Latest News

13 de mayo de 2018

Cine Barato: Isla de Perros


 
Me gusta hablar de Wes Anderson porque hacerlo me hace parecer más interesante e inteligente de lo que verdaderamente soy. No puedo decir que sea mi director favorito (no son TAN pinche hípster… aún), pero sí lo considero de esos pocos que pueden darnos un trabajo divertido y artístico al mismo tiempo, evitando que su trabajo se sienta pretensioso en el proceso. Aunque considero que sus películas son “un gusto adquirido”, de vez en cuando Wes Anderson nos da una película que pueda ser disfrutada por cualquiera, como es el caso en Isla de Perros, una entretenida cinta de animación “stop motion” con todos los elementos que caracterizan a su director.
En Isla de Perros veremos a un grupo de caninos ayudar a un niño a encontrar a su mascota perdida. En un futuro no muy lejano, una epidemia afecta a toda la población canina de la ciudad japonesa de Megasaki, algo que pone en riesgo la salud de todos los habitantes de la ciudad. Como medida de prevención, el alcalde de Megasaki decide exiliar a todos los perros en una isla cercana que también sirve como tiradero de basura. Separándose en contra de su voluntad de su leal guardaespaldas perruno Spots, Atari Kobayashi (Koyu Ranki) decide ir a la isla y buscar a Spots por su propia cuenta, lugar donde se hará amigo de un grupo de perros con los que se embarcara en una gran aventura.
Es curioso que la propia película nos cuente prácticamente TODA su trama en un prólogo que dura no más de cinco minutos. El saber de antemano por donde se dirigirá la historia puede sonar a que esta va a ser incapaz de sorprendernos, pero afortunadamente ese no es el caso. Hacer del lado la historia desde el principio hace que el filme pueda enfocarse en los personajes, mostrarnos su mundo que se encuentra en la línea entre lo mundano y lo fantasioso, con un encanto muy propio, el cual solo se enfatiza aún más con la excelente animación.
Ya saben que soy demasiado parcial ante este tipo de cosas, pero la animación “stop motion” siempre tendrá un lugar especial en mi podrido corazón, ya que en mi opinión es una técnica que en verdad enfatiza el “amor al arte”, y ese sigue siendo el caso en Isla de Perros. Las maquetas y los modelos de cada personaje no sólo están cuidadas hasta el más mínimo detalle, sino que le permiten al director utilizar sus acostumbradas herramientas de cineasta, con más tomas simétricas de las que puedes necesitar, juego entre planos, una paleta de colores que evocan a la nostalgia y el tono “infantil” que acostumbra ir de la mano con las producciones de Wes Anderson.
Ahora, a pesar de que la cinta no deja de ser una historia animada sobre perros que hablan, no creo que la producción pueda llamarse verdaderamente una película “infantil”, al menos no de la forma en la que estamos acostumbrados a utilizar ese término en el cine.  La trama puede ser un tanto lenta en ocasiones y el humor, aunque nunca demasiado grotesco, en ocasiones se torna tan negro que no pienso que un niño llegue a comprenderlo realmente. No es que la película tenga algo demasiado grafico o complejo para un niño, lo que digo es que la propia producción podría resultar aburrida para un niño en más de un momento.
Isla de Perros es una de esas películas cuyo mayor logro es poder ser apreciada a diferentes niveles por cualquier persona. Pueden apreciar lo bien logrado de la animación, la impecable cinematografía, la metáfora de la historia en cuanto a la vida de minorías dentro de una sociedad “moderna”, la banda sonora sacada del ipod de un hípster desempleado ¡Es más! Incluso como una simple película de tiernos perros que hablan, todos estos elementos se ven presentes en la producción, haciendo que la película tenga un poco de todo para cualquier persona, logrando que cada quien disfrute los elementos que más apelen a su gusto personal e ignorar aquellos que no consideres tan importantes si es que eso es lo que verdaderamente quieres hacer. Isla de Perros tiene algo para cualquier tipo de público, no solo para los mamones pretenciosos que fingen saber de cine, como yo. En verdad vale mucho la pena, además de ser una excelente introducción al extraño mundo de Wes Anderson.

Isla de Perros: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Fantástico Señor Zorro (2009).
No tan buena como: Moonrise Kingdom (2012), El Gran Hotel Budapest (2014)
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Isla de Perros 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top