El legítimo orden comiqueril

NOTICIAS
author image |octubre 31, 2016

 
Ya sea que odien o amen el trabajo de Marvel Studios hay algo que se le debe reconocer: a pesar de su éxito (o tal vez a causa del mismo) Marvel se da el lujo de experimentar con sus producciones cinematográficas, ya que así como nos pueden dar películas rimbombantes de tipos con trajes ridículos agarrándose a golpes, también pueden darnos filmes sobre espías con tintes políticos, comedias de ciencia ficción y ahora con Doctor Strange se opta por enriquecer aún más el mundo Marvel con el elemento mágico con un toque de misticismo oriental, dándonos como resultado una cinta entretenida que hace honor a su nombre: Doctor Strange es la película más “extraña” de Marvel hasta la fecha.
En Doctor Strange veremos el camino que recorre un hombre al adentrarse en las artes místicas de la magia. Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) es un médico que al sufrir un terrible accidente automovilístico pierde su habilidad como neurocirujano. Después de agotar todas las opciones que la ciencia médica le ofrece, Stephen va en busca de una alternativa poco convencional en el místico monasterio de Kamar-Taj. Bajo la tutela de “El Antiguo” (Tilda Swinton), Stephen se inicia en  el uso de la magia, lo cual lo hará involucrarse en una antigua y cruenta lucha para mantener al mundo a salvo de todo tipo de amenazas místicas.
Una de las tantas características de las producciones de Marvel es su humor, que si bien no siempre convierten a cada cinta en una comedia por lo menos ayudan a que el filme tenga un tono más ligero, lo cual sigue siendo el caso en Doctor Strange pero a diferencia de ocasiones anteriores, aquí es la primera vez que el humor se siente un tanto intrusivo, con lo que se rompe un poco con el aire de seriedad y misticismo que la cinta trata de manejar la mayor parte del tiempo. En muchas ocasiones el humor se siente fuera de lugar, tal vez con la excepción de cierto personaje que, para evitar arruínales la sorpresa, solo diré que es el objeto inanimado con mayor personalidad que he visto desde la alfombra mágica de Aladdín.
Para sorpresa de absolutamente nadie, Benedict Cumberbatch nos da una actuación esplendida, aunque en lo personal me resulta bastante extraño escuchar al actor tratando de esconder su característico acento británico (algo que en ocasiones no logra del todo). A pesar de que la actuación del protagonista es bastante buena, la caracterización del personaje no lo es tanto. No se trata que esta versión del “Hechicero Supremo” sea diferente a su contraparte en comic, sino que la forma en que se nos presenta al personaje es bastante similar a la de otro habitante del universo Marvel. Stephen Strange es una persona adinerada, arrogante, poseedor de un ego desmedido, con una mente sobresaliente que le sirve para aprender conceptos complejos de la noche a la mañana, es decir que es un genio, lo cual hace que en lugar de sentirse como un personaje único  se vea más como la versión 1.5 de Tony Stark; cierto, los campos de “especialización” de ambos personajes son totalmente opuestos pero la caracterización de ambos es muy parecida. Sí esto es bueno o malo es algo que veremos cuando ambos personajes eventualmente interactúen entre ellos.
Los efectos especiales son bastante impresionantes y aunque no dejan de ser un interesante atractivo visual también se integran a la perfección con la narrativa de la historia. Los más acérrimos críticos podrían apuntar que muchos de los efectos visuales son casi un plagio de los que aparecieron en Inception (o “El Origen”, si prefieren traducciones piteras) a lo cual debo decir… que tienen razón, pero aunque los efectos visuales tomen inspiración de otras fuentes también se logra crear escenarios muy emocionantes y diferentes. Sin arruinarles la sorpresa, aunque en el trailer se ve mucho de los efectos especiales, la verdad es que lo que se alcanza a ver no es más que la punta del iceberg. Lo anterior, junto con las muy bien logradas coreografías en las escenas de acción hace que la película sea un espectáculo visual sumamente interesante y entretenido.
Fuera de la caracterización del protagonista, Doctor Strange se siente como la película menos “típica” de Marvel hasta la fecha, lo cual logra dar un poco de aire fresco a este universo cinematográfico pero también podría alejar a aquellos que no están tan interesados en ver a personajes que se inclinan hacia el lado de la fantasía más que al de la ciencia ficción; cómo terminen interactuando estas dos vertientes en un mismo mundo es algo que deberemos esperar a ver. Tal vez el misticismo y los toques de filosofía oriental no sean del agrado de todos, además de que la historia del protagonista renuente a su llamado al heroísmo no sea nada nuevo pero la presentación de estos elementos sigue siendo de muy buena calidad. Aun los más acérrimos detractores (léase “Fans de hueso colorado de DC”) deberán aceptar visualmente Doctor Strange es un espectáculo que vale la pena ver en la pantalla grande.

