13 de noviembre de 2011

Hombres y Héroes No.39 La Caída de Babilonia.

Adaptación: Remy Bastien

Guion: M. Arce

Dibujo: Joaquín López

Portada: Rodolfo Pérez

Publicado en México por Novedades Editores

el 18 de Mayo de 1988

El espionaje es tan antiguo como el hombre, y un espía no solo recaba información o inteligencia, el espía también hace labor de sabotaje, de eliminación de rivales y en un momento dado, puede dedicarse a mal informar o desinformar al enemigo, en una palabra debería engañarlo, en esta historia se nos presenta la historia de uno de los engaños mas celebres de toda la historia y tomando en cuenta que esta es una aventura verídica se disfruta mas intensamente el relato de La Caída de Babilonia. Y es que muchos años atrás antes de Cristo, el imperio Babilónico alcanzo enorme esplendor, la legendaria civilización nació y creció entre los ríos Tigris y Éufrates, en fértiles tierras, en lo que hoy se conoce como Irak, ellos eran grandes ingenieros y realizaron impresionantes obras de irrigación, que les aseguraban vastas cosechas, además fueron hábiles para el comercio y su influencia se extendió por todo el medio oriente, eran literarios y poetas y mil años antes de Cristo existían en Babilonia enormes bibliotecas, el celebre código implantado por su rey Hammurabi unía a todo el reino en un régimen de ley y orden, además eran buenos soldados, capaces de una excelente organización militar y durante siglos, fueron los amos absolutos de la región.

Pero un pueblo vecino habría un día de someter a los babilonios, ese pueblo era el Persa, originalmente sometido a su vez a los Medos en el año 559 antes de Cristo, el gran rey Persa Ciro libero a su raza del yugo Medo, conquisto a sus anteriores amos e inicio la conquista de esa parte del medio oriente, y fue en ese año del 559 que Ciro sitio la gran Babilonia, capital de la que hasta entonces había sido la máxima civilización del mundo, fue uno de los sitios mas famosos de la antigüedad y habría de durar muchos mese en ese estado, Ciro sabia que tatar de asaltar Babilonia por sus muros seria una derrota segura y durante mucho tiempo busco la manera de entrar a la ciudad, así que un día hablo con sus ingenieros y les mostro a lo lejos como el rio Éufrates atravesaba la ciudad y de esta forma, sabia que por la parte donde entraba el rio a la ciudad no había muros, pero el rio era tan profundo que seria imposible entrar por ahí, por lo que ordeno bajar el nivel del rio y bajo su dirección, durante meses enteros,. los sitiadores cavaron enormes canales a los que podían ser desviadas las aguas del rio Éufrates y con esto bajar el nivel del agua por donde entraba a la ciudad mientras por otro lado se construían enormes torres de asalto para destantear a sus enemigos, y en Babilonia nadie sospechaba lo que ocurría y la confianza fue su perdición.

Pero al llegar el invierno, cuando toda la ciudad de Babilonia cumplía un riguroso rito anual en honor a sus dioses y el solo comenzaba a perderse en el horizonte el Rey Ciro dio la orden y con el rompimiento de los diques cuidadosamente erigidos por los ingenieros Persas, las aguas del rio Éufrates se fueron desviando a los canales construidos por ordenes de Ciro, cuenta la Biblia en el libro de Daniel que entonces el rey de Babilonia que se hallaba en un gran banquete con todos sus jefes y esposas que una mano surgió de la nada y escribió una leyenda sobre los muros, en ese entonces el pueblo de Israel era presa de los Babilonios y sabiendo de su profeta Daniel que era muy sabio, fue llevado ante el muro donde pudo leer lo siguiente: Tu y tus esposas y tu gente, han adorado a falsos dioses y ahora el Dios Verdadero, te envía este mensaje, Dios ha juzgado a tu reino y lo da por concluido, has sido sopesado en la balanza y eres poca cosa y Upharsin tu reino será dividido y entregado a los Medos y los Persas. Había llegado el fin, el plan de Ciro funciono a la perfección, al desviar el Éufrates, el nivel del rio bajo tanto, que permitió al ejercito Persa avanzar directamente por sus márgenes, hacia el corazón de Babilonia y así fue a sangre y fuego con la ventaja de la sorpresa que los feroces Persas tomaron la gran ciudad.

