darnos elaboradas escenas que nos muestran una vista al pasado de los personajes y a su entorno y, ayudándose también de las extraordinarias actuaciones de todo el reparto, dejarnos ver el transcurso de esos 20 años que han transcurrido en la vida de los protagonistas, mostrándonos que, lo queramos o no, el tiempo nunca se detiene y que los cambios en la vida son inevitables pero al mismo tiempo (y estoy consciente que de nuevo me contradigo grotescamente a mí mismo), a veces entre más cambian las cosas, más se mantienen igual.
Evidentemente, Trainspotting 2 se siente como una reunión de amigos a los que no hemos visto en muchísimo tiempo, reunión en donde conversamos recordando anécdotas del pasado y poniéndonos al corriente en cuanto a cómo nos ha tratado la vida en estos años en que no nos hemos visto los unos a los otros, es por esto que muy seguramente todas las referencias y “chistes locales” que vemos serán completamente ajenos a aquellos que no han visto la primera película, pero para aquellos que sí, se siente como un entrañable abrazo de una amistad que nos dice “qué bueno verte de nuevo”. Ya sé que sueno a disco rayado pero la trama en Trainspotting 2 es suficientemente interesante y sus personajes tan entrañables que mantendrán el interés tanto propios como extraños por igual, pero innegablemente la experiencia de la película no está completa si no se ha experimentado la primera cinta. Trainspotting fue (y sigue siendo) la voz de toda una generación, eso es algo que nunca va a cambiar y Trainspotting 2 puede que no sea un grito tan fuerte como su antecesora, pero sí es un eco de esa misma voz que se niega a morir o dejar de ser escuchada sin importar el paso del tiempo. Sí esta secuela podrá alcanzar el mismo estatus que la primera perlicual, eso es algo que solo el tiempo nos dirá, pero definitivamente es un filme que cualquier amante del buen cine no puede dejar pasar.

Trainspotting 2: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Réquiem por un Sueño (2000). Solo por mencionar otro clasico que trata sobre la adicción.
No tan buena como: Trainspotting (1996)
author image |abril 20, 2017

 
La amen o la odien, creo que hay algo que todos podemos admirar sobre la franquicia de Rápido y Furioso: su tenacidad. Crear una franquicia tan longeva no es nada fácil y el hecho de que no esté basada en una propiedad intelectual ya existente es aún más sorprendente. Así pues, tenemos Rápidos y Furiosos 8 (Sí, ¡¡¡8!!!), que sigue con la tradición de darnos ridículas películas de acción que no son más que entretenimiento desechable, y créanlo o no, no digo eso como un insulto.
En Rápidos y Furiosos 8 veremos el regreso Dominic Toretto y su peculiar “familia”. Mientras se encuentra en su luna de miel, el excéntrico piloto de autos, “Dom” Toretto (Vin Diesel), es contactado por una misteriosa mujer. Mediante chantaje, Toretto es obligado a traicionar a sus compañeros de equipo y robar una peligrosa arma experimental que podría poner en peligro al mundo entero. Confundidos por la situación, la “familia” de Dominic se verá obligada a cazarlo y descubrir el verdadero motivo detrás de la traición.
La trama intenta dar profundidad a sus personajes desarrollando las diversas historias de sus protagonistas, algo que hace ayudándose de la continuidad con películas anteriores (quiero creer), elemento que será del agrado de aquellos que han seguido a estos personajes a lo largo de los años, pero al mismo tiempo esta continuidad no es lo suficientemente compleja o interesante como para obligar alguien a ver las siete películas anteriores. El filme hace un fuerte hincapié en la importancia de “la familia”, detalle que ha sido una constante en la franquicia (o por lo menos eso me han dicho), y aunque no deja de ser un mensaje positivo, sigue sintiéndose bastante ridículo, tal vez un poco tierno, pero definitivamente ridículo, como el final de un episodio de caricatura de los 80´s que trata de darnos una moraleja con tal de fingir que se tiene un mínimo valor moral y educacional.
Seamos sinceros, a nadie le importan los personajes o sus tribulaciones, venimos aquí a ver ridículas y emocionantes escenas de acción y Rápidos y Furiosos 8 nos da precisamente esto. La película llega a niveles tan inverosímiles que, ahora que los digo en voz alta, suenan como ideas sacadas de la imaginación de un niño pequeño jugando con sus carritos de juguete. Estos conceptos incluyen, pero no se limitan a: Carros “zombis” (la película específicamente utiliza ese nombre), una lluvia de autos, carros tratando de “domar” a otros autos y, la parte más gloriosamente estúpida y divertida, automóviles siendo perseguidos por un submarino ruso. ¿Ridículo y estúpido? De eso no hay ni la más remota duda, pero también es sumamente divertido.
No puedo evitar admirar la sinceridad de la producción pero al mismo tiempo su cinismo no deja de ser algo molesto, ya que la película hace bastante evidente su intención de seguir con esta franquicia hasta que la serie deje de ser redituable. He utilizado esta analogía muchas veces en el pasado pero sinceramente no se me ocurre ninguna mejor, Rápidos y Furiosos 8 es comida chatarra, llena de grasa y probablemente causante de muchos problemas de salud para aquellos que la consuman, pero indudablemente deliciosa a pesar de (o tal vez a causa de) sus propiedades nocivas para la salud, sin embargo, darse la indulgencia de disfrutar un alimento así de vez en cuando no hace daño, el daño viene cuando este tipo de comida es lo único que se consume. La película sabe precisamente lo que es: una estúpida película de acción, y en lugar de avergonzarse de sí misma, abraza su propia ridiculez y se dedica a divertir tanto al público como a sí misma. Una divertida pérdida de tiempo que no deja nada al espectador una vez que termina, pero de que es un paseo entretenido eso que ni qué.