Doctor Strange: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Los Vengadores: La Era de Ultron (2015) Thor: Un Mundo Oscuro (2013), Iron Man 3 (2013).
No tan Buena como: Capitán América: Civil War (2016), Ant-Man: El Hombre Hormiga (2015), Los Guardianes de la Galaxia (2014).
author image |octubre 31, 2016

 
Yo no soy supersticioso porque eso es de mala suerte, pero aun así nunca me atrevería a jugar Ouija por el simple hecho de que, como ya he mencionado en múltiples ocasiones, soy de las personas más cobardes que podrían conocer en su vida. Ya sea mera autosugestión o verdaderamente algo más, la Ouija como elemento narrativo en películas de terror es algo bastante socorrido y aunque a primera vista Ouija: El Origen del Mal no hace algo terriblemente original con el concepto, sí logra darnos una de las mejores películas de terror del año.
En Ouija: El Origen del Mal nos encontraremos con la familia Zander y su aterrador encuentro con lo sobrenatural. Alice Zander (Elizabeth Reaser) es una mujer viuda que se encarga de criar a sus hijas lo mejor que puede y para proveer a su familia se dedica a hacer “lecturas” o contactos “psíquicos” con los muertos, algo que ella misma toma como un espectáculo circense más que como verdadero ejercicio espiritual. Las cosas cambian cuando su hija menor, Doris (Lulu Wilson), juega con la misteriosa Ouija, lo cual provoca que la familia empiece a experimentar verdadero contacto con el más allá. Aunque en un principio Alice es feliz de encontrar una manera de contactar a su fallecido esposo, las cosas cambian rápidamente cuando se da cuenta de que su marido  no es la única presencia sobrenatural en la casa.
Uno de los elementos más destacables de la película es su presentación. La historia misma se lleva a cabo en la década de los 60´s y tanto el vestuario como la música refleja esa época a la perfección, pero no contento con ello la producción se da a la tarea de ir aún más allá para sumergir al espectador en la historia, dándole a la cinta unos cuantos detalles visuales extra. La película tiene un aspecto “deslavado” (por llamarlo de alguna manera) que le da al filme un tono de color similar a la de una película filmada verdaderamente en los años 60´s, además de que utiliza ciertos elementos que hacen parecer que la cinta es proyectada de manera tradicional mediante filme y no de manera digital. Puede que este tipo de detalles no afecten de manera determinante a la trama pero sin duda ayuda a que la cinta tenga una identidad propia.
El personaje del niño o niña poseído se utiliza bastante en el género de terror pero desafortunadamente este elemento pierde su efectividad cuando el actor o actriz no da el ancho para el papel, por suerte ese no es el caso aquí. Lulu Wilson le da un rango bastante amplio a su personaje, logrando plasmar inocencia o malicia según lo requiera la escena, en ocasiones expresando emociones totalmente opuestas en un parpadeo dentro de una misma escena. Definitivamente Wilson destaca en su papel de manera bastante impresionante.
Ouija: El Origen del Mal toma mucha inspiración en clásicos del género (especialmente de El Exorcista) pero evita caer en el plagio descarado al aportar una estética propia. Por si lo anterior fuera poco, la trama también logra sorprender al espectador en un par de ocasiones sin necesidad de romper las reglas que la misma historia se plantea. Ouija: El Origen del Mal no pretende reinventar la rueda de las películas de terror, en lugar de ello utiliza los elementos más “clásicos” (por no decir trillados) del mismo y nos da una entretenida historia de horror, de esas que son perfectas para ver a mitad en la noche acurrucado en el sillón con un gran plato de palomitas. Ya saben que no soy muy aficionado a las películas de terror por lo que el hecho de que recomiende tan ampliamente esta película habla bastante bien de Ouija: El Origen del Mal.

Ouija: El Origen del Mal: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Definitivamente la segunda mejor película de terror que he visto en el 2016 ¿Cuál es la primera? La Bruja.
author image |octubre 27, 2016
PODER Y GLORIA pt. 4

Escritor: Brian Hitch
Artista: Brian Hitch
Tintas: Daniel Henriques 


Después de la charla que Superman tuvo con Batman en la cual le dejo en claro que no había que confiar del todo en RAO el Dios Kriptoniano, Sups lleva una muestra de su sangre con el Dr. Silas Stone, quien junto con Cyborg intentaran encontrar cualquier cosa anómala.


