Latest News

15 de mayo de 2009

El Zombi y su función social


A continuación les dejo una reflexión hecha por Raúl E. Xilú:

“A propósito de influenzas y epidemias, vale la pena reflexionar acerca de algo muy importante en la dinámica grupal de toda comunidad que se respete: el Zombi y su función social.

Desde principios del siglo pasado el muerto viviente ha jugado un rol importantísimo en el devenir histórico de la humanidad. Sin importar que su origen sea nuclear (La Invasión de los Zombis Atómicos, La Noche de los Muertos Vivientes) o causa de un virus (Exterminio, Rec), la figura del zombi ha sido un metafórico acicate a las pasiones más bajas del ser humano, y una alegoría del poder y sus devastadores efectos para quien no sepa utilizarlo o resistirse a él. Al mismo tiempo, el zombi es una paradoja, una suerte de versión torcida de uno de los más caros anhelos del hombre: la inmortalidad, la cual, en este caso, tiene un precio que no vale la pena pagar, pues esa suerte de no-muerte, no alcanza a ser tampoco una vida, sin mencionar el terrible conflicto que representa para los sobrevivientes enfrentarse a un ser querido atrapado en ese letargo caníbal y salvaje que es la condición de muerto viviente (basta ver las dos versiones de La Noche de los Muertos Vivientes, en las cuales el hermano de la protagonista se abalanza con vehemencia caníbal sobre su otrora ser querido, y esta es incapaz de terminar con su consanguíneo a pesar de su inhumana condición).

El zombi también es una metáfora del oprimido como amenaza social latente sobre el opresor, y la brutalidad con la que este último es capaz de responder. Individualmente, el estereotipo del zombi es una masa de tejido torpemente animado, fácil de vencer si se le golpea del modo y en la posición correcta, e incapaz de algún razonamiento o actividad relativamente compleja (a excepción de La Invasión de los Zombis Atómicos, que sentó el precedente de un zombi rabioso y ágil, capaz no sólo de trepar bardas y saltar jardineras, sino incluso de empuñar armas y disparar contra sus víctimas, aunque incapaces de diseñar una estrategia de batalla, la cual es en el último de los casos, irrelevante, dada su superioridad numérica. Otros zombis más próximos a nuestros tiempos –Exterminio- son igualmente ágiles y rabiosos, pero incapaces de llevar a cabo acciones más complejas, como la mencionada en el caso de los Zombis Atómicos. En El Amanecer de los Muertos, en cambio, el zombi es torpe, pero por primera vez es capaz de aprender con base en sus experiencias previas, e incluso pueden diseñar ciertas estrategias, si bien su motivación responde a instintos más básicos). El opresor ve con recelo y odio al oprimido, pero no se responsabiliza de su participación en la creación de aquello a lo que teme. El peligro de un estallido masivo de rabia flota en el aire en todo momento, pero sólo se actúa cuando este es incontenible, como mera reacción. Y dicha reacción es siempre brutal: el oprimido es un enemigo formidable, porque su número es inmenso, y su capacidad de propagación es prácticamente infinita, pero carece de orden y estrategia, es impulsado más por instintos básicos e inmediatos que por ideología y visión a futuro. Así, el pánico inicial del opresor se convierte en ostentación, casi divertimento, en cuanto golpea el punto flaco de su enemigo. En este sentido, valdría la pena comparar las imágenes que nos ofrecen por decir algo, el atentado a las Torres Gemelas (pánico inicial del opresor), y las tristemente célebres imágenes de los prisioneros irakíes (la supremacía del opresor) con la obra maestra de George A. Romero. En ambos casos, se pretende justificar el horror y la barbarie ejercida contra un enemigo, sólo porque este fue incitado en primer lugar, a utilizar una violencia irracional y primitiva.

Algunos gurús del fin del mundo, y creyentes de teorías de la conspiración no ven lejano el día que un Holocausto Zombi se cierna sobre la humanidad, de manera que como una forma de servicio social, y basándome en lo que las películas del subgénero nos han enseñado, ofrezco al amable lector una guía de supervivencia en caso de que este escenario funesto se convierta en realidad:

CORRA. Todo el mundo sabe que los zombis son en general torpes, de manera que si se ve perseguido por una horda de Muertos Vivientes con intenciones caníbales, simplemente aléjese a todo galope. La única manera en la que podrían alcanzarlo, es si el mundo estuviese de plano infestado, pero por lo que sabemos, eso tomará al menos un par de horas.
BUSQUE UNA CHAVA DE BUEN VER Y CUERPO ESCULTURAL Nadie sabe por qué, pero es común que las chicas guapas se vean acosadas por hordas de muertos vivientes, ocasión más que propicia para ligar y, una vez pasada la crisis, comenzar a repoblar la tierra. Tendrá que soportar ataques de histeria, lloriqueos, y muy probablemente, pláticas idiotas, pero al final de todo, verá que habrá valido la pena. Otra gran ventaja es que por lo general, los zombis tienen la coordinación suficiente para despojar de ropa a la joven en cuestión.
BUSQUE ARMAS. Esto tampoco tiene una explicación del todo satisfactoria, pero por lo regular, toda casa abandonada cuenta con por lo menos un arma de alto poder y balas suficientes para pasar la noche. Es probable que tenga que utilizarla en contra del antiguo dueño de la casa, pero por lo general, este ya será un zombi para cuando usted se apropie de su hogar.
ENCIÉRRESE EN LA CASA EN CUESTIÓN. Destruya muebles, antigüedades, puertas, etcétera, para convertir la casa allanada en una trampa mortal, al cabo que todos esos bienes ni son suyos. Apuntale puertas, clausure ventanas, y manténgase informado. Si tiene suerte, un comando de la guardia nacional/cia/fbi o cualquier otra fuerza del orden lo rescatara a usted y a su grupo, pero lo más probable es que terminen confundiéndole con un muerto viviente, si el oxígeno o los alimentos no se agotan primero. En cualquier caso, habrá evitado ser devorado por una horda de zombis, lo que es el objetivo final de esta guía.
NEGOCIE CON LA PAREJITA INGENUA, EL GORDO NECIO, Y LA NIÑA. Por lo general, estos serán sus posibles compañeros de aventura. La desventaja es que el gordo necio hará lo posible por que los zombis se los coman a todos, menos a él. La ventaja es que seguramente la parejita ingenua estará conformada por un pueblerino palurdo y una chava igual o mejor de buena que la que ya usted tuvo a bien rescatar al inicio de la crisis. Haga lo posible por que el campesino palurdo quiera quedar como un héroe a lo ojos de su noviecita, y concédale su deseo. “Consuele” a la noviecita, y de ser posible, convenza a la primera chica de “ayudarlo” a consolarla (Posibilidades de formar un interesante trío de juegos para distraerse de la plaga…)
NO LEA, NO CUESTIONE, NO PIENSE. EN CAMBIO, VEA TV Y ESCUCHE PROGRAMAS DE CHISMES. Sabemos que los zombis tienen un hambre caníbal e insaciable, dirigida particularmente a los sesos de quienes permanezcan con vida. Sabiendo esto, vale la pena al menos amargarles la cena, pues nada pudre un cerebro humano como la chirriante voz de Paty Chapoy, o los “ácidos” comentarios de Javier Alatorre y sus peluches. En el último de los casos, si un zombi va a devorarse su cerebro, vale más que no lo disfrute…

Por otro lado, si usted tiene la mala suerte de caer en las fauces de un Muerto Viviente, y en consecuencia se transforma en uno, vale la pena que tome en cuenta las siguientes consideraciones y ventajas:

*NO HAY NADIE MÁS DEMOCRÁTICO QUE UN ZOMBI. Mucho se ha hablado de las bondades de la democracia en el mundo moderno, y el zombi es la prueba “viviente” de ello. Es cierto que los zombis no realizan costosas elecciones (¡Otra gran ventaja!), pero también lo es que TODOS los zombis estarán de acuerdo en aquello que hagan: devorar al prójimo.
* VÉNDASE. Si bien es cierto que un zombi es en esencia igual a otro, hay sus “asegunes”: si usted es un Muerto Viviente que puede bailar o cantar, no dude en promocionarse en You Tube o con algún productor musical. Recuerde que Thriller se realizó hace más de 20 años, y sigue vendiendo. Ser un Zombi puede convertirse en su Siguiente Paso a La Fama.
*TODOS LE HACEN CASO A UN ZOMBI. “Uy sí, yo no voy a votar si nada va cambiar” reza burlonamente un comercial, y remata con sabiduría: “como si no pudiéramos exigir…” Insisto en el primer punto de que un zombi no necesita votar, pues viven una democracia Perfecta, pero por si esto fuese poco, si a alguien se le ocurre ignorar a un zombi, basta con devorar los sesos del oponente. Pa qué exigir, si se puede actuar…
*APROVECHE SU SISTEMA INMUNE. O su ausencia. Si usted es un zombi, la contingencia sanitaria para prevenir la influenza no aplica con usted, y podrá salir al cine, el teatro, usar el transporte público y en general, salir a pasear, mientras el resto del mundo se queda guardado en su casa. El único problema es que si se lava las manos con frecuencia, seguramente se las desbaratara.
*ACÉRQUESE A LA IGLESIA. ¿Por qué un ser sin alma querría acercarse a un recinto sagrado? ¿Acaso para buscar una última oportunidad de redención? En absoluto. Pero una cosa es cierta: los obispos y cardenales son gordos…
* EXPANDA SUS HORIZONTES. Otra gran ventaja de ser un Muerto Viviente, es saber que por fin entenderá cuál es la terrible fascinación que algunos de sus semejantes tienen por cosas como el pambil, el reguetonto, las telenovelas, la onda grupera y los programas de chismes. Se dice que el Muerto Viviente posee un sistema nervioso muy básico, y eso es, a mi parecer, el motivo de que las actividades arriba mencionadas sean exclusivas de un selecto grupo de criaturas semejantes a los zombis. Nada como satisfacer la curiosidad.

Pues bien, ahora usted tiene los elementos necesarios para enfrentar un muy factible holocausto zombi. Esperando que esta guía-reflexión de algo tan real como lo aquí expuesto, te dejo, ¡Oh, lector!, para que prepares una exitosa defensa una vez llegada la “hora cero”. Sin más por el momento, reciban un cordial saludo, que yo me voy a echar unas ricas quesadillas de seso, y unos taquitos de carne seca. ¡Provecho!”
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

3 COMENTARIOS:

L kIRa TDH dijo... 15 de mayo de 2009, 14:26

Que buena guía, definitivamente el punto 2 es el mejor.

Lestat The Vampire dijo... 15 de mayo de 2009, 14:28

Oye amigo te falto agregar algo mas a esta guia Zombie:
Para los que ya se han convertido en Zombies, dejen de estar haciendo Spam y comentarios bobos reguidos por la borregada, por que seguramente nadie estara viendo sus comentarios y el Spam, mejor sean cretivos y ya que ni en "vida" tuvieron "una vida normal" pues ahora solo ... pudranse!!!. JAJAJA

Dantes dijo... 15 de mayo de 2009, 15:29

¡jajajajajajaja!
Pos ya lo dijiste.

Item Reviewed: El Zombi y su función social 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top