Rápidos y Furiosos 8: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: CHiPs: Patrulla Motorizada Recargada (2017), El Plan Maestro (2016).
No tan buena como: Rápidos y Furiosos 7 (2015), John Wick 2 (2017), xXx: Reactivado (2017).
author image |abril 18, 2017

 
Estoy tan cansado de hablar sobre la plaga de reboots o secuelas o reinterpretaciones de franquicias tanto como ustedes de escucharme, es por eso que no repetiré la misma cantaleta de siempre… por ahora. El principal problema de CHiPs: Patrulla Motorizada Recargada no es que sea una propiedad intelectual del pasado que en realidad no le importa un carajo a alguien, no, el verdadero problema es que es una “comedia” que no es ni remotamente graciosa, con escenas de acción que causan más sueño que emoción.
En CHiPs: Patrulla Motorizada Recargada veremos las aventuras de dos ´policías intentando combatir un severo caso de corrupción. Para investigar una misteriosa ola de asaltos a mano armada, un agente del FBI se infiltra encubierto dentro del departamento de policía de California. Con el seudónimo de Frank Poncherello (Michael Peña), el agente deberá hacer equipo con el despistado novato Jon Baker (Dax Shepard). Ahora Frank y Jon deberán hacer a un lado sus diferencias y aprender a trabajar en equipo para detener al peligroso criminal detrás de los violentos asaltos.
Sí, es la misma pinche cantaleta de siempre, la comedia de policías de “pareja dispareja” que es tan trillada y repetitiva como miles de películas que hemos visto antes y que seguramente volveremos a ver en el futuro. Si me conocen sabrán que esta es la parte en que me quejo de la poca originalidad de la historia, lo cual no deja de ser un factor presente en la producción, pero hasta yo estoy dispuesto a pasar por alto este tipo de detalles, especialmente en una comedia, siempre y cuando la película en cuestión sea capaz de entretenerme y hacerme reír, algo que CHiPs nunca hace.
La comedia es repetitiva y parece que lo único que tiene en mente es sexo, lo cual, cuando se plantea de manera adecuada, puede ser algo gracioso, pero este no es el caso aquí. Todo indica que el guionista tiene una fijación bastante marcada con los traseros, lo cual no estoy dispuesto a juzgar, cada quien que se encargue de sus propios fetiches, pero que por sí solo no es verdaderamente gracioso. Puede que un personaje hablando espontáneamente sobre las maravillas de un “beso negro” (no busquen eso en google) sea gracioso para algunos, pero sin ningún contexto, enfoque o motivación, el comentario solo se escucha raro en lugar de gracioso. Lo peor del caso es que esto conforma el 90% del “humor” de la película ¿El otro 10%? La rutina de caerse “hilarantemente” de una motocicleta una y otra vez.
Lo anterior podría ser soportable si, por lo menos, la película nos diera una moderada dosis de acción, la cual intenta proporcionar pero que no resulta nada del otro mundo. Las escenas de acción son completamente genéricas, filmadas de manera competente, eso sí, pero que pudieron haber salido de cualquier otra película de acción de bajo presupuesto, ya que no hacen absolutamente nada para llamar verdaderamente la atención fuera de persecuciones y choques de vehículos bastante “estándar” (por llamarlas de alguna manera).
Los personajes, como casi todo lo demás en la producción, resultan más odiosos que graciosos. Los protagonistas no tienen ningún tipo de química y la relación entre ellos es tan predecible como se puede esperar, haciendo que las interacciones más “emotivas” entre ellos se limiten a hacer comentarios sobre la homofobia de uno de ellos. Sabes que has cometido un grave error cuando tu publico siente mucha más empatía por el villano que por los supuestos protagonistas de tu historia.
Si uno de los objetivos de CHiPs: Patrulla Motorizada Recargada era revivir el interés en la franquicia, creo que ha logrado hacer exactamente lo contrario. La comedia es simplona y no hará reír más que a uno que otro espectador que comparta los fetiches del guionista, la historia es predecible a más no poder y la acción es completamente genérica. Sé que suena exagerado de mi parte pero verdaderamente CHiPs: Patrulla Motorizada Recargada es una total, completa e irredimible pérdida de tiempo. Vean esta película solo tienen un profundo e irracional odio por ustedes mismos.

