Latest News

29 de junio de 2011

Hombres y Héroes No.21 Primero es la Patria!

Adaptación: Remy Bastien
Guion: M. Arce
Dibujo: Joaquín López
Portada: Francisco Samaniego
Publicado en México por Novedades Editores
el 13 de Enero de 1988

De 1862 a 1867, la guerra contra la intervención francesa y el segundo imperio unió como nunca antes a todos los mexicanos patriotas, al final de la cruenta guerra, los mercenarios europeos y los soldados mexicanos conservadores serian totalmente derrotados por los ejércitos republicanos fieles al presidente Benito Juárez. De esta época tan significativa de nuestra historia surge este relato de la vida real, una aventura estremecedora, verídica y justamente inmortal.

Era la tarde del 7 de abril de 1865, cuando un batallón Belga del regimiento de la emperatriz Carlota, llego a Tacámbaro Michoacán, este batallón de los invasores extranjeros se apoderaba de una de las regiones que más simpatizaba con las fuerzas republicanas, por lo que era de suma importancia mantenerlos bien vigilados a cada movimiento que hicieran, precisamente de su vigilancia se encargaba el Indio Acosta quien contaba a los enemigos descubriendo a más de trescientos belgas y más de ochenta dragones mexicanos traidores a la patria y que apoyaban a los invasores, en este batallón destacaba el mayor Tydgat quien apoyado por una impresionante artillería se sentía muy satisfecho y confiado de poder repeler cualquier ataque, sobre todo del mexicano Nicolás de Regules un gran general que en esos momentos estaba combatiendo a los franceses en Zinapecuaro.

Ante la inminente llegada y el inevitable choque con el general Regules el mayor Tydgat ordeno tomar la iglesia del pueblo y una casa aledaña para usarlos como punto de defensa y donde además los soldados belgas colocaron una nueva trinchera haciendo prácticamente imposible poder penetrar esa defensa, todo esto mientras el Indio Acosta se dirigía al encuentro del general Regules, pues el punto que más preocupaba en esta situación era que en Tacámbaro estaba viviendo la esposa del general Regules, Doña Soledad Solórzano de Regules y sus dos hijos, por lo que en cuanto se enteró de que la ciudad donde estaba su esposa, el general Regules, se quedó pensativo y ordeno que se avanzara al encuentro, a pesar de que sus subalternos le pedían que lo pensara mejor pues no querían poner en peligro a su familia, pero el general Regules se mantuvo firme mostrando con ello el heroísmo y sobre todo el patriotismo que tenía en la sangre.

Pero lo inevitable ocurrió cuando un medico belga que estaba en el batallón instalado en Tacámbaro de nombre Lejeune se presentó ante el mayor Tydgat y le comento que en este pueblo se encontraba la esposa e hijos del general Regules, por lo que al saber de la cercanía de los imperialistas, se ordenó que Doña Soledad fuera puesta a disposición de los belgas, mostrando su total cobardía ante los mexicanos, un acto que lleno de indignación a toda la gente del pueblo y que también presencio el Indio Acosta que se había adelantado a el batallón para conocer los pormenores, parecía que sería difícil poder combatir con un acto de cobardía como ese, pero lo impensable ocurrió cuando se le informo al general Regules que su familia era prisionera de los belgas y entonces lanzo el grito de combate que puso a todos con la adrenalina a tope, pues el grito se escuchó por todos lados, Primero es la Patria!

Enseguida los mexicanos se lanzaron hacia el pueblo de Tacámbaro pero fueron vistos desde lo alto de la torre de la iglesia y los belgas fueron alertados, entonces inicio la batalla y al inicio parecía que los belgas podrían detener este ataque, pero no contaban con el coraje de los mexicanos que luchaban por la libertad de su patria y poco a poco fueron ganando posiciones que les permitieron al paso de las horas ir bajando en número a los enemigos del país, entonces algunos de los belgas pudieron ver al general Regules quien parecía estar poseído y ni una bala lograba tocarlo, con esto los extranjeros se llenaron de miedo al ver el coraje con peleaban los patriotas y enseguida en un acto aún más cobarde fueron por la esposa del general Regules y con se pequeño hijo y su bebe de brazos la colocaron en la entrada de la iglesia como escudo, este acto cobarde solo enardeció mas a los imperialistas quienes se lanzaron con todo a pesar de la desventaja en artillería y lograron apoderarse de la casa anexa a la iglesia.

Parecía que esto terminaría pronto, pero los belgas sacaron una bandera blanca en señal de rendición y cuando los mexicanos bajaron la guardia fueron abatidos con la peor cobardía que podía ser gala los invasores, ya no había mas que perdonar y los imperialistas se fueron con todo y lograron exterminar casi por completo a los belgas, hasta que el Sordo Molina un artesano de Tacámbaro que se había unido a la pelea, logro llegar hasta la esposa del general Regules y ponerla a salvo, entonces todo el poder de los mexicanos se dejó sentir y lograron llegar hasta el mayor Tydgat y entonces el general Regules les pidió la rendición y así fue, terminando con esto una de las batallas más sangrientas en la lucha por la libertad de México.

Pero cuando todos querían matar a los invasores que quedaban vivos por haber sido unos cobardes y poner en peligro a Doña Soledad y a sus hijos, la esposa del general hablo y dio muestra de su amor, cuando pidió que no mataran a nadie de los invasores, dando muestra de la gran mujer que era, así de pronto los gritos de odio cambiaron por las porras y reconocimientos hacia esa gran mujer, solo un acto ensombreció el final de la batalla y es que ya por la noche cuando el doctor Lejeune atendía a los belgas heridos un hombre que había sido coronel al frente de las fuerzas mexicanas de nombre Jesús Gómez le disparo en la cabeza por su acto cobarde, Jesús Gómez hacia sido degradado de grado debido a sus problemas con el alcohol, pocos estuvieron en desacuerdo con esto pero Jesús ya había hecho justicia por su propia cuenta.

Jesús Gómez moriría dos años después, en mayo de 1867, durante la toma de Querétaro, durante la batalla que marco el fin del segundo imperio, poco después Emiliano Miramón y Mejía serian fusilados en el cerro de las campanas, batallas como la Tacámbaro fueron las que ayudaron a los mexicanos a unirse para derrotar al enemigo y por segunda vez consolidar nuestra independencia. Glorioso día 11 de abril de 1865 que honra a hombres como Nicolás Regules, a mujeres como Doña Soledad y a todos los mexicanos que en aquellos tiempos vertieron su sangre para salvar la patria. Terrible en la batalla, noble y ajeno a la venganza en la victoria, dispuesto al más alto sacrificio de que es capaz un hombre, Don Nicolás de Regules perdurara para siempre en la memoria de los mexicanos, aunque al amanecer de aquel terrible día el deber le hizo decir a sus soldados... Primero es la Patria!
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Hombres y Héroes No.21 Primero es la Patria! 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top