Latest News

19 de mayo de 2017

Cine Barato: Cómo Ser Un Latin Lover


 
Hay algo muy importante en la comedia que tal vez no se menciona demasiado ya que es bastante obvio (y esta vez no hablo de la subjetividad del género). Cualquier persona puede contar un chiste pero un elemento importante es quien lo cuenta, la gracia con la que lo hace y en general la personalidad del comediante. Lo que trato de decir es que en ocasiones, si un comediante te cae mal, por muy bueno que sea su material será casi imposible que te haga reír ¿Qué tiene esto que ver con Cómo Ser un Latin Lover? Que para bien o para mal, la gracia (o carencia de ella) recae casi exclusivamente en Eugenio Derbez, en otras palabras, si es que encuentran gracioso a Derbez la película resultará divertida para ustedes, pero si no tienen ni la más mínima empatía por este comediante, el filme pasa con más pena que gloria.
En Cómo Ser Un Latin Lover veremos las aventuras de un cazafortunas. Desde que era niño, Maximo (Eugenio Derbez) ha tenido la intención de ser adinerado sin tener que trabajar en lo absoluto para ello. Con esto en mente, Maximo se casa con una mujer mayor quien lo mantiene y cumple todo capricho suyo. La vida de Maximo es todo un sueño hasta que su esposa encuentra a un amante más joven, dejando a Maximo en la calle. Sin más opciones a la mano, Maximo se ve obligado a buscar refugio con su hermana Sara (Salma Hayek) mientras encuentra la manera de conquistar a otra anciana adinerada y poder seguir viviendo como un mantenido.
La historia es el típico cuento del timador con corazón de oro, lo cual no es demasiado interesante que digamos, pero lo que sí logró llamar mi atención es el arco del personaje por el que pasa el protagonista. Como casi siempre, no daré muchos detalles pero lo siguiente bien puede considerarse un spoiler, sobre aviso no hay engaño. Normalmente en este tipo de tramas el personaje principal se da cuenta de sus errores y cambia su forma de ser para convertirse en una mejor persona, algo que no ocurre realmente en esta película. A lo largo de la cinta Maximo aprende a valorar a su familia y crear verdaderos lazos con ellos que van más allá de su beneficio personal PERO al final de la historia el personaje sigue teniendo los mismos objetivos de ser un vago por el resto de su vida, algo que en retrospectiva resulta por lo menos moderadamente divertido, además de que rompe un poco con lo que se espera de este tipo de historias. Fin del semi-spoiler.
No sé si sea parte del diseño de la comedia o un accidente, pero aunque el personaje de Eugenio Derbez es indudablemente el protagonista de la historia, casi siempre su “fama” se ve eclipsada por el gran número de cameos de actores Hollywoodenses que son mucho más famosos que el (por lo menos en Estados Unidos), celebridades como Michael Cera, Krinsten Bell o el más grande regalo de dios al mundo, conocido como “Weird Al” Yankovick, solo por mencionar a alguno, todos ellos teniendo participaciones mínimas pero que debido a ser personalidades tan reconocidas, siempre terminan robando la atención al público.
La comedia no resulta nada del otro mundo, sobre todo si a se está familiarizado con el trabajo de Derbez. Juego de palabras y una pequeña dosis de comedia física se ven a lo largo de toda la película pero, de nuevo, las “payasadas” de Derbez resultaran graciosas solamente para aquellos que simpaticen con el comediante. Algo que resulta más fácil de clasificar es la participación de Salma Hayek, que por lo menos para mí resulta tan graciosa como una patada en la en la entrepierna. Puede que Hayek sea una actriz famosa dentro y fuera de México, pero algo que definitivamente no se le da es la comedia.
La pregunta importante aquí: ¿La película vale la pena? Estrictamente hablando debo decir que no. La comedia es simple, nunca hace algo que resulte verdaderamente inesperado y la trama recorre el camino que se espera de principio a fin. Aun con lo anterior, y sé que es una defensa bastante pobre, la cinta resulta moderadamente entretenida y no una tortura de chistes malos que dan dolor de cabeza, como muchas otras “comedias” últimamente. Si son fans de Derbez estoy seguro de que pasaran un rato agradable y para los que no lo sean, bueno, hay peores formas de perder el tiempo.

Cómo Ser Un Latin Lover: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: No Eres Tú, Soy Yo (2010), Jack y Jill (2011) (No es el protagonista, pero también sale Derbez)
No tan buena: No Se Aceptan Devoluciones (2013).
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Cómo Ser Un Latin Lover 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top