El legítimo orden comiqueril

NOTICIAS
author image |julio 26, 2017


Mother se encuentra en el Ártico preparando la llegada de Ichtys a nivel global aunque eso incluya sacrificar a uno que otro de sus hijos durante el proceso.


Mientras que Orphan junto con Poppy se dirigen a ese lugar junto con Cass y Harper en un avión privado.
El cual intentan localizar todos los Robins(Dick, Tim, Jason y Damian), solo que no con mucho exito.


En el avión se ve a Cass la cual desea hablar con Harper pero ella se niega ya que no cree poder perdonarla por el hecho de haber asesinado a su madre y haberla dejado sola junto con su hermano Cullen en un mundo rudo y en una ciudad peor como lo es Gotham.


Harper no siente odio por Cass solo desea estar muerta y asi poder volver a ver a su madre.


En ese momento Damian intenta dar ideas sobre como poder detener el ataque que Mother planea hacer con el virus Ichtys por medio del satélite Somnus, pero todas las ideas pareces llegar a un callejón sin salida.


Jason y Tim se ves frustrados ante el hecho de que no pueden hacer nada por localizar a Cass y a Harper y a esta combinacion se añade Dick quien perdió toda su fe y su voluntad en poder detener a Mother, pero Damian lo golpea para hacerlo entrar en razón.


Pero Dick le dice que heredaron la imposibilidad de derrotar a Mother ya que Batman mismo no pudo derrotarla en su momento.


Ahí Damian les cuenta una historia sobre su entrenamiento con su padre Batman.


Hace años Damian se lanza en un ataque contra Batman pero este le dice que tiene que fijarse siempre donde pisa antes de atacar de esa forma ya que el balance solo se debe sacrificar cuando se esta preparado para dar un ataque final.


Después del entrenamiento Damina platica con su padre sobre si lo hizo mejor que los Robins anteriores pero el le dice que no, esto hace que Damian se sienta el mas débil e impreciso de los jóvenes maravilla y eso lo acata al entrenamiento de Batman asi que le exige un nuevo entrenamiento para asi ser un mejor soldado para la causa de Batman.


Bruce lo detiene ahí y le menciona que el no quiere crear soldados, el quiere que los Robins lleguen a ser algo mejor de lo que Batman puede llegar a ser y que cada uno de sus compañeros tiene cualidades y habilidades que el el envidia.


El no quiere que aprendan a tomar las mismas decisiones que Batman tomaria, el solamente quiere darles la confianza para que puedan llegar a tomar esas decisiones por su cuenta.


Ahí Damian les menciona que si su padre les dejo a Mother es por que el mismo sabia que podrían derrotarla juntos.


Con esa inyeccion de moral deciden esforzarse mas para asi poder detener a Mother.


Mientras que en el Ártico se ve a Orphan y a Poppy llegar con las dos prisioneras, Orphan se las ofrece a Mother como tributo para que asi lo perdone y lo deje regresar a su lado, pero Mother sabe que eso no pasara asi que usa el seguro de su abrigo para rajarle la garganta y después tirarlo a un pozo que se abre en medio de la sala.


Mother sabe que no debía poner todos lo huevos en una sola canasta asi que ordena la entrada de una docena de Orphans que ella crió a la espalda de David Cain.


Hace un brindis por el inicio de un nuevo mundo y ahí activa los satélites que esparcirán Ichtys.




