Latest News

26 de mayo de 2011

De Cuentos de Hadas.




Hablar de clásicos siempre es difícil porque con el paso del tiempo se vuelven vacas sagradas intocables de las que ya se ha dicho todo lo posible y pocas veces se descubre el hilo negro de las cosas, porque por lo general ya no hay nada que descubrir, sin embargo, la intención del siguiente post no tienen la finalidad de aportar nada nuevo a la mitología de la película que se va a reseñar y que responde a la petición de un amigo.

Desde sus origines la Miedo y Ciencia Ficción ha sido elementos inseparables unos de otros y es que al igual que nuestros antepasados crearon a los dioses para darle personificación a todo aquello que estaba fuera de su compresión, con la Ciencia Ficción el hombro encontró el medio idóneo para volver a plasmar todos aquellos temores que sobre los continuos avances de la tecnología tenía lo más cercano a lo real.

Así fue como muchas de las grandes producciones de los años cincuentas plasmas el miedo inmediato que creo el devastador inicio de la era nuclear y de la subsecuente paranoia que generó la guerra fría entre las naciones socialistas y capitalistas, pero también plasmaron el miedo a lo desconocido, que en este caso ya no eran los fenómenos naturales que se presentaban, sino “lo que había allá afuera”.

De tal suerte que “los habitantes de las estrellas” lo mismo encarnaban el miedo a los rojos que seres pequeños de grandes ojos que realmente eran de otro planeta y que lo mismo eran amigables buscando solo “llamar a su casa” que intentaban conquistar el mundo viniendo del vecino planeta rojo cercano, y aun cuando muchos eran humanoides o reptilaloides con apariencia humana, no eran atemorizante después de todo.

Pero el tiempo paso, la ciencia ficción fue un género que comenzó a caer en desuso y durante mucho tiempo estuvo como que olvidado, sin embargo fue en la década de los setentas que tuvo un segundo aire, en el que se le regalarían al mundo otros clásicos que si bien es cierto buscaban tener una visión mucho más amable del futuro, también mantenían el miedo a lo incierto del comportamiento humano y lo que había allá afuera.

Fue así como en 1979 la creatura que cambiaria la visión de los extraterrestres que no daban miedo nacería (y no, no me refiero a quien escribe este post) en una película cuyo título es simplemente Alien, la historia es por todos conocida, una pequeña nave de transporte regresa a la tierra cuando la computadora de abordo recibe un extraño S.O.S que por programación tendrá que investigar.

Cuando están por llegar al sitio de origen de la trasmisión la computadora saca de su sueño inducido a los siete miembros de la tripulación: Dalla, Lambert, Brett, Kane, Ash, Parker y Ripley quienes al percatarse de la situación no tendrán más que continuar con el protocolo establecido previamente por la computadora, así un grupo reducido saldrá a explorar los vestigios de una nave abandonada.

Y es ahí en donde encuentran el mítico esqueleto de un spacejockey enorme sentado en lo que parecería ser un cañon de algún tipo, bajo el cual encontraran confinados una suerte de huevos los cuales al sentir la presencia de los recién llegaron abrirán y de ellos saldrá una extraña creatura que se le pegara a uno de ellos, quien de inmediato será llevado a cubierta medica para tratar de quitarle el ente que se le pego.

Sin embargo los esfuerzos por quitárselo no funcionan y el ente solo deja a quién tenía apresado, los viajeros ya de regreso a casa estarán tranquilos por unas horas solo para que a la hora de la comida descubran que dentro de su amigo hay un nuevo invitado que al estar completamente desarrollado tendrá que salir de su huésped de una manera que hasta hoy es legendaria, a través de su pecho.

De ahí el viaje de regreso a casa es tortuoso ya que con “el” nuevo pasajero los viajeros tendrán que hacer todo para intentar sobrevivir de lo que el robot de la nave llama, la máquina perfecta, un alienígena de exopiel negra y sangre acida que cuyo único instinto en ese momento es sobrevivir para lograr conservar su especie, utilizando para ello a los humanos a los que hasta donde sabemos matara en las próximas horas.

Uno a uno los viajeros caen quedando sólo Ripley y un gato quienes en su intento por matar a la bestia entre ellos terminaran por destruir la nave completa, esfuerzo que será en vano ya que como toda buena maquina perfecta busca sobrevivir a como de lugar y se embarca en la misma capsula de salvación que la mujer, quién al percatarse logra abrir con éxito la regilla y arrojar al polizón al espacio exterior.

Decir de manera personal que la primera vez que vi Alien (en canal 5) si me dio miedo y de hecho recuerdo no haber dormido en días (y eso que la vi en una pantalla pequeña y con cortes comerciales), mientras que años después, cuando pude ver Aliens en el cine aquella criatura negra, con una boquita dentro de su boca y cuya sangre quemaba lo que tocaba se volvió uno de mis personajes favoritos de todos los tiempos.

Tiempo después leí un reportaje sobre las mejores películas de ciencia ficción del siglo y entre ellas se encontraba por supuesto ambas películas, sin embargo ahí fue donde e entere que Riley Scott, director de Alien declaro que uno de los factores por los que la película había impactado tanto, fue porque lo cerrado del cine ayudaba a crear el sentimiento de claustrofobia que los viajeros del Nostromos debieron de haber sentido al estar encerrados con aquella criatura,

Como era lógico no lo creí en su momento aunque para ese momento ya sabia que “el cine se ve mejor en el cine”, para mi suerte hace unos años, festejando los 30 años de la cinta se reestrenaría en una versión remasterizada (tan de moda) en cines, lo que me permitió sentir esa sensación de la que había leído años atrás y ver cómo los miembros de las nuevas generaciones sentían miedo, aun cuando ya debían haber sabido algo sobre él.

Como dije al inicio de este post ya se ha escrito todo sobre Alien y sus secuelas, por lo que no hay mucho que complementar por parte de su servidor, así que sólo dire que desde mi punto de vista no podríamos concebir el cine de ficción actual y sus criaturas (incluyendo a su más mortal enemigo nacido años después y que llevaría por nombre Predator) sin el nacimiento de esta criatura que es capas de ocultarse en cualquier rincón oscuro de una nave y matarte sin necesidad de arma alguna.

De la misma manera ésta película, junto con la icónica Terminator (aunque en realidad fue la segunda parte de la misma) convirtió a las mujeres en los personajes principales de películas de acción y a su protagonista Sigourney Weaber en un icono de la ciencia ficción que hasta la fecha es seguida por millones de personas que han la recuerdan en el rol de Ripley en las dos primeras películas, mientras que la odian por el mismo rol en la ultima parte.

En lo personal, Alien es más que una simple película, es la máxima expresión del miedo que sin duda los futuros viajeros tendrán al viajar al espacio y tener que ir a investigar una señal de S.O.S proveniente de un planeta extraño a la cual, tal vez no deberían de acudir, pero eso es el futuro, el futuro que al paso que vamos muchos de nosotros ya no veremos y que tal vez nuestros descendientes vean en Alien aquel “cuento de hadas” al que le contaban a los niños en las noches para poder dormir.

















  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: De Cuentos de Hadas. 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top