CHiPs: Patrulla Motorizada Recargada: 0/5. Ofensivamente mala.
 
 
 
 
 
 
No tan buena como: Starsky & Hutch (2004), Comando Especial (2012), Los Ángeles de Charlie (2000), Los Magníficos (2010), Mentes Maestras (2016). Esa última no está basada en una serie de televisión, pero pongámoslo así: Odie Mentes Maestras y aun así es mejor que este pedazo de mierda.
Ligeramente mejor que: Ser decapitado en un accidente automovilístico.
author image |abril 17, 2017

 
Se estrena una película basada en una propiedad intelectual del pasado. En otras noticias de último momento, los osos siguen cagando en el bosque. El problema de muchos de estos proyectos basados en la nostalgia es que, al querer “actualizar” un concepto de antaño, usualmente se pierde ese “algo” que lo hacía especial en primer lugar, para bien o para mal este no es el caso en Los Pitufos en la Aldea Perdida, que conserva ese sabor distintivo de la serie de televisión pero que al mismo tiempo deja ver que tal vez, sólo tal vez, esa fórmula no ha envejecido con mucha gracia que digamos.
En Los Pitufos en la Aldea Perdida veremos… bueno, creo que el título lo dice todo. Tras su más reciente y peligroso encuentro con el malvado hechicero Gargamel, los pitufos se enterar de que existe una población de otros pitufos escondida en el misterioso y peligroso bosque prohibido. Para tratar de salvar a sus amigos, Pitufina, Filosofo, Fortachón y Tontín se adentran en el bosque para advertirles a los demás pitufos del inminente peligro que representa Gargamel.
Fuera de una pequeña sorpresa que (hasta donde sé) el trailer no arruina, la historia en Los Pitufos en la Aldea Perdida no podría ser más sencilla. La película se da a la tarea de mostrarnos las aventuras de los personajes en coloridos e imaginativos escenarios que, aunque simples, cuentan con un encanto infantil bastante agradable.
Incluso con en su simplicidad, la cinta intenta darle un arco de personaje a uno de sus protagonistas, algo que se siente un poco forzado pero que enriquece por lo menos un poco al personaje original. Lamentablemente al acercarse el final de la historia, se implementa un último dilema prácticamente de la nada que se resuelve igualmente de manera casi instantánea, lo cual lo convierte en un elemento innecesario.
Aunque la película no hace demasiado para “actualizar” a sus personajes, esta práctica no deja de asomar su trillada cabeza de vez en cuando, mayormente haciendo que un personaje le diga “bro” a los demás cada 5 minutos y a otro utilizando una catrina prácticamente como un celular, selfies incluidas y toda la cosa, lo cual es bastante tonto y ridículo, pero supongo no puedo quejarme de la falta de realismo en una película sobre seres mágicos que viven en el bosque.
El punto más fuerte de Los Pitufos en la Aldea Perdida es también su lado más débil: su simplicidad. La película es colorida y su historia lo suficientemente entretenida para un público infantil pero no ofrece nada demasiado interesante o innovador. El filme bien podría ser un capítulo de la serie de televisión original, lo cual será del agrado de los fans de la serie, y aunque no carece de encanto, no creo que llame atención al resto del público general. Los Pitufos en la Aldea Perdida será del agrado de niños pequeños y fans de hueso colorado de estos personajes, pero el resto del mundo no se perderá de mucho si deja pasar de largo esta película.