CONTINUA EN BATMAN Y ROBIN ETERNAL #23


"CONTROL TOTAL"
author image |julio 25, 2017

 
Dicen que la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes. Al ver Transformers: El Último Caballero me di cuenta, más allá de cualquier duda razonable, que estoy triste e irremediable loco. A pesar de ser esta la QUINTA ocasión en que veo una película de Transformers, sigo esperando ver algo que sea mejor que pasable, algo que de verdad pueda decir “vale la pena” aun cuando las experiencias pasadas con esta franquicia nunca me han dado motivo para esperar tal cosa. Sé que suena a exageración, sé que luce como una hipérbole, sé que parece que sólo estoy tratando de hacerme el “chistosito”, pero créanme que digo la verdad desde el fondo de mi pútrida y torcida alma cuando digo que Transformers: El Último Caballero es muy probablemente la peor película que he visto en mi vida.
Esta es la parte en la que usualmente les describo la trama de la película, pero si la producción no tiene ni el más mínimo interés en contarnos una historia coherente, entretenida, interesante o innovadora ¿Porque carajos tendría que hacerlo yo? Esta cosa (por que de aquí en adelante me reusó a usar los términos “película”, “filme” o “cinta” al describir Transformers: El Último Caballero) implementa tantos clichés como le es posible, y ni siquiera lo hace de manera entretenida. Tenemos un poco de todo, sociedades secretas, profecías, invasiones extraterrestres, conflictos bélicos históricos y otra tonelada más de tramas de las cuales ni una sola, NI UNA SOLA se desarrolla de manera adecuada. Todas estas “historias” (y estoy usando es palabra muy, MUY generosamente) se apilan unas sobre otras creando una masa irreconocible de situaciones trilladas y estúpidas que no tiene ni pies ni cabeza y esa es precisamente la táctica de esta cosa, saturar la pantalla con elementos a tal grado de convencernos de que algo está pasando en la pantalla cuando en realidad no hay nada sustancioso en esta cosa.
Cinco cosas, CINCO PUTAS COSAS con el nombre de Transformers y hasta la fecha seguimos sin tener a ni un solo personaje memorable o siquiera remotamente interesante. Ya sé que deben estar hasta la madre de escucharme decir lo mismo tantas veces, pero sigue siendo cierto y no creo que nunca vaya a dejar de serlo: La acción en una película es emocionante cuando nos interesamos en los personajes que se ven envueltos en ella. “¿Personajes? Pfff, desarrollar personajes nos quitaría tiempo de ver efectos especiales y explosiones sobre explosiones que explotan al explotar con otras explosiones” parece decir esta cosa. Ver a Mark Wahlberg sigue siendo tan entretenido como recoger las heces fecales de tu mascota; Laura Haddock no es más que un clon de Megan Fox con acento inglés cuyo único objetivo es ser un Maguffin andante (busquen ese término en Google si quieren, estoy demasiado encabronado en este momento como para explicárselos) y enseñar el culo y las tetas. Anthony Hopkins es el único actor que es siquiera remotamente entretenido durante esta cosa, no porque de una buena actuación, sino porque sabe que está en una mierda de producción y su objetivo principal es divertirse a sí mismo actuando como se le dé la gana y de paso cobrar un muy jugoso cheque. Los propios Transformer siguen siendo personajes terciarios en una producción que lleva su pinche nombre en el título, pero tal vez esto sea lo mejor ya que su interpretación sigue siendo la de adolecentes imbéciles, prepotentes, inseguros y psicópatas desagradables con ninguna cualidad redimible, y estoy hablando de ambos grupos de robots, tanto los malos como los supuestos “héroes” de la “historia”.
Esta cosa no tiene ni un solo punto original o siquiera remotamente creativo. Todo elemento no es más que una excusa para mostrar efectos especiales que, debo admitir, resultan por lo menos visualmente atractivos, pero no ofrecen nada que no hayamos visto antes. Y eso es lo que más me encabrona de esta cosa, no es más que ruido, basura visual y sonora que trata de aturdir tus sentidos en todo momento y hacerte creer que estás pasando un buen rato, pero esto es el equivalente de mostrarle a un bebe un juego de llaves y agitarlas frente a su rostro, sí, es efectivo y él bebe debe estar divirtiéndose de lo lindo, pero cualquier persona con más de un par de años de edad se da cuenta de que esto es una burda distracción, no un verdadero entretenimiento de calidad.
Transformers: El Último Caballero ha despertado un odio en mí que no sabía que siquiera era capaz de experimentar, un odio inconmensurable dirigido a todo ser humano que tuvo algo que ver con la producción de esta cosa. Esta cosa es una afrenta no sólo al medio del cine, no nada más al entretenimiento, Transformers: El Último Caballero es un insulto a cualquier tipo de vida inteligente en este o cualquier otro planeta. Quisiera decir que esta cosa no debería existir, que esta cosa solo apela al más bajo de los bajos común denominador en cuanto a público se refiere, quisiera decir eso pero no es cierto. Evidentemente esta franquicia tiene seguidores, espectadores que disfrutan verdaderamente este tipo de cosas y que no buscan más que divertirse y tal vez olvidarse de sus problemas por un par de horas, y si la serie cinematográfica de Transformers puede darles eso ¿Quién soy yo para juzgarlos? No dejen que nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE les diga que ver o que no ver, que disfrutar o que despreciar, eso es una decisión propia que no es la incumbencia más que de ustedes mismos, pero sepan esto: Ustedes son mejores que esto. A todos nos gusta el entretenimiento y cada quien se entretiene a sí mismo como se le dé la gana, eso es innegable, lo único que quiero decir es que merecen algo mejor que esto, disfruten de Transformers: El Último Caballero si quieren, pero no olviden que merecen algo mucho, mucho mejor que esto.