Y al irse SupermanSilas le menciona a su hijo que con la sangre de Superman podrían hacer maravillas al grado de encontrar curas para muchas enfermedades, Cyborg se molesta al escuchar esto y le dice a su padre que se deben enfocar en lo que Sups les pidió.


Silas menciona que la sangre tambien podría ayudar en los protocolos Kritonianos que Batman compartió con Cyborg.

Mientras en Nueva York, para ser mas especifico en el templo volador de Rao, este se encuentra dando un sermón sobre como su amor puede llegar a todas las partes del mundo si los bendecidos van  a sus propias ciudades y comparten el mensaje de amor.

En el concilio de seguridad de la ONU vemos como los representantes de las naciones debaten sobre el si es correcto aceptar a Rao entre ellos y así hacer que la humanidad conozca su máximo esplendor.











Justo en ese momento vemos a una Doctora que entra al cuarto donde se encuentra el IRM (Imagen por Resonancia Magnetica) y para su sorpresa lo que ve es a Batman con un tipo inconsciente al cual le desea hacer una resonancia.





La doctora le pregunta si esto tiene que ver con un crimen y Batman le menciona que si sobre un crimen pero a nivel mundial, ya que el tipo inconsciente es un criminal convertido por los profetas de Rao.


La doctora lo ayuda ya que queda un poco intrigada sobre el porque la fe hacia Rao esta haciendo que las personas sanen y cambien su actitud.


De vuelta con Green Lanter quien fue arrastrado un cuarto de millos de años hacia un Kripton en guerra, vemos a un grupo de soldados kriptonianos escoltándolo para un encuentro con su dios Rao.
Al llegar a KandorGreen Lantern se encuentra con un Rao envejecido por 300 años de existencia.


Este Rao le pide ayuda a Hal, solo para acompañarlo en un pequeño viaje de paz a una ciudad rival llamado Argo la cual a pesar de ser Kriptoniana, no esta a favor de las creencias de Rao.
Antes de iniciar el viaje, Rao tiene una ultima reunión con sus profetas, en la que sus profetas le dan un poco de su juventud para así estar presentable para sus reunión y salvar a Kripton.


De vuelta al hospital, vemos a la Doctora analizando junto con Batman los resultados de la resonancia magnética y el análisis de ADN del criminal convertido al a fe de Rao y lo que encuentran es una alteración en el cerebro sumado a una alteración en el ADN.


Lo cual se explica como una reprogramación en las personas para ser buenas y tener una mejor vida.
Eso solo deja mas dudas en Batman sobre el porque de la llegada de Rao y que gana cono todos eso.


Mientras en el Artico, vemos a Superman llegando a su Fortaleza de la Soledad donde le pide a la computadora todo lo relacionado con Rao, ahí es cuando recibe una llamada de Cyborg quien junto con Batman le explican que su sangre tiene un indicador de proteínas extraños y que no parecen ser kriptonianos, algo parecido a lo encontrado en la sangre del maleante convertido.


Y en media platica aparece un profeta de Rao el cual ataca a Batman en el hospital, eso solo significa que esta presionando en lugar correcto, ante esto la doctora observa como el maleante que Batman llevo regresaba en si y para evitarlo le dio un choque eléctrico con un desfibrilador lo cual parece regresarlo a su personalidad normal.


La doctora activa el IRM al máximo por orden de Batman y el profeta de Rao es atraído a esta maquinaria por el imán, dándole tiempo a Batman de escapar junto con la Doctora.


Cyborg le sigue explicando a Superman que lo que se encuentra en su ADN no es nuevo sino que fue plantado en su especia desde hace mucho tiempo.
Superman cree que es un tipo de programación genética que hace que sean leales a Rao, para su sorpresa Rao aparece justo detrás de el amenazándolo al decir: "HUBIERA SIDO MAS FÁCIL SI TAN SOLO HUBIERAS CREÍDO"

¡CONTINUARA!