Los Pitufos en la Aldea Perdida: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Los Pitufos (2011), Los Pitufos 2 (2013).
No tan buena como: Un Jefe en Pañales (2017). No tiene mucho que ver una película con otra pero es la mejor opción en cuanto animación, por lo menos en cartelera por el momento.
author image |abril 10, 2017

 
Aunque intento calificar mis propios prejuicios contra el cine nacional como algo “irracional”, siempre encuentro razones que respaldan mi desprecio, tal vez con una pequeña gran dosis de hipérbole de mi parte, pero razones a final de cuenta. 3 Idiotas es mi argumento más reciente en contra de la industria del cine mexicano, cuyo principal objetivo parece ser darnos una producción mediocre tras otra.
En 3 Idiotas veremos las aventuras de un grupo de amigos durante sus años de universidad. Pancho (Alfonso Dosal) es un muy prometedor estudiante de ingeniería con una gran imaginación y hambre de conocimientos. Al mismo tiempo que lucha con un sistema educativo con el cual no está completamente de acuerdo, Pancho irá formando amistades valiosas, algo que ayudará al grupo de amigos a que cada uno encuentre su camino en la vida.
La trama de 3 Idiotas no es demasiado interesante pero definitivamente tiene buenas intenciones, aunque sean sumamente trilladas. La película nos da el mismo mensaje que hemos escuchado mil veces y que escucharemos mil veces mal: Sigue tus sueños. El mensaje no es nada malo pero la forma en que se nos presenta no deja de sentirse como si viniera de un aburrido y sobrevalorado libro de autoayuda. A pesar de que no hay tantos personajes en la trama, el tiempo que se dedica a desarrollar cada uno de ellos es bastante pobre, creándoles conflictos prácticamente de la nada y resolviéndolos igualmente de manera espontánea y muy mal planteada con tal de hacernos pensar que los protagonistas realmente tienen un arco de personaje durante la historia, y tal vez, siendo bastante generosos en la definición, sí llegan a tenerlo, pero estos arcos narrativos son planteados muy, muy pobremente.
Parece que, sin importar cuál sea el género, una película mexicana es incapaz evadir los mismos problemas una y otra vez. La comedia es bastante mala, pero eso ya estaba implícito al tratarse de una cinta mexicana. El humor literalmente utiliza comedia de “pastelazo” y varios chistes de pedos que, como es costumbre en estas producciones, dan más pena ajena que risa. Por si esto fuera poco, y aunque ni siquiera es el punto principal de la trama, la película logra presentar una subtrama de “comedia romántica” con todos los clichés que este género implica y que, de hecho, lo único que hace es distraer la atención de la trama principal. Lo siento, sé que hay una clausula en el cine nacional que dice que Martha Higareda debe aparecer por lo menos en el 80% de películas filmadas en México, pero su personaje no aporta absolutamente nada importante a la historia.
Los mensajes son importantes, sí, pero también es relevante ver de parte de quien vienen. La película apela a la innovación, a pensar fuera de la caja, lo cual es sumamente hipócrita en este caso. 3 Idiotas es una adaptación de una película India ¿Esto que tiene que ver? Fácil: ¿Cómo puedes dar un mensaje que valora la creatividad cuando lo único que haces es copiar producciones que ya han tenido éxito en otras partes del mundo? Lo diré hasta el cansancio o hasta que deje de ser cierto: El cine mexicano se encuentra estancado, dándonos producciones mediocres y esperando ser alabadas por el simple hecho de ser cine “hecho en México”. Se ha utilizado la misma frase una y otra vez, “apoyen al cine mexicano”, pero no podría estar más en desacuerdo. Píntenme de malinchista mamón, pero mientras el cine mexicano se siga negando a tomar riesgos, buscar una identidad propia y no sea más que una fotocopiadora de ideas, por mí puede ir a chingar a su madre.