Por primera (y espero última) ocasión… Transformers: El Último Caballero: -1/5. ¡¡¡PELIGRO!!!Esta cosa puede causar ira asesina.
 
 
 
 
 
 
 
 
author image |julio 20, 2017

 
Tal vez sólo es idea mía, pero cuando escucho el término “thriller” usualmente lo relaciono con una película de terror o con uno de los videos musicales más icónicos del mundo, lo que difícilmente imagino es una película romántica. Premonición 2:22 trata de unir dos géneros que, en teoría, no tienen absolutamente nada que ver el uno con el otro, y aunque la combinación suena interesante en teoría, la ejecución deja mucho que desear.
En Premonición 2:22 veremos a un joven tratando de entender los extraños sucesos que empiezan a ocurrir a su alrededor. Dylan (Michael Huisman) es un controlador de tráfico aéreo que tras una misteriosa premonición logra evitar un aparatoso accidente. Después de evitar el desastre, Dylan  empieza a notar misteriosos acontecimientos que forman un patrón a su alrededor. Mientras intenta descubrir el significado dentro de las misteriosas señales que aparentemente sólo él puede ver, Dylan ira descubriendo un confuso pasado que lo involucra a él y a su novia Sarah (Teresa Palmer) en un trágico asesinato sucedido treinta años atrás.
Está más allá de mis pobres capacidades el hablar de esta película sin arruinar las pocas (muy pocas) sorpresas en la trama, ya que es imposible hablar sobre las fallas de la película cuando prácticamente todas ellas se encuentran en el desarrollo de su historia, así que debo advertirles que el resto de la reseña se puede considerar como un “spoiler” total de la película.
El filme esencialmente es una historia de amor entre dos personas, nada fuera de lo común a primera vista, pero la gran “revelación” es que se trata de dos amantes reencarnados que se han topado una vez más el uno con el otro. Lo anterior tampoco suena muy interesante que digamos, y es aquí donde el elemento de “thriller” entra en acción, ya que el protagonista sólo descubre la trágica circunstancia de su muerte sino que también se da cuenta de que, aparentemente, la tragedia está condenada a repetirse una vez más y deberá hacer todo lo posible por evitarla.
La película, en lugar de integrar estas revelaciones en su trama, las utiliza como mera excusa para justificar un guion flojo y poco imaginativo, dándonos escenas extraordinariamente cursis que no tienen mucho sentido. El romance entre los personajes surge aparentemente de la nada y en lugar de darnos una relación entre ambos protagonistas relativamente creíble, la película no da otra explicación más allá de que están destinados el uno para el otro porque, literalmente, está escrito en las estrellas. Tal vez esto suene muy romántico para algunos, pero para mí no es más que una burda excusa para evitar escribir un romance verdaderamente interesante.
El misterio en sí mismo tampoco es muy interesante que digamos. La repetición en las señales que el protagonista observa a su alrededor resulta un tanto tedioso, pero en defensa de la película, la trama establece precisamente que tal repetición de eventos es un patrón de circunstancias muy específicas y a final de cuentas ¿Que no es precisamente eso la definición de un patrón? El problema viene cuando el personaje, en lugar de gradualmente descubrir el significado de sus visiones, simplemente descubre la verdad de manera casi accidental y automática, despeja todas sus dudas justo a tiempo para que la película pueda desarrollar un aburrido y no muy emocionante tercer acto.
Una buena idea es importante para elaborar una película interesante, sí, pero esto no es más que una parte de la ecuación, ya que la manera en que se presenta dicha idea es igualmente importante y es este último punto es donde Premonición 2:22 deja mucho que desear. No me atrevería a llamar a la producción como propagan “New Age” o algo por el estilo, pero el filme parece estar hecho para aquellos que checan diariamente su horóscopo y creen en cosas como la reencarnación o nociones similares divulgadas por un hippie pacheco. La premisa es interesante pero parece que al guion le falto un poco más de tiempo en el horno para darnos algo verdaderamente interesante.

