Latest News

8 de noviembre de 2016

Cine Barato: Trolls


 
“No seas tan exigente. Es para niños” es la excusa más socorrida a la hora de defender una mala película infantil y aunque no puedo recordar alguna ocasión en la que yo haya utilizado esa justificación, tal vez yo mismo la he usado alguna vez, pero aun así es una respuesta tonta. Es lógico esperar que un filme cuyo principal objetivo es un público infantil sea mucho, mucho más sencillo en su estructura para ser más accesible para niños pequeños, ese no es el problema de Trolls, el verdadero error es no poner el más mínimo esfuerzo en la producción, dándonos como resultado una de las películas más trilladas, aburridas y predecibles que nos ha dado DreamWorks hasta la fecha.
En Los Pitufos Trolls veremos las aventuras de pequeñas criaturas que viven en un pueblo escondido para evitar ser cazados por Gargamel los Berbenos. Poppy es la feliz y juguetona princesa de los Trolls, un grupo de diminutos seres que viven en el bosque para esconderse de las criaturas llamadas Berbenos que, según sus creencias, solo pueden ser felices comiendo Trolls. Tras una escandalosa fiesta organizada por la hiperactiva Poppy, la aldea secreta de los Trolls es descubierta y muchos de los Trolls son secuestrados y llevados a Pueblo Berbeno para ser devorados. Negándose a perder la esperanza, Poppy busca la ayuda de Sherk Ramón, un amargado Troll que sabe todo sobre los peligrosos Berbenos. Ahora Poppy y Ramón emprenden el viaje más grande de sus vidas para tratar de  salvar a sus amigos.
Primero lo primero. DreamWorks ya ha demostrado una y otra vez que son de los mejores en cuanto a animación por computadora se refiere, lo cual no deja ser el caso en Trolls, dándonos una fluida y sumamente colorida animación. El uso de texturas es muy interesante, dándole a prácticamente todo personaje y escenario un aspecto visual similar a estambre o materiales para manualidades similares, lo cual lo cual hace que a la cinta muy atractiva visualmente con una imagen muy  innovadora, siempre y cuando no tengas idea de que Kirby´s Epic Yarn o Yoshi´s Woolly Word existen. Haciendo a un lado mi hostilidad por un par de segundos, de que la película es agradable a la vista es algo que nadie puede negar.
La trama es trillada y no aporta absolutamente nada que no hayamos visto antes, la moraleja es presentada con la misma sutileza que un ladrillo arrojado a rostro y los personajes, fuera de los muy coloridos diseños, carecen de cualquier tipo de personalidad discernible aparte de “son felices” ¿Qué tan aburrido e incompleto es el guion? Lo suficiente como para tener que rellenarlo con la versión número 45, 357del cuento de Cenicienta. Por si lo anterior fuera poco, la película siente la necesidad de insertar números musicales cada treinta segundo, llenando la pantalla con todo tipo de canciones populares del momento, recurso que no sería  la primera ni la última vez que una película utiliza para tratar de ser “relevante” o “cool” ante los ojos del público, lo cual no es de mi agrado, pero como en todo, en gustos se rompen géneros PERO lo que sí es casi un crimen son algunos de los covers que se utilizan. No pretendo ser un gran conocedor de la escena musical, de hecho tengo que aceptar que mis gustos musicales son los más aburridos e insípidos que una mente humana pueda concebir, pero a pesar de ello ver como destrozan canciones como no deja de ser bastante doloroso. Lo que la película hace con Clint Eastwood (la canción de Gorillaz, no el actor) y The Sound of Silence es algo que solo puedo describir como vandalismo musical.
La prioridad de Trolls no es contarnos una historia interesante o darnos personajes entrañables, lo más importante para el filme es ser un colorido y efectivo comercial de juguetes disfrazado de película, lo cual, seamos honestos, no es una estrategia nueva cuando hablamos de películas infantiles, pero lo hace de manera tan simplona que inevitablemente se siente como una descarada estafa. Ya sé que doy siempre el mismo ejemplo para todo, pero dejare de hacerlo cuando el ejemplo deje de ser relevante: ¿Saben que película era un descarado comercial para vender juguetes? La Gran Aventura Lego ¿Saben cuál ha sido de las películas más entretenidas e innovadoras en el campo de la animación en los últimos años? La Gran Aventura Lego. No tengo nada en contra de la mercadotecnia dirigida a niños, siendo honestos más de la mitad de las franquicias que me gustan eran precisamente comerciales de juguetes disfrazados de series de televisión, la diferencia es que por lo menos se intentaba dar algo remotamente original al público. La palabra clave aquí es “Intentar”, algo que Trolls no hace en ningún momento, prefiriendo darnos una producción que se ve “bonita” y nada más. La verdad sea dicha, la película va a ser del agrado de cualquier niño menor de seis o siete años, más allá de eso no hay nada aquí para cualquiera que tenga más edad que esa.

Trolls: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Felicidades DreamWorks, lograste producir algo más odioso que Home: No Hay Lugar como el Hogar, algo que creía físicamente imposible.

  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Trolls 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top