Latest News

11 de diciembre de 2015

Cine Barato: En la Cuerda Floja


Hay muchas razones por las que nos puede gustar una película, desde nostalgia, hasta un simple interés por el tema que se maneja y un variado y complejo etcétera. En otras ocasiones es un poco más difícil el reconocer el porqué un film conecta con el espectador. Tal vez nos identifiquemos con los personajes (o quizá solo sea una engañosa proyección) de manera en que verdaderamente sentimos caminar en los zapatos de dichos personajes, y en muchos sentidos En la Cuerda Floja nos permite hacer eso metafóricamente.

Basada en hechos reales, En la Cuerda Floja nos cuenta la historia de Philippe Petit y su legendaria caminata. Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt) es un joven artista callejero que vive en parís en los años 70´s, cuya pasión son los actos en la cuerda floja. Un día Philippe se entera de la construcción de los edificios más altos del mundo: Las torres gemelas de Nueva York. Viendo el potencial de hacer el acto más sorprendente de su carrera, Philippe adopta el sueño de caminar entre lo más alto de las torres y a pesar de ser una tarea prácticamente imposible, esto solo hace que su obsesión por lograrlo sea aun más fuerte.

La película cuenta con el pequeño problema que cualquier film basado en hechos reales: Ya sabemos (más o menos) como termina la historia. Pero como en toda buena película (basada en hechos reales o no), no es tanto el final de la trama, sino el camino recorrido para llegar a ese final lo que definirá si puede enganchar o no al espectador, y en el caso de En la Cuerda Floja, la respuesta es un gran “si”.

Al tratarse de una película biográfica, el peso de la película recae fuertemente en Joseph Gordon-Levitt y su interpretación del artista parisino, lo cual logra hacer de manera esplendida. Se nos presenta a un protagonista muy carismático que inmediatamente se gana la simpatía del espectador. Sería muy fácil que la historia nos diera a un Philippe como un héroe perfecto y sin falla alguna, pero en lugar de eso, el guion nos deja ver a un joven con tantas virtudes como defectos. Aunque el ambiente de la cinta nunca deja de ser jovial, la película no teme tocar (aunque sea muy superficialmente) aspectos más oscuros de su protagonista, como su obsesión casi autodestructiva por realizar su acto.

Los efectos especiales son verdaderamente espectaculares, aunque no de la manera en que se nos tiene acostumbrado en estos días. Usualmente los efectos por computadora por si solos se utilizan para crear grandes explosiones o seres fantásticos, pero En la Cuerda Floja se utilizan para resaltar las acciones de los personajes, junto con el uso de efectos prácticos. Cierto, hay muchas razones por las que sería imposible filmar de manera tan detallada a un actor caminando por un cable a más de 400 metros de altura, pero gracias a los efectos visuales, es precisamente esta imagen la que vemos de manera tan realista.

La palabra clave aquí es “realismo”. Puede que suene muy exagerado, pero la manera en que se filma le legendaria caminata por la cuerda floja es simplemente espectacular y la inmersión es tal que verdaderamente puede provocar una sensación de vértigo en el espectador. Como ya dije, la escena es retocada con efectos por computadora (obviamente), pero hay que reconocer algo muy importante: Joseph Gordon-Levitt verdaderamente se encuentra caminando por una cuerda floja, algo que aprendió a hacer bajo la tutela del verdadero Philippe Petit durante la producción de esta película. Tal vez este último dato no sea demasiado importante para juzgar el producto final que nos presenta la película, pero sin duda demuestra un nivel de dedicación admirable por parte del actor.

En la Cuerda Floja nos muestra una historia que tal vez muchos sólo conocíamos de manera anecdótica, pero se toma el tiempo de contarnos tantos detalle sobre esta hazaña que es inevitable que el espectador no se involucre en la historia, convirtiéndose en un “cómplice” más de Philippe durante el más grande acto de su carrera. Sé que no le hago ningún favor al film simplificando algo de manera tan grotescamente simple, pero pongámoslo así: La película logra hacer que algo tan aburrido como jalar unos cables resulte una experiencia extremadamente interesante y muy, muy emocionante. Esta es una película hecha para la pantalla grande, y esa es la mejor manera de disfrutarla completamente. Definitivamente vale la pena verla en el cine, lo cual sé puede ser difícil ya que esta película se estreno hace tiempo y una de las únicas razones por las que yo pude verla en la pantalla grande es porque donde vivo siempre llegan las películas con meses de retraso… como sea, si pueden hacerlo, vayan al cine a ver esta película.

En la Cuerda Floja: 4/5. Muy buena.













Mejor que: Everest (2015) (Hablando de películas de este año basadas en hechos reales y lugares altos).

  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: En la Cuerda Floja 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top