Premonición 2:22: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Presagio (2009). Ok, en teoría Presagio sigue siendo mejor película, pero Premonición 2:22 resulta un poco menos ridícula (sólo un poco).
No tan buena como: Número 23 (2007), Señales (2002).
author image |julio 20, 2017

 
La aportación al cine y a la cultura popular contemporánea en general de Geroge A. Romero ha sido bastante significativa, y aunque el cineasta no creo propiamente la noción de “zombi”, sí logró darnos la representación más icónica y popular de este concepto en la actualidad. La fórmula originalmente creada por Romero ha sido utilizada tantas veces que, cual los cuerpos de muertos vivientes que la representan, ha perdido toda la frescura que en un momento tuviese, por lo que debo admitir que ver una nueva película de zombis no me emociona tanto como lo hiciera en el pasado, por suerte, aunque Melanie Apocalipsis Zombi sigue muchas de las convenciones establecidas por el género, también logra darnos unos cuantos puntos que la hacen destacar del cada vez más saturado concepto de los muertos viviente.
En Melanie Apocalipsis Zombi nos uniremos a un pequeño grupo de sobrevivientes tratando de resguardarse de una mortal plaga. Después de que el mundo se sumerge en el caos debido a una plaga de zombis, el gobierno británico establece varios refugios militarizados para combatir, estudiar y buscar una cura a la mortal enfermedad. Tras la caída de uno de estos refugios, un pequeño grupo de soldados y científicos se ve obligado a buscar un nuevo refugio, tomando especial precaución en proteger a una pequeña niña conocida como Melanie (Sennia Nanua) quien probablemente tenga la clave para salvar a lo poco que queda de la humanidad.
La película inicia con un concepto bastante intrigante, uno que se vio arruinado completamente con la forma en que se tradujo el título de la cinta además de, como viene siendo costumbre, un trailer que nos da más información de la que debería. Los primeros minutos del filme, sin llegar a ser demasiado gráficos o grotescos, logran crear una atmosfera bastante incómoda para el espectador y al mismo tiempo creando en el mucha curiosidad en cuanto a la situación, algo que tristemente se pierde en el momento en que la trama decide ir por la ruta más común de “un grupo de sobrevivientes en un apocalipsis zombi”.
Las actuaciones son buenas a secas, nadie destaca en su interpretación pero tampoco ninguno de los actores se podría considerar como malo, tal vez con una excepción. Dar demasiados detalles sobre ello sería arruinar por completo el gran giro argumental que se da en el desenlace de la cinta, pero la actuación de la protagonista en muchas ocasiones se siente fuera de lugar, y sí, un tanto “mala”, pero incluso esto, ya sea por diseño o por una muy grata coincidencia, se logra implementar en la trama. No es un secreto que el personaje de Melanie es fuera de lo común, la misma cinta nos lo recuerda cada que tiene oportunidad, pero este detalle se utiliza de manera sumamente interesante en un final que, debo admitir que logro sorprenderme gratamente.
Si hasta el momento he hablado solo del inicio y el final de la cinta, esto se debe a que son los puntos que resultan verdaderamente interesantes, el resto del filme sí cae en algo bastante convencional y no tan creativo. La mitad de la cinta cae en muchísimos clichés asociados con el subgénero de zombis y aunque intenta alejarse de estos estereotipos, la verdad es que no logra hacerlo, dándonos situaciones demasiados familiares y predecibles que resultan un tanto aburridas para aquellos que ya han visto una película de zombis en el pasado.
Siempre me quejo de la falta de originalidad en el cine, pero lo cierto es que si ser original fuese tan fácil entonces todo el mundo podría hacerlo. Melanie Apocalipsis Zombi no reinventa la gastada formula de las películas de zombis, pero si logra implementarle un par de ideas interesantes. Debo admitir que, aunque me encanta este subgénero del cine, tanta saturación del mismo ha logrado cansarme de lo que en otro momento era uno de mis géneros favoritos, es por ello que Melanie Apocalipsis Zombi me dejo bastante satisfecho al despegarse por lo menos un poco de las convenciones de este tipo de película. Definitivamente vale la pena ver esta película, tanto si son fans o no de los zombis.

Melanie Apocalipsis Zombi: 3/5. Buena.