author image |octubre 24, 2016

 
A pesar de que parezco ser excesivamente crítico de su trabajo, creo ser justo a la hora de hablar sobre Ánima Estudios. La razón de mi severidad se debe a que el famoso estudio de animación mexicana cuanta con verdaderos talentos del medio, pero que, en mi opinión, la mayor parte del tiempo esos talentos se ven desperdiciados y nos entregan cintas que varían de mala calidad en el peor de los casos y mediocre en el mejor ¿En cuál de esas dos categorías cae La Leyenda del Chupacabras? En el segundo definitivamente pero eso no significa que no tenga algunos aspectos redimibles.
En La Leyenda del Chupacabras nos reencontraremos con Leo San Juan en su más reciente encuentro con lo sobrenatural. Por azares del destino Leo se encuentra viajando junto a un grupo de insurgentes rumbo a puebla pero es detenido en el trayecto por una patrulla de soldados. Arrestado y encerrado en un monasterio abandonado, Leo tendrá problemas más grandes de los cuales preocuparse cuando una aterradora criatura empieza a atacar el monasterio.
Puede que la serie Leyendas de Ánima Estudios no sea de mi agrado, pero hasta yo debo reconocer que ha sido capaz de crearse una identidad propia, una que refleja tanto el folclor nacional como unos cuantos toques de historia colonial de México, no por nada La Leyenda del Chupacabra es la cuarta entrega de esta franquicia. Esa misma identidad se refleja en el diseño de personajes que si bien no son nada del otro mundo, sí logran ser instantáneamente reconocible.
Lamento mucho decirlo pero la animación de la serie sigue siendo mala, no atroz ni la peor que haya visto en mi vida (esa pertenece a La Leyenda de la Nahuala pero en ese entonces la serie estaba en manos de otro estudio) pero también es justo decir que la animación ha mejorado a comparación de otras producciones de Ánima. Lo que no ha cambiado es el mismo humor soso y forzado de los personajes secundarios que solo resulta genuinamente graciosos para niños muy, muy pequeños. Desafortunadamente casi todas las escenas con los personajes “sobrenaturales” resultan más molestas que divertidas y en la gran mayoría de los casos se sienten como paja innecesaria para que el filme alcance la duración necesaria para ser proyectada como un largometraje.
La trama con tintes históricos y de leyendas regionales nos da un trasfondo interesante, uno que se pierde rápidamente cuando el guion empieza a meter elementos que no son más que clichés relacionados con películas animadas para niños. Estos elementos no serían tan perjudiciales si la cinta supiera como desarrollarlos pero en lugar de ello casi siempre se opta por un “Deus Ex Machina” para resolver los conflictos. Por lo menos en tres conflictos distintos se utiliza una solución “sacada de la manga” que si bien logra resolver los dilemas de la historia, lo hace de manera trillada, aburrida y muy, muy poco creativa.
Poniendo un porcentaje completamente arbitrario de mi parte, diría que el 20% de La Leyenda del Chupacabras raya en lo que puedo considerar como una buena película, el gran problema es el 80% restante. En momentos el filme nos da una interesante historia de terror para niños que tal vez no sea muy original pero que llega a ser verdaderamente entretenida, pero esa trama se ve interrumpida constantemente con elementos que rompen casi por completo con la atmosfera. Con La Leyenda del Chupacabras Ánima Estudios no ha logrado cambiar mi opinión poco favorable sobre la compañía pero también es justo decir que se ha logrado mejorar su trabajo en el campo del nada fácil rubro de la animación. La Leyenda del Chupacabras es un pequeño, débil y casi imperceptible paso adelante para Ánima Estudios PERO un paso adelante siempre es preferible a quedarse estancado en un solo lugar.
Solo una cosa que insignificante pero que no deja de molestarme un poco. El Chupacabras como leyenda urbana es relativamente reciente (si es que más de veinte años se le puede decir reciente) y aunque no creo que tenga nada de malo tratar de situarlo en un contexto colonial, no deja de ser un tanto innecesario ¿Qué no hay suficientes leyendas del México colonial como para que se tenga que adaptar una leyenda urbana “contemporánea”?

La Leyenda del Chupacabras: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: La Leyenda de la Nahuala (2007), La Leyenda de la Llorona (2011), Don Gato y su Pandilla (2011), Don Gato: El Inicio de la Pandilla (2015).
No tan buena como: Guardianes de Oz (2015), El Santos vs La Tetona Mendoza (2012). Ok, esa última no es para niños pero sigue siendo del mismo estudio así que de todos modos cuenta.
author image |octubre 19, 2016

 
Perdón por mi falta de ignorancia pero debo preguntar ¿Qué no La Niña de la Mina ya se había estrenado hace como 4 meses o algo así? Porque aquí donde vivo apenas es estrenó la semana pasada… una de las desventajas de vivir en una ciudad olvidada por Arceus tal vez. Sea como fuere La Niña de la Mina cumple con mi rigurosa, científica y extensa lista de requerimientos para hacer una reseña: La vi en el cine y lo hice durante el año en curso, así que aquí va una reseña incluso más irrelevante de lo usual, supongo.
En La Niña de la Mina veremos las desventuras de un grupo de investigadores que se topan con una presencia extraña dentro de una mina en Guanajuato. Mateo (José Ángel Bichir) y Sara (Regina Blandón) son dos expertos geólogos contratados por una compañía minera para verificar la seguridad de una vieja mina donde, según dicen, han ocurrido una serie de extrañas desapariciones. Mientras la investigación avanza, Mateo y Sara serán