Latest News

11 de marzo de 2011

We can´t not lose Los Angeles


La acción comienza desde el principio viendo como un grupo de Marines se traslada a la zona de batalla en la costa de Los Ángeles en medio de un fuego cruzado que viene desde el cielo, corte a un recuento de lo que ocurrió horas antes de que todo aquello comenzara.

A partir de ahí conoceremos a los protagonistas desde sus planes y vidas previos a la invasión hasta lo que vendrá después al enfrentarse en contra de lo desconocido que ha comenzado a caer del cielo.

El Sargento Michael Nantz es un Marine cuyos fantasmas lo atormentan tanto que lo llevan a dejar el ejercito de los Estados Unidos al sentir que ya no servirá a su país como debe, por lo que tras terminar el entrenamiento de su grupo dejara la milicia.

Sin embargo la llegada de una repentina lluvia de meteoritos, que extrañamente caen en varias partes del mundo siempre cerca de las costas y el agua (aunque extrañamente se puede ver que también caerán en México) se interponen en sus planes de retiro.

Por lo que el Sargento Nantz es asignado al grupo del Teniente William Martínez en el que los rumores sobre su última misión hace que todos desconfíen en él. Los Marines son asignados a ayudar a desalojar a los civiles que aun se encuentran en la zona de batalla.

De tal suerte los Marines tendrá que llegar hasta un grupo de civiles refugiados en una estación de policía, no sin antes enfrentarse en su camino a los invasores hostiles que para ese momento ha habrían matado a cientos de miles de civiles y miembros de las fuerzas armadas.

El camino de ida no será fácil, desde el primer enfrentamiento el grupo se vera diezmado y se acrecentara a la vez con la presencia de algunos otros Marines que se han separado de sus grupos y se han encontrado entre ellos.

Pero el de regreso será imposible ya que con el grupo de civiles a su cargo no será nada fácil llegar al punto de extracción y de lograrlo el costo a pagar será demasiado alto, durante los enfrentamientos vemos como la experiencia del Sargento Nantz contrasta con la de su superior.

Ya que mientras Nantz se dedica a actuar en base lo que años de combates le ha enseñado en cuanto a la recopilación de datos para conocer a su enemigo, la novatez de Martínez lo hace tomar decisiones que podrán en peligro su batallón.

Los Marines cumplen con su misión de rescatar a los civiles a salvo (o al menos a la mayor parte) y mientras lo hacen se encontraran accidentalmente con la manera de defenderse de estos alienígenas de paso.

Esta es la trama en general de Batalla Los Ángeles, primer gran estreno cinematográfico que habré la temporada alta de este año y que a diferencia de la decepcionante Skyline retoma los elementos base de la ciencia ficción tan bien que la hace una muy buena representante del género.

Y digo buena porque desde mi punto de vista pudo haber sido mejor al ingresar al espectador de lleno a la acción e ir relatando desde la experiencia y los cortes informativos que se van encontrando los soldados a lo largo de la cinta lo que sucedido antes de la llegada de los meteoritos a las costas.

Aunque incensario, al final el flashback inicial a horas antes de la invasión para conocer los antecedentes de cada uno de los soldados no afecta en mucho la película, porque nos muestra la forma tan desapercibida (y creíble) en la gran mayoría de la gente pasaría por altos los impactantes eventos que podrían desembocar en una catástrofe mundial.

Otra cosa que desde mi punto de vista es innecesaria e irrelevante es la “necesidad” de tener que meter a un grupo de expertos Marines en una situación de rescate cuando de entrada ya se sabe que en todas las guerras siempre habrá bajas civiles y que esos serán daños colaterales inevitables.

Al más puro estilo de Rescatando al Soldado Ryan, este grupo de novatos Marines arriesgara sus vidas para salvar las de unos cuantos, lo cual es totalmente absurdo ya que al igual la película citada tendrán un destino similar a sus protagonistas sin necesidad alguna y cayendo en un sentimentalismo absurdo que raya en el chantaje.

Si bien es cierto que esta incursión se justifica sobre la premisa de que conocerán al enemigo y sus armas mediante los continuos enfrentamientos con los mismos dentro de lo que ya es su territorio, el innecesario “acercamiento humano” que se le da a la cinta termina por aburrir en algún momento.

Por lo que, cuando los Marines se liberan de la carga de los civiles y se dedican a hacer lo que mejor hacen (combatir) es que la película toma el ritmo que debe de tener, salvándola con ello de convertirse en una desagradable decepción cerrando por completo el circulo de acción que durante toda la película no se había logrado cerrar.

A favor de la película tengo que decir muchas otras cosas, como por ejemplo como el Teniente demuestra en todo momento como, a pesar de los fantasmas que lo atormentan sigue siendo un excelente líder que llevara a su compañía militar a través de aquel infierno mientras se gana el respeto de sus hombres, pero sobre todo el de sí mismo.

Los diálogos por momentos brillantes y secuencias de acción impactantes se ven complementados por un plot principal que explica la razón por la cual los extraterrestres quieren el planeta, que como metáfora de uno de los más grandes miedos de este nuevo siglo funciona y funciona muy bien.

Es precisamente por este plot que digo que Batalla Los Ángeles retoma los fundamentos de la ciencia ficción tradicional ya que no sólo nos demuestra lo arrogantes que son los seres humanos al pensar que somos los únicos en la galaxia, sino que representa el miedo a ciertos eventos que podrían ocurrir en la realidad en el implacable ataque extraterrestre.