 
 
 
 
 
 
Mejor que: Guerra Mundial Z (2013), A la *&$%! con los Zombis (2015).
No tan buena como: Estación Zombi (2016).
author image |julio 17, 2017

 
Creo firmemente que una buena película puede ser apreciada por cualquier tipo de público, ya que no me agrada pensar en el cine como un medio de expresión artística excluyente o elitista, y aunque en el fondo siempre creeré en esta “filosofía”, lo cierto es que de vez en cuando aparecen excepciones a esta “regla”, la más reciente de ellas es Viene de Noche, un filme que, más que una película, me atrevería a llamarla una “experiencia”, una que no es precisamente agradable y que estoy casi seguro que será mal entendida y despreciada por mucha gente, lo cual es una pena, ya que es una cinta muy interesante.
En Viene de Noche nos encontraremos atrapados junto con una familia en una desesperada situación. Tras una misteriosa y mortal epidemia, Paul (Joel Edgerton) hace todo lo posible por proteger a su esposa e hijo resguardándose junto con ellos dentro de la cabaña familiar. La vida de Paul y los suyos se complica aún más cuando se topan con Will (Christopher Abbott), un hombre que dice estar en busca de provisiones para su propia familia. Llegando a un acuerdo entre ambos padres de familia, los dos grupos deciden cooperar entre ellos y vivir juntos, lo cual se irá complicando cuando las intrigas, desconfianza y paranoia crezcan rápidamente dentro de la casa.
Hay varias cosas que deben tener en mente si es que deciden darle una oportunidad a Viene de Noche, y la gran mayoría de ellas suenan bastante mal en teoría. La historia es extraordinariamente simple, de hecho casi nada sucede más allá de lo que ya les describí en la sinopsis, pero esas pocas cosas resultan extraordinariamente significativas. El ritmo de la trama es agobiantemente lento y la gran mayoría del tiempo parece que nada importante está sucediendo (palabra clave aquí: “parece”). Nunca llegamos a conocer verdaderamente a los personajes y los escenarios en que los vemos interactuar resultan repetitivos. Lo que resultará más odioso para la gran mayoría de espectadores es que la película nos da muchísimas preguntas que la historia en realidad nunca resuelve. Todo lo anterior son puntos que destrozarían a cualquier película “común y corriente”, pero esa es precisamente la cuestión, Viene de Noche no es “común y corriente”, la película busca incomodarnos deliberadamente.
Me atrevería a decir que la intención principal de la producción no es contarnos una historia sino adentrarnos en un muy específico escenario, uno que no es ni remotamente agradable (o por lo menos no lo sería para cualquier persona cuerda). Todo elemento de la cinta está presentado para sumir al espectador en un constante estado de incomodidad, paranoia, desesperación y frustración (sobre todo en el desenlace), algo que suena horrible y esa es precisamente la intención del filme. La película no puede clasificarse como una cinta de terror, por lo menos no una “convencional” ya que el verdadero horror dependerá casi completamente del espectador, ya que el miedo (o carencia de este) se presentará dependiendo de que tan bien se deje llevar el público ante la atmosfera agobiante y desesperada, algo que, como ya he repetido muchas veces, no es fácil al tratarse de emociones que usualmente intentamos evadir en la vida real.
Puede que esté generalizando demasiado, pero creo que cuando vamos al cine usualmente lo hacemos para entretenernos, adentrarnos en un mundo ajeno al nuestro y divertirnos con personajes y situaciones que nos emocionan o nos alegran, algo que es bastante común y no creo que tenga absolutamente nada de malo, pero reducir al cine a simple “entretenimiento” es limitar muchísimo las posibilidades de este medio. Viene de Noche resulta emocionante pero no en el modo en que estamos acostumbrado, ya que no toda emoción en la vida es placentera y en este caso la producción busca incomodarnos tanto como le es posible. La película arrastrar al espectador a una atmosfera que resulta todo menos agradable, un viaje que no muchos podrán entender o apreciar. Me siento muy mal por lo que voy a decir, como un pinche snob que cree que su opinión está por encima de la de los demás, pero estoy consciente de que eso es precisamente a lo que voy a sonar a continuación: Viene de Noche es una película que no está hecha para cualquier tipo de público, es una experiencia reservada para aquellos que reconozcan que el cine puede darnos posibilidades mucho más interesantes que una simple forma de pasar el rato.