3 Idiotas: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Cambio de Ruta (2014), El Cumple de la Abuela (2016), El Que Busca Encuentra (2017)
No tan buena como: Todos Queremos a Alguien (2017). Que tampoco es muy buena que digamos, pero es un poco más soportable que esto.
author image |abril 06, 2017

Pienso que no es bueno juzgar un libro por su portada pero en ocasiones es imposible evitarlo, sobre todo cuando la metafórica portada parece aburrida e insultantemente tonta. El trailer de Un Jefe en Pañales pinta a la producción como una de las ideas más estúpidas de DreamWorks hasta la fecha, pero tal vez es precisamente las bajas expectativas lo que ayudan a la producción, ya que la película, aunque no está cerca de ser el mejor de DreamWorks, no deja de ser mejor de lo que uno podría esperar.
En Un Jefe en Pañales veremos la historia de un niño y su recién “llegado” hermanito empresario. Tim es un niño que tiene una vida genial junto a sus padres, quienes lo aman con todo el corazón, sin embargo la tranquilidad de Tim se ve interrumpida cuando sus padres tienen a un nuevo bebe. El recién llegado bebe empieza a mostrar una muy extraña actitud, una que aparentemente Tim es el único en notar, por lo que hará todo lo posible por descubrir los planes del misterioso bebe empresario.
La animación de DreamWorks siempre ha sido bastante buena y en está ocasión no es la excepción, y aunque el diseño de personajes es consistente con lo que hemos visto antes por parte de este estudio, se sienten un poco genéricos, por lo menos en cuanto los proyectos de DreamWorks. Lo que si llama mucho la atención es el uso del color. La película es sumamente colorida, utilizando todo tipo de matices brillantes e incluso colores neon que, aunque a veces si son un poco de “friégame la pupila”, logran darle mucha personalidad a la ya de por si buena animación.
El humor, como debería ser la norma en toda comedia familiar, tiene un poco de todo. Una buena dosis de comedia física junto con los tiernos diseños de bebes harán que más de un espectador dé un tierno suspiro seguido de una genuina risa. Por otro lado la película nos da un poco de humor más “adulto”, y no me refiero a chistes de doble sentido (aunque sí hay uno que otro de este tipo), sino a que de vez en cuando se utiliza un humor mucho más “Godínez” (por llamarlo de alguna manera) que los más pequeños ignoraran por completo pero que sus padres podrán identificar y reír con este tipo de chistes.
La historia es bastante sencilla, fácil de seguir y de predecir, lo cual no es nada malo, ya que su principal objetivo es hacernos reír y no contarnos una gran historia épica. Un detalle que me gustó mucho es que, prácticamente desde la primera escena, se empieza a matizar lo que será el “giro inesperado final”, que será verdaderamente sorprendente para más de un niño pero que para un adulto no resultará tan innovador, pero honor a quien honor merece, la revelación final se plantea muy bien, por lo que no resulta como algo sacado de la manga en el último momento.
Si piensan que Un Jefe en Pañales es una idea ridícula, tienen toda la razón y ese es precisamente el chiste. La película tal vez no sea como para rodar en el piso a carcajadas, pero definitivamente es entretenida y capaz de sacar una que otra sonrisa a cualquier tipo de público. No, esto no es ni de cerca el mejor material de DreamWorks pero de que es divertida, eso creo que nadie lo puede negar.

Un Jefe en Pañales: 3/5. Buena.










Mejor que: Trolls (2016), Home: No Hay Lugar como el Hogar (2015)
No tan buena como: Cigüeñas: La Historia que no te Contaron (2016) Ya sé que esa no es de DreamWorks, pero maneja una premisa similar.

