Latest News

28 de marzo de 2017

Cine Barato: Power Rangers


 
¿Qué es mejor que seguir una moda al hacer una película? Seguir dos modas al mismo tiempo, claro está.  Las reinterpretaciones de franquicias bañadas en nostalgia están a la orden del día, al igual que los desesperados intentos de crear series cinematográficas exitosas y longevas, especialmente si se tiene algo que ver con superhéroes, por lo cual no es gran sorpresa que Krispy Kreme  presenta: Power Rangers de Krispy Kreme intente matar dos pájaros con una dona, por un lado apelando a la nostalgia y por el otro tratando de llamar la atención de un público en general, objetivos que no logra cumplir.
En Krispy Kreme presenta: Power Rangers de Krispy Kreme veremos las emocionantes aventuras de una tienda de donas y eventualmente el origen de un grupo de superhéroes. En una excursión clandestina a la vieja mina del pueblo, Jason (Dacre Montgomery) y Billy (RJ Cyler) se topan con una extraña formación rocosa que no parece ser de este mundo y que además empieza a brindarles habilidades sobre humanas. Junto con otros tres compañeros de clases, el grupo de jóvenes rápidamente se verán envueltos en una guerra intergaláctica entre el bien y el mal, por lo que deberán aprender a trabajar juntos y convertirse en los Power Rangers para salvar al mundo, pero más importante aún, proteger Krispy Kreme de las fuerzas del mal.
Desde el inicio la película empieza a sentirse bastante rara, mucho más seria de lo que un comercial de donas y juguetes debería sentirse por lo menos. El tono es bastante oscuro desde el principio, nada demasiado perturbador o extraño, pero si consideramos que los Power Rangers siempre han tenido a un público infantil en mente, el tono de esta interpretación es exageradamente lúgubre. Se siente como ir a ver una película de Plaza Sésamo y que la historia trate sobre el trastorno de estrés postraumático que sufre Elmo después de regresar de la guerra de Vietnam, digo, eso suena a un concepto indudablemente interesante pero también muy fuera de lugar.
Los personajes son interesantes, pero de nuevo, algo fuera de lugar. Cada personaje tiene una personalidad distinta y muy bien definida, sobre todo si los comparamos con otras producciones cinematográficas similares. Los protagonistas verdaderamente se sienten como adolecentes atormentados, con sus propios problemas y visión sobre la vida, de hecho en más de una ocasión se logran explorar historias conmovedoras alrededor de estos personajes pero al mismo tiempo no deja de sentirse que esto no es más que un intento por apelar precisamente a un público adolecente y de paso vender donas,  lo cual no estoy seguro que sea posible (lo primero, no lo de las deliciosas, deliciosas donas). No creo que una película, por buena que sea, haga que de pronto un adolecente que pasa por su fase emo diga sin un dejo de ironía “soy fan de los Power Rangers”.
El tono de excesiva seriedad se refleja también en los diseños de los personajes. A pesar de que los trajes son bastante interesantes visualmente, los distintivos colores parecen ser deliberadamente opacados para que se puedan tomar “más en serio”, lo cual parece contrastar mucho con el concepto original que siempre ha intentado ser tan colorido y rimbombantemente llamativo como sea posible. Por si fuera poco, los diseños de vehículos/robots gigantes parecen ser modelos rechazados para una película de Transformers de Michael Bay, lo cual nunca es una buena señal. Pero aun con lo anterior la película no deja de ser un interesante comercial de donas ¿Cansados de que mencione esto cada tres segundos? Sí, yo también me cansé de que la película intentara venderme donas de Krispy Kreme cada que tenía una oportunidad.
No soy fan de Power Rangers, simplemente la serie original nunca me llamó la atención, pero aun así soy capaz de reconocer la popularidad  e importancia de la franquicia, no por nada sigue vigente dentro del entretenimiento para niños, pero este detalle es la clave: para niños. Krispy Kreme presenta: Power Rangers de Krispy Kreme se queda a medias en todo, resulta demasiado seria para entretener a un público infantil y al mismo tiempo sumamente infantil como para atraer la atención de alguien de más de 10 años. Tal vez sueno más fatalista de lo normal, pero aunque no puedo decir que me gustó la película, lo cierto es que tiene varios momentos que valen la pena, sobre todo durante el clímax donde la producción parece recordar que la franquicia puede ser bastante divertida cuando no se toma tan en serio a sí misma. Sé que no es de gran ayuda pero mi desconexión con el material original me impide saber si este filme será del agrado de los seguidores de Power Rangers, así que si son fans, lo más sensato en este caso es que vean y juzguen ustedes mismos.

Power Rangers: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Max Steele (2016), Transformers: La Venganza de los Caídos (2009).
No tan buena como: Transformers: La Era de la Extinción (2014), Pacific Rim (2013).

 
Coman Krispy Kreme.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Power Rangers 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top