Viene de Noche: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Avenida Cloverfield 10 (2016). Que también es buena y maneja una atmosfera y trama relativamente similares, pero mucho más ligeras y “comprensibles”.
No tan buena como: La Bruja (2016). De nuevo, una atmosfera muy similar, pero esta sigue siendo mi película de terror favorita de los últimos tiempos, aunque Viene de Noche es un cercano segundo lugar.

Si me disculpan, debo ir a llorar, comer helado y ver caricaturas hasta quedarme dormido y así tal vez, sólo tal vez convencerme a mí mismo de que no soy un snob egocéntrico, mamón y elitista.
author image |julio 11, 2017

 
Lo he dicho muchas veces y lo seguiré haciendo cada que sea pertinente recordarlo: No toda película está hecha para todo tipo de público. Tal vez no sea la mejor decisión financiera, pero si un filme tiene en la mira un muy específico tipo de audiencia y logra complacer a ese objetivo demográfico, entonces eso es suficientemente bueno, sobre todo si la producción no costo exorbitantes sumas de dinero, un ejemplo de esto es Todo Todo, una película dirigida a un público adolecente que, imagino, dejara un buen sabor de boca a su audiencia objetivo y absolutamente a nadie más.
En Todo Todo veremos la “conmovedora” historia de una chica con una muy extraña enfermedad. Debido a una rara condición que afecta a todo su sistema inmunológico, Maddy Whittier (Amandla Stenberg) ha vivido encerrada en su casa desde que tiene memoria. La poco común vida de Maddy tendrá un brusco cambio de ritmo cuando conoce a Olly Bright (Nick Robinson), un chico que se muda junto con su familia a la casa de al lado. Al estar en “la edad de la punzada”, un romance entre Maddy y Olly ira creciendo, ayudando a que ambos salgan de sus respectivas burbujas, tanto metafóricas como literales.
Creo que el reparto es bastante adecuado ya que, aunque debería de ser la regla y no la excepción, los actores son bastante jóvenes y sus edades son lo suficientemente cercanas a las de los personajes que están interpretando. Los protagonistas casi siempre se ven incomodos o nerviosos, lo cual suena a una mala actuación, pero de nuevo, esto le queda a la perfección a los personajes a los que se les está dando vida, ya que vemos a dos adolescentes inseguros, confundidos y con poca experiencia sobre la vida expandiendo sus horizontes, por lo cual las actuaciones de perro chihuahueño nervioso y asustado por fuegos artificiales es una caracterización adecuada en este caso.
La trama cuenta con un giro interesante que, aunque no se plantea del todo bien, tampoco resulta como una revelación sacada de la manga en el último minuto. Este giro (que no pienso arruinarles) se siente un tanto desperdiciado, ya que podría ser el punto de partida para un drama interesante pero lo cierto es que ese no es el objetivo de la producción. El desenlace de la historia si llega a sentirse como una excusa para alcanzar un “final feliz”, pero la película nunca tiene pretensiones más allá que mostrarnos una tierna historia de amor entre dos mocosos, una que no resulta muy original que digamos y que es tan melosa que puede causar el riesgo de que el espectador caiga en un coma diabético, y aunque el resultado final no sea de mi agrado, la película cumple con el objetivo que ella misma se plantea desde un inicio.
Una copia difícilmente es mejor que su original, y aunque suene demasiado agresivo, al ver Todo, Todo lo que pensé la mayor parte del tiempo es “esto es la versión descafeinada de Bajo la Misma Estrella”, comparándola con una producción relativamente reciente. No me atrevería a decir que Todo Todo es una copia directa, tiene suficientes elementos “originales” por si misma, pero la estructura de la historia e incluso la caracterización de sus personajes son muy similares, demasiado, sobre todo con otra película setentera que no creo que mucha gente recuerde (yo apenas y lo hago).  Puedo imaginar que esto sea del agrado de mocosos pubertos soñadores y vomitivamente melosos ¿Y saben algo? Aunque hable con desdén al referirme a este tipo de público lo cierto es que ellos también merecen películas dirigidas a sus muy específicos gustos, además, seamos totalmente sinceros, absolutamente TODO EL MUNDO pasa por una fase similar a esa mientras crecemos (aunque la mayoría de nosotros preferiría olvidarlo). Todo Todo es una película muy poco ambiciosa pero que gracias a sus propias restricciones logra alcanzar sus modestos objetivos. Buena película para su público objetivo, pero si tienen más de quince o dieciséis años de edad la película no les dará nada realmente memorable.