author image |abril 04, 2017

 
La primera película de Alien, gracias a su eslogan publicitario, logró definir perfectamente porque una película de terror situada en el espacio exterior puede ser tan efectiva: “En el espacio nadie te escucha gritar”. Aunque una historia de este tipo prácticamente se escribe sola, siempre hace falta por lo menos un poco de personalidad propia para distinguir al proyecto de otros tantos similares, esto es precisamente lo que hace Life – Vida Inteligente, filme que no reinventa la rueda ni nada por el estilo pero sí logra darnos una entretenida película de terror.
En Life – Vida Inteligente veremos la aterradora situación en la que se encuentra un grupo de astronautas al toparse con vida extraterrestre. Después de varios meses de espera, una muestra de suelo marciano llega a la estación espacial internacional para ser analizada. Dentro de la capsula, los científicos de la estación espacial logran encontrar lo que parece ser indicios de vida en Marte, lo que nadie se espera es que este espécimen no sólo resultara un peligro para la tripulación sino que bien podría ser una amenaza para todo el planeta Tierra.
Si me permiten ser completamente sínico y mamón (y no podrían evitarlo aunque lo intenten), Life básicamente es una combinación entre Gravedad y la ya antes mencionada Alien, pero con un monstro diferente. La creatura extraterrestre resulta bastante interesante y su diseño, constantemente en evolución, logra crear una verdadera sensación de peligro, percepción que poco a poco se va perdiendo cuando el monstruo va cambiando de una apariencia verdaderamente alienígena a un aspecto de “monstruo de película” más tradicional y, por lo menos en mi opinión, más aburrido.
Los personajes, a pesar de ser científicos brillantes, no dejan de caer en los mismos baches que aquejan a la mayoría de los protagonistas de una película de horror, es decir, casi todos ellos no son más que carne de cañón para mostrarnos la fuerza destructiva del antagonista. Fuera de que uno de los astronautas es interpretado por el mismísimo Deadpool, ningún otro personaje resulta siquiera remotamente memorable, de hecho no podría nombrar a alguno de ellos ni aunque mi vida dependiera de ello.
Todo lo anterior no suena demasiado halagador, lo sé, pero aunque la estructura del filme es relativamente básica, la historia resulta entretenida, enfocándose totalmente en su escalofriante escenario ¿Qué es más aterrador que el misterioso silencio del espacio exterior? Una presencia mortal en un lugar donde nada ni nadie puede ayudarte. Con esto, y como suele ser el punto fuerte de una película de terror, se logran plantear situaciones (o más específicamente muertes) que son interesantes y escalofriantes.
Con lo que en un principio vi en el trailer de Life – Vida Inteligente inmediatamente me imagine que no sería más que una versión pirata de Alien, y en cierto sentido lo es, pero aunque utiliza un formato bastante común, la producción logra inyectar un poco de originalidad al proyecto. Aunque no creo que Life – Vida Inteligente se convierta en un clásico ni de la ciencia ficción ni del terror, la película definitivamente es entretenida para los amantes de cualquiera de esos dos géneros.

Life – Vida Inteligente: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Pasajeros (2016), Prometeo (2012), La Nave del Terror (1997).
No tan buena como: Alien (1979), Gravedad  (2013), El Marciano (2015).
author image |abril 03, 2017

Aquí es donde se empieza a tener un panorama completo de lo que ocurre, es algo que podría parecer revuelto pero que tiene sentido, asi que intentare explicarlo de la mejor manera y para eso manejare las ramificaciones de esta historia por "Momentos". 

"PODER Y GLORIA pt.8"


Momento 1: La Catedral de Rao, justo antes de que llegara a la tierra por primera vez, se ve el edificio Infinity junto con Flash y Vincent. 


Las piedras empiezan a descargar electricidad obligando a Flash y los demas a salir del edificio solo para toparse con muchos Profetas de Rao y con Rao mismo quien lo recibe con un trato afectuoso.


Momento 2: 250,000 años antes en Kripton, se encuentra Hal quien es prisionero de un Rao del futuro que regreso en el pasado a conquistar a su propio pueblo.


Rao del futuro guía al Rao del pasado intentado explicarle que las piedras lo llevaron a esa época para salvar Kripton de su destrucción. 


De regreso al Momento 1: En la Catedral de Rao, vemos como Rao se sorprende al ver a sus nuevos tripulantes, y se sorprende mas al saber que tienen piedras de la eternidad, el pide que se las muestren y Vincent sin sospechar le da un tour. 


Al llegar con la piedras Rao se exalta al saber que esas piedras le cantan a sus piedra, eso es algo que conllevaría una unión que le daría mas poder, solo que Flash y Vincent no lo saben. 