Batalla Los Ángeles es una película que se disfruta y mucho si se ve desde la prospectiva de un fanático del género y se deja de lado ciertos pensamientos raciales y discriminatorios que por lo general se presentan al ver una película en la que los Estadounidenses terminan descubriendo el “hilo negro” de las cosas.

Sin duda a lo largo de los días el patriotismo ranflero que enaltece películas basura como Beutiful, Perras o Presunto Culpable se hará que las reseñas sobre la película la hagan parecer “una más” del montón, cuando por el contrario es una película muy recomendable si no se ve con un pensamiento de aldeano.

De hecho he de decir que entre los “expertos” que hablan de cine cada semana no he escuchado que siquiera la mencionen (ya no digo la recomienden) porque después de todos su intelecto no les permitirá ir a ver esta película, lastima ellos se lo pierden, ahora sólo espero tus comentarios, estimado lector.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

10 COMENTARIOS:

Dantes dijo... 12 de marzo de 2011, 10:29

"pipipipipipipipipi"
"pipipipipipipipipipi"
ya güey... ya no llores... mira, anonimita: Ya te ensarté. Dice el dicho que no dejes que te la metan, pero si ya te la zambutieron, pos disfruta.
Y es lo que te digo: ya disfruta la violación, nenita. Sí; yo sé que el desgarre uterino que te provoco cada que vienes a comentar esta cabrón, pero... si vas a estar chillando solito en tu casa, encuerado acostado en posición fetal mientras te acaricias tu ñonguita ¿Para qué vienes entonces? Pero bueno... Por mí esta bien. Me encanta leer cómo rumias tu coraje cada que te dejo bien traumado. Eres muy fácil de manipular ¿sabías?
Gracias por hacerme el fin de semana. Neta, no sabes lo mucho muy Feliz que soy cada que te manipulo para que escribas y escribas y escribas, demostrando tu amargura y frustración. Ojalá y sigas y sigas contestando. Me he aburrido mucho desde que no vienes. Lo sé, lo sé... mi ingenio te desespera; es cierto. Pero si algo admiro de la gente como tú es la "persistencia". Dicen que la estupidez es temeraria, y tú eres un caso típico de lo mismo.
No cambies, porque no me aburro de arrastrarte por el lodo cada que te hago enojar.
Cuídate, biscochita mía.

un bicho raro dijo... 12 de marzo de 2011, 12:29

Lo bueno que la anonimita no està enojada... ora se hace "la manipuladora".
Y han de ser un chingo. Todos escriben con el mismo estilo y hasta con las mismas faltas de ortografìa. Uta, son legiòn. Lo curioso es que se sincronizan pa dejar de escribir, y que entre todos no dejan de repetir el mismo "chiste". ¿Serà que se trauman al unìsino...?

un bicho raro dijo... 12 de marzo de 2011, 12:39

Chale, ya hasta va a empezar la temporada de lluvias de este año, y el pendejo no sale del mismo "chiste..." No, lo bueno que no se trauma...

un bicho raro dijo... 12 de marzo de 2011, 12:54

Yo digo que el anònimo come cacà...

Dantes dijo... 12 de marzo de 2011, 13:08

Yo creo que a este güey se le para cada vez que lo hacen sentir humillado y triste. Nomás que como ora nadie lo pela, pos ya se "inventó" tooooda una legión de amigos imaginarios que "me hacen saltar" y "me dan croquetas".
De verdad que sí, ya esta desesperada la anonimita. Ya no sale de hablar de "perros"...
Hay gente que se enoja y chales... hasta dan pena ajena, de la deseperación, hasta la creatividad para escribir pendejadas se les acaba.
Puedo contar la cantidad de insultos y lugares comunes de este babas con una sola mano y me sobran dedos.
Pero pos qué le vamos a hacer.
Mientras me dé la satisfacción de venir a hacer corajes, pos lo vamos a seguir queriendo.

Dantes dijo... 12 de marzo de 2011, 13:10

¡Ah, ya sé!
Sí son dos: Uno habla del drenaje, y otro de perros.
Ahí esta el detalle... en el cambio de estilo.
No mames... ya me espanté... Me estan echando "montaña"...

un bicho raro dijo... 12 de marzo de 2011, 16:34

Lo dicho... no sale de lo de los perros...
Ah! Y sì, ya llegò mamà... dice que pa la pròxima, no le des beso en la boca a los clientes, que està bien que seas puta, pero que no te claves...
¿"Salta perrita..."? Chale... Dantes tiene razòn... van a ser seis meses contigo haciendo "chistes" de perros...

un bicho raro dijo... 12 de marzo de 2011, 16:34

¡Y sigues comiendo caca...!

Dantes dijo... 12 de marzo de 2011, 16:51

¡jajajajajaja!
Este güey...
De seguro se creyó eso de que lo iba a dejar ganar y regresó a hacer su rutinita de los perritos.
No, cabrón... si lo divertido de que trolees es dejarte llorando.
"Perro, perro, drenaje, cloaca..."
¡jajajajajajajaja!
No necesito mucho para dejarte en ridículo con tan pobres peroratas tuyas.
P. D. Sigo esperando a tus "amigos imaginarios", a ver si te hacen el paro.
Cuídate, panocha mía.

un bicho raro dijo... 12 de marzo de 2011, 17:07

Ay dios, bien mirado, este anonimito se metiò solito en un callejòn sin salida: si se calla (que es lo que terminarà pasando), habrà reconocido que perdiò. Pero si continùa, lo vamos a seguir humillando, y demostrarà que es nuestro juguete.
Por eso niños, piensen bien antes de empezar a trolear...

Item Reviewed: We can´t not lose Los Angeles 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top