Todo Todo: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Ciudades de Papel (2015).
No tan buena como: Bajo la Misma Estrella (2014), El Chico de la Burbuja de Plástico (1976).
author image |julio 07, 2017

 
Mis expectativas  en cuanto a la nueva película de El Hombre Araña eran algo contradictorias, por un lado estaba aliviado y emocionado de ver regresar al personaje al estudio que, hasta la fecha, lleva muchos más aciertos que errores: Marvel Studios; por otro lado, y aunque no todas sean películas directamente relacionadas, esta es la séptima vez que vemos al alter ego de Peter Parker en la pantalla grande, provocando una valida y a la vez muy incómoda pregunta ¿Hay algo verdaderamente nuevo e interesante que nos pueda ofrecer nuestro amigable vecino Spider-Man? La respuesta: en realidad no PERO antes de decidir que soy basura humana por no amar lo suficiente Spider-Man De Regreso a Casa, déjenme explicarles por qué no salí fascinado del cine.
En Spider-Man De Regreso a Casa nos encontraremos una vez más con el joven Peter Parker y sus hazañas súper heroicas. Tras adentrarse al cada vez más caótico mundo de los súper héroes, Peter Parker (Tom Holland) hace todo lo que puede para hacer buen uso de sus súper poderes, ayudando a todo aquel que necesite de auxilio, por pequeño o grande que sea el problema. Sintiéndose un poco menospreciado por su mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter intentara probar que está hecho al enfrentarse a un peligroso grupo de traficantes de armas y así demostrar que está preparado para algo más que bajar gatitos de árboles o ayudar a ancianas a cruzar la calle.
Spider-Man tiene más de 50 años de trayectoria y es probable que sea el personaje de comic con más interpretaciones distintas en los muchos medios en los que ha incursionado, por lo que la producción decide tomar inspiración no solo de una fuente sino de muchas caracterizaciones distintas. Los elementos en la historia y personajes en De Vuelta a Casa se sienten como parte de un buffet, tomando los mejores aspectos de esta “mitología” y agrupándolos en un muy entretenido y, a falta de un mejor adjetivo, “digerible” paquete, presentándonos escenas que tal vez nos recuerden mucho (demasiado) a otras interpretaciones de los personajes, pero manteniendo sus características principales intactas y mostrándolas bajo una perspectiva más “moderna” (aunque no por ello precisamente innovadora).
Ódienme si deben hacerlo, pero créanme que no lo digo como un insulto. Spider-Man De Regreso a Casa es en primera instancia una comedia juvenil en primer lugar y una película de superhéroes en segundo, aunque imagino que los fans más acérrimos del personaje no lo quieran ver así. Lo cierto es que, aunque el universo cinematográfico Marvel nunca ha dejado de tener un tono muy relajado, si el formato de comedia está hecho para un personaje de la llamada “casa de las ideas” ese es El Hombre Araña (y Howard The Duck, pero la última vez que se intentó eso fue un desastre que aún estamos tratando de ignorar). No me malentiendan, la cinta cuenta con suficiente acción, aventura y efectos especiales para fascinar a cualquiera, pero es evidente que esta interpretación va enfocada a un público adolecente más que al típico nerdo treintón que pierde el tiempo haciendo reseñas de películas y compartiendo sus opiniones que a nadie le importan por internet…. Ejem.
Hay algo que debo aplaudir y que me parece el logro más sobresaliente de la película. Por primera vez (desde Loki), el universo cinematográfico Marvel nos presenta a un villano verdaderamente interesante. “El Buitre” es un personaje muy bien desarrollado, algo que en gran parte se debe a la actuación de Michael Keaton. El personaje de Keaton, más que ser el típico villano que es malo por ser malo, verdaderamente tiene motivaciones más profundas que lo hacen bastante empático y provocan que el contraste con el héroe no se limite a un simple “buenos contra malos”. No sé qué diga eso de mí, pero cuando una película logra hacerte preocuparte en igual medida por el héroe de la historia como por el villano, la producción debe de estar haciendo algo excepcionalmente bien.
Hay algo importante que no nos gusta aceptar: No toda película está hecha específicamente para apelar a nuestro muy específico gusto, pero eso no tiene nada de malo. Spider-Man De Regreso a Casa y su vibra “juvenil” me hace sentir que estoy viendo un capítulo de “Salvados por la Campana” protagonizado por Spider-Man, lo cual tal vez suena ridículo ahora pero les aseguro que si tuviese unos quince años me parecería la idea más genial jamás concebida. Tengo que decirlo, aunque la película es sumamente divertida, la historia es verdaderamente interesante y sus personajes entrañables, lo cierto es que esta versión de Spider-Man no es para mí. De nuevo, no me malentiendan, la película vale mucho la pena, tanto para fans del personaje como para aquellos que no estén familiarizados con él (si es que tal persona en verdad existe), pero como ya dije, los elementos que presentan no me parecen innovadores, haciendo un “collage” bastante divertido, pero nada que no haya visto antes. Aún con lo anterior, debo decir que la cinta si me divirtió muchísimo y esta versión de personaje me dejo con un buen sabor de boca ¡Hey! Lo que sea de cada quien, está es la segunda mejor película protagonizada por El Hombre Araña hasta la fecha.