Rao menciona que esas piedras son originarias de Kripton y al escuchar eso, Flash le cuenta que el tiene un amigo de Kripton que es un gran héroe y mas aun es un símbolo de inspiración, Rao pide que le cuente todo sobre ese amigo. 


De vuelta al Momento 2: El Rao que habita esa época visita la celda de Hal para llevarle comida y decirle los planes del Rao del futuro que al parecer no quiere comprometer su existencia propia al matar a su yo del pasado. 


Claro que al tener 250,000 años mas de vida y de conexión con las piedras hacen que el Rao del futuro sea mas poderoso que su "Yo" del pasado. 


Por lo que si desean derrotarlo deben pensar en un plan, solo que Hal menciona que su anillo no funciona y que parece haber una barrera enorme que no logra derrumbar con su voluntad.  


El Rao del pasado le ofrece una palabras de sabiduría que tal vez lo ayuden a romper esa pared.- "Las gotas de agua pueden erosionar montañas por lo que la voluntad de uno puede contra la de muchos.". 


En el Momento 1: Al terminar el recorrido por el edificio de Infinity, Rao da la orden de convertir a los viajeros pero Vincent parce ser inmune y solo recibe respuestas sobre como Rao ha usado las piedras para robar la vida de todos sus seguidores que fueron convertidos. 


Flash actúa rápidamente y noquea a todos los profetas de Rao dándole tiempo a Vincent y sus chicas de que se resguarden en el edificio. 


Rao se siente insultado por tal reto pero no sabe que Flash es mas rápido que el, por lo que esquiva un par de golpes y con una patada manda a Rao al suelo, Flash asume que su debilidad se debe a que no hay un sol amarillo cerca. 


Flash entra al edificio para decirle a Vincent que le diga las piedras que los lleve a otro lugar pero Vincent menciona que las piedras no quieren obedecerlo. 


Eso da tiempo de que Rao escuche que las piedras transportaran el edificio a "La Tierra". 


Pasamos al Momento 2: Vemos al Rao del futuro dando un discurso sobre su poder y como un planeta rechazo sus bendiciones y el cual debe ser encaminado una vez mas a su luz. 


Vemos como Green Lantern siente que la pared se ha debilitado por lo que es momento de actuar e intentar conectarse con su anillo una vez mas. 


Ahora pasamos al Momento 3: El presente donde se acaba de librar la batalla con Rao y donde Superman pereció pero vemos que Wonder Woman sigue intentando reanimarlo con RCP, aunque Batman le dice que ya pasaron 15 minutos, Diana sigue intentando mientras todos observan. 


Las trabajadoras de Vincent le preguntan si es que las piedras le habían mostrado ese momento y si es que ellos tuvieron algo que ver, Vincent les responde que todo es exacto a los que las piedras le mostraban. 


Aquaman detiene a Diana y lo que parece ser el inicio de algo terrible es cambiado al instante, Diana se lanza empuñando el trueno de Zeus sobre el pecho de Sups y este responde lo cual alegra a Wonder Woman y la demás JLA, incluso Vincent llora, lo cual no admite. 


Esta alegría dura poco, un temblor los sorprende y al observar al cielo de Metropolis, un gigante planeta verde has sido transportado desde el Momento 2 hasta el Momento 3. 


El Rao que fue derrotado viajo al pasado para llenarse de nuevos seguidores, solo que ahora estos seguidores son Kriptonianos y con el baño del sol amarillo, estos se han convertido en guerreros mas poderosos que la mayoría de terrestres y de Metahumanos. 


Rao los manda a la batalla para conquistar la tierra y al observar al Rao de hace 250,000 años le pregunta si aun duda de su poder. 


Mientras eso ocurre un rayo verde despega desde la prisión de Argo en Kripton y vemos que Hal a logrado conectarse nuevamente con su anillo ese Green Lantern es la ultima arma que puede detener al Rao del Futuro. 


