Latest News

21 de diciembre de 2015

Cine Barato: Star Wars. El Despertar de la Fuerza


Llamarse a uno mismo fan de Star Wars no es nada del otro mundo, y antes de que cierren la ventana del explorador y/o saturen mi correo con mensajes de odio, permítanme explicarles el porqué de esta aseveración tan blasfema. Solo hay dos tipos de personas en el mundo: Los que amamos Star Wars y los que no conocen Star Wars. Decir que te gusta Star Wars, por lo menos para mí, es algo demasiado obvio, es como decir que el ser humano necesita alimento y aire para sobrevivir (duh). Puede que esto suene excesivamente exagerado para algunos (sobre todos para aquellos que son demasiado jóvenes), pero estoy siendo completamente sincero; sin embargo no todo ha sido bueno durante los 38 años que tiene la franquicia, sobre todo en tiempos recientes. No nos gusta hablar demasiado sobre ello, pero existió un periodo cuando todo parecía perdido, a partir de 1999 se sintió una gran conmoción en la Fuerza, como si un millón de voces gritaran de terror y luego… fueran silenciadas. Temo que ocurrió algo horrible… Fueron tiempos verdaderamente oscuros, pero aquí estamos, 10 años después y finalmente ha pasado algo que los más pesimistas de nosotros nunca pensamos que volvería a suceder: Hay un despertar ¿Lo han sentido? La Fuerza es poderosa en mi familia. Mi padre lo tenía. Yo lo tengo. Mi hermana lo tiene. Ustedes también tienes ese poder… el poder de alzar la frente en alto y aclamar al unísono con atronadora voz ¡Star Wars está de regreso! ¡Una nueva película de Star Wars es excelente!

Esta es la parte en la que usualmente me dedico a contarles de manera muy breve la trama de la película, pero en esta ocasión no lo hare, no porque no pueda, sino porque sería una afrenta a este film y sus muchas y variadas sorpresas. Si quieren una probadita, hagan lo que yo hice y vean el trailer hasta que sus imágenes queden grabadas en sus retinas. Antes de iniciar con la reseña de manera formal, y si no tienen la paciencia para leerla por completo, sepan esto: Star Wars. El Despertar de la Fuerza vale la pena ser disfrutada en la pantalla grande, así que siéntanse libres de apagar su computadora y correr a su sala de cine más cercana. Para aquellos con la paciencia suficiente, acérquense jóvenes Padawans y sigan leyendo, y no se preocupen, aquí no hay spoilers.

En un inicio la película puede ser engañosa con sus personajes. Naturalmente nuestras mentes (o por lo menos la mía) busca crear análogos entre los nuevos personajes y aquellos ya veteranos. Tal vez solo sea el intragable y mamon sínico que habita en mí, pero pensé en más de una ocasión “¡oh! Este va a ser el nuevo Han Solo, o el nuevo Luke…” etcétera, pero por fortuna esto solo ¡Es una trampa! Cada nuevo personaje es su propio ser completo, y aunque cada uno puede tener intersecciones con las cualidades de personajes ya existentes de la saga, cada nuevo integrante del elenco consigue encontrar su propia personalidad e historias que los convierte en algo verdaderamente memorables.

Chewie, we´re home (¡ya era hora!)

Todas las actuaciones son muy buenas en general, pero quien llega a robarse la película cada segundo que aparece en pantalla es Harrison Ford, lo cual es un deleite para todos los fans de la serie original. Han Solo toma un papel central dentro de la trama, uno aun mayor que el que tuvo en la trilogía original, lo cual tal vez sea del desagrado de aquellos a los que no les gusta este personaje (si es que tal persona en verdad existe). Y como no sería yo mismo si no me quejara de nimiedades, tengo que decir que el punto débil (OJO, digo punto débil, no punto malo) es el nuevo antagonista Kylo Ren (Adam Driver). Este personaje es evidentemente un “remplazo” para la icónica e intimidante figura de Darth Vader, algo que resulta muy difícil de lograr (sino es que imposible). Aun que la influencia es sumamente marcada, también es cierto que Kylo Ren no es una copia al carbón de Vader y que tal vez por el momento este sea un personaje medio “flojo”, pero esto se debe a dos cosas: Lo bien logrado que resultan el resto de los personajes nuevos en comparación y el hecho de que estoy más que seguro que lo mejor de Kylo Ren esta aun por venir. En resumen, el nuevo villano ha captado mi curiosidad, aunque no por completo mi atención (aun...).