Spider-Man De Regreso a Casa: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Hombre Araña 2 (2004), El Hombre Araña 3 (2007), El Sorprendente Hombre Araña (2012), El Sorprendente Hombre Araña 2 (2014).
No tan buena como: Capitán América: Civil War (2016), El Hombre Araña (2002)
author image |julio 03, 2017


Hace varios años la mirada de Harper penetra a Bataman el cual observa como la chica se destroza al encontrar el cuerpo de su madre en la entrada de su casa, mientras que la policía le dice que solo es otro caso de asesinato.


Batman intenta seguir con su vida pero sabe que tiene que atar unos últimos cabos antes de dar por terminado el caso de Mother.


Su viaje lo lleva al este de Europa, a una pequeña mansión la cual es llevada por la señora Marchenko, quien recibe al joven Bruce Wayne extasiada por su popularidad.


Bruce le pide que le cuente una historia de hace 50 años, sobre una jovencita llena de cicatrices.


La señora accede con miedo pero Bruce le dice que no hay nada que temer ya que Mother esta muerta.


La historia nos lleva a una ciudad llamada Gardevia, un lugar donde la ley no existía y donde los Soviéticos llegaron a hacer de las suyas en tiempos de invasión.


Los soldados rojos fueron bien recibidos por los Gardevianos pero un pequeño accidente propicio una matanza de la cual solo sobrevivió una chica que vio como asesinaban a sus padre frente a ella y después se tiro junto con sus cuerpos esperando su muerte pero aunque le dieron 7 puñaladas por parte de los soldados se levanto viva y como una Mujer totalmente nueva.


Esa misma noche tomo un cuchillo y asesino a todos los soldados mientras dormían sin dejar un rastro ni activar alguna alarma.


La historia continua en la casa de la señora Marchenko la cual recibió a la chica como un huésped algo que no vio muy bien su padre por lo que le dio una tunda.


Esa misma noche la joven Señora Marchenko despertó en la madrugada para ver como sus padres eran asesinados frente a ella por la misma joven que recibió en su hogar.


Esa joven le dijo que ella no necesitaba de sus padres ya que solo eran un estorbo para llegar a forjar su destino asi que ella seria su nueva Madre. La historia termina ahí, por lo que la señora Marchenko le pide a Bruce que se retire de su hogar y aunque Bruce le repite que Mother ya no existe la señora Marchenko se ve con miedo.


Al estar sola en su hogar solo dice "Que sea rápido MOTHER."


Y un cuchillo atraviesa su garganta mientras Mother observa como Bruce se aleja en su auto.


De vuelta a Gotham se ve a Batman en lo alto de un edificio donde despierta al padre de Harper diciéndole que debe de cuidar a sus dos hijos y mas ahora que su madre no esta con ellos.


Le dice que vaya a una cita de trabajo en Gotham Electric, el trabajo le sera dado y tiene que ir todos los dias si no en las sombras del anochecer el lo estará esperando.


Batman cree que esa amenaza podría ayudar pero esta mas tranquilo al saber que Mother ya no puede marcar a otro niño en el mundo.


CONTINUA EN BATMAN Y ROBIN ETERNAL #22


"ASCENCION"
comicorp | This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.