¡FINALIZA EN EL SIGUIENTE NUMERO!
author image |abril 03, 2017

 
La versión animada de Ghost in the Shell de 1995 es un clásico en toda la extensión de la palabra, es decir que se trata una obra importante dentro de su medio y género que ha servido como base para muchas otras obras, convirtiéndola así en una de las animaciones más influyentes de la ciencia ficción (específicamente del llamado “cyberpunk”) y en general una de esas películas que todo el mundo recomienda pero que en realidad poca gente ha visto o siquiera le interesa ver. Así pues, la versión “live-action” de Ghost in the Shell se da a la tarea de no sólo adaptar una muy importante obra del anime/manga, sino también hacer llegar esta historia a un público mucho más amplio, objetivos que logra alcanzar, por lo menos parcialmente.
En Ghost in the Shell (no, en ningún momento pienso usar el estúpido nombre que le pusieron en México a esta película) seremos testigos de la búsqueda de una misteriosa joven por encontrar su pasado. En un futuro no muy lejano la línea entre la tecnología y el ser humano se ha vuelto tan delgada que es prácticamente invisible, por lo que es común que la población pueda mejorar sus propios cuerpos fusionando partes cibernéticas con tejidos orgánicos. Es en esta sociedad futurista donde la misteriosa agente Mira Killian (Scarlett Johansson) es asignada a un caso que envuelve a un peligroso terrorista, investigación que poco a poco ira revelando el propio oscuro pasado de Killian, un pasado que ella misma había olvidado y que refleja que tal vez sus recuerdos no son lo que parecen.
Visualmente la película es muy interesante, con efectos especiales que, aunque si te pueden dejar con la boca abierta, no son tan novedoso, de hecho, y de no ser porque este mismo año veremos una continuación de esa franquicia, diría que los efectos visuales de Ghost in the Shell son una versión moderna de lo que podríamos esperar de en una secuela de Blade Runner, utilizando una estética característica del género pero que Ghost in the Shell se limita a recrear y solo aporta detalles muy pequeños a la fórmula. De igual manera la película traslada a la perfección algunas de las escenas más icónicas de su contraparte animada, lamentablemente muchas de estas escenas más que aportar algo a la historia simplemente se agregan para convencernos de que esta es una adaptación fiel a la obra original, y diría que lo es, pero estrictamente en el sentido visual.
La historia es la parte que más se ve afectada por la adaptación y la búsqueda de apelar a un público tan amplio como sea posible. No voy a discutir los diversos temas que toca la obra original porque no quiero estar aquí las próximas tres semanas, solo diré que la historia de esta versión de Ghost in the Shell deja de lado sus puntos más interesantes para enfocarse en una trama mucho, mucho, mucho más simple, una que lamentablemente la hace parecer una copia casi directa de Robocop.
Aunque el ritmo de la trama es adecuado, en más de una ocasión la historia parece arrastrar los pies y le da muchas vueltas a un mismo punto, volviéndose un tan lenta, predecible y, seamos totalmente sinceros, un poco aburrida, por suerte estos momentos casi siempre son interrumpidos por una secuencia de acción que, si bien no es demasiado espectacular, por lo menos es lo suficientemente entretenida como para despertar al espectador.
Como casi siempre, mi incondicional amor por la ciencia ficción logra nublar un poco mi juicio, ya que aunque esta nueva versión de Ghost in the Shell no es ni de cerca tan innovadora, interesante o inteligente como podría ser, sigue siendo una buena introducción al complejo y a veces intimidante mundo del cyberpunk. La trama es simple y tristemente predecible, incluso al revelar sus giros que se ven venir a kilómetros de distancia, pero por lo menos el aspecto visual es lo suficientemente interesante como para llamar la atención en todo momento. Ghost in the Shell es un buen punto de entrada para la franquicia pero no deja de sentirse como la versión “descafeinada” del concepto original. Si esperan una interpretación fiel de la obra original no solo saldrán decepcionados sino también bastante molestos, pero si logran moderar sus propias expectativas lograran pasar un agradable rato en el cine.

Ghost in the Shell: 3/5. Buena. Lo admito, mi propia parcialidad probablemente me esté haciendo darle un punto más del que debería.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Pasajeros (2016), Dragon Ball Evolución (2009) (Esa última comparación es en cuanto adaptaciones de anime y manga al cine).
No tan buena como: Ghost in the Shell (1995), Al Filo del Mañana (2014) (que también es una adaptación de manga), la serie Deus Ex (2000 – 2016) (Sí, ya sé que esa es una franquicia de videojuegos y no de películas, pero se tocan muchos puntos en común con esta película).
comicorp | This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.