Babilonia la hermosa, Babilonia la grande había caído en manos enemigas por primera vez en su milenaria historia, murió el rey de Babilonia y miles de sus soldados cayeron, en una matanza que hizo correr ríos de sangre y para el pueblo de Israel, la llegada de Ciro significo la liberación, pues finalmente, lo dejaron partir tras cincuenta años de cautiverio, para Ciro la toma de Babilonia aumento su imperio en mas de el doble de territorio, la era dorada de los babilonios daba paso al dominio de los Persas sobre todo el medio oriente, Cambises el hijo de Ciro agrego al imperio de su padre las riquezas de Egipto y Darío I poco después expandió las fronteras del mundo Persa hasta las fronteras de la India, los Persas dejaban a los pueblos vencidos sus costumbres, su lengua y se religión y encomendaban el gobierno a Satrapas o administradores de las provincias Persas, tras la caída de Babilonia en el año 538 antes de Cristo, la vida en la gran ciudad volvió a la normalidad, durante dos décadas, pero en el año 519 antes de Cristo un babilonio llamado Naditabira llevo a cabo una conjura para retomar el poder y les dijo a sus aliados el terrible plan que llevarían a cabo para recuperar el poder ante el horror de sus aliados.

Pero llego el día de la rebelión y lo primero era que había que matar a los soldados Persas que vigilaban parcialmente la ciudad, la eliminación del enemigo se llevo a cabo en todos los ámbitos de la ciudad y fue así como en las murallas, en las calles y en las tabernas los persas cayeron y fue así como tras veinte años de paz la rebelión de Babilonia era completamente sorpresiva, todo fuer perfectamente llevado a cabo, pero el plan de Naditabira iba mas allá todavía, pues en un suceso muy extraño, todos los sublevados babilonios fueron sacando a todas las mujeres a la calle y solo dejaban cada uno a su madre y su primer esposa, pero todas las demás mujeres fueron llevadas a la plaza principal y fueron ejecutadas, con la idea de que así podrían resistir un nuevo estado de sitio, con menos bocas que alimentar, pero sucedió lo inevitable y al poco tiempo después el rey Persa Darío puso sitio a la gran ciudad, sin que pasara nada durante meses y sobre todo cierta burla molestaba a los Persas, pero esta vez la derrota llegaría de forma muy distinta para Babilonia, pues uno de los hombres de Darío de nombre Zopiro, uno de los mas valientes trazo un plan que seria la punta de lanza de la victoria Persa, pues en un acto de valentía impensable se corto la nariz y las orejas mutilando su cuerpo para hacerse pasar por un hombre ultrajado y que daba la espalda a los Persas y así poder entrar a Babilonia y lograr su confianza y desde el interior lograr la derrota babilonia y así fue como con todo planeado Zopiro pidió al rey Darío que enviara cierto numero de hombres en determinados días y haciendo creer a los militares babilonios que conocía los planes Persas, fue que los babilonios creyeron en Zopiro al ver que siempre les daba la victoria ante los Persas, que siempre enviaban tropas de tercera calidad en espera del golpe final.

Fue así como veinte días después de la tercera victoria de Babilonia Darío puso en marcha a su ejercito completo y el ejercito completo de Darío acometió con furia y la mayoría de los babilonios acudió a los muros a rechazar el ataque Persa, mientras Zopiro ponía en marcha la ultima parte del plan y dirigiéndose a la parte posterior de la ciudad, abrió las puertas para dejar pasar al ejercito Persa y fue como lo mas selecto del ejercito Persa entraba a la ciudad en una oleada incontenible, así gracias a Zopiro, fue tomada Babilonia por segunda vez, dueño ya Darío de Babilonia derribo sus muros y arranco todas las puertas de la ciudad y en terrible venganza, hizo empalar hasta 3000 de los principales en la rebelión, pero hecho todo lo anterior entrego a los demás babilonios la ciudad para que vivieran en ella, después como los babilonios habían estrangulado a sus mujeres por salvar provisiones para el sitio, ordeno que se trajeran mujeres de todos los pueblos de los alrededores de manera que reunió un total de cincuenta mil, para Zopiro hubo los mayores honores y fue nombrado Satrapa o administrador de Babilonia y su satrapía quedo exenta de tributo al rey, el resto de la vida transcurrió feliz para el y sus hijos habrían de ser grandes soldados, aunque ninguno igualo la hazaña del hombre que mutilándose, engaño magistralmente a sus enemigos.

COMICORP TV

Sin City: A Dame to Kill For - Trailer 2

RESEÑAS COMIQUERILES

ARCHIVO