La calidad de la historia puede que sea el punto más difícil de catalogar. Es complicado describirlo sin llegar a los spoilers, pero hay que admitir que la trama sigue una formula ya establecida dentro de la franquicia, al grado que la película podría “venderse” de muchas maneras diferentes y funcionaría muy bien de cualquier manera. Pongámoslo así, el film podría llamarse un remake, un reboot, una secuela y (más importante aun) una película completa por sí sola, y cada una de esas etiquetas le quedaría perfecta. Podríamos decir que la trama recorre un camino que ya conocemos, pero es uno tan, tan bueno, que no importa ver este escenario tan familiar una vez más. Este es uno de eso bellos casos donde el producto final es aún mayor que la simple suma de sus partes.

Otro pequeño gran detalle es la manera en que se hace alusión a cintas previas. Podemos ver mucha de la iconografía a la que nos tiene acostumbrado una galaxia muy, muy lejana, pero estos pequeños detalles nunca llegan a ser demasiado intrusivos o forzados (*cof* como en las precuelas *cof), además que no es necesario reconocer todos estos guiños para disfrutar la cinta por completo.

Para finalizar hay que tener algo muy en cuenta, la película es muy buena, pero no es perfecta, lo cual puede ser un problema para algunos. Es inevitable acercarse a esta franquicia con unos lentes de nostalgia, de grosor variable entre persona y persona, pero lentes de nostalgia a fin de cuentas, por lo que algunos esperaran revivir esa ilusión de perfección que muchos tenemos tatuada en la memoria. Como casi siempre cuando se habla de franquicias de gran influencia y trayectoria, es cuestión de ajustar las expectativas y no dejarnos segar por ellas. Lo que es innegable es que El Despertar de la Fuerza es una película que verdaderamente puede sumarse con orgullo a la gloriosa trascendencia de la trilogía original y llevar, una vez más, el nombre de Star Wars a la grandeza. A partir de ahora cuando un niño les pregunte si la saga de Star Wars es verdaderamente tan buena como todo el mundo dice, podremos contestarle con orgullo: Es cierto. Todo. El lado Oscuro. Los Jedi. Son reales. La Fuerza te está llamando, solo déjala entrar.

Evidentemente soy fan de la saga y por ello mi parcialidad se encuentra en entredicho (más de lo usual), por lo que voy a dar dos calificaciones a la película. Primero, como fan de Star Wars.

Star Wars. El Despertar de la Fuerza: 4/5. Muy buena.













Ahora, y en consideración de aquellos que se dicen ser del selecto club que nunca ha visto Star Wars… por cierto ¿Qué se siente estar muerto por dentro? Decir que nunca han visto Star Wars es como decir que nunca han disfrutado de una cerveza helada en un día caluroso, o bebido un delicioso café caliente por la mañana, o que nunca han amado a nadie en su vida… ejem, como sea, para ellos la siguiente calificación.

Star Wars. El Despertar de la Fuerza: 3/5. Buena.











Mejor que: La Amenaza Fantasma (1999), El Ataque de los Clones (2002), La Venganza de los Sith (2005), El Regreso del Jedi (1983) (Sip, a ese nivel la pongo ¿Algún problema?)

No tan buena como: La Guerra de las Galaxias (1977), El Imperio contraataca (1980)


  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

1 COMENTARIOS:

dark volverine dijo... 28 de diciembre de 2015, 2:13

En esta película aplicaron la formula que le dio el éxito a toda esta gran franquicia; digo esto haciendo a un lado lo fanático y ñoño que soy con Star Wars.

Item Reviewed: Cine Barato: Star Wars. El Despertar de la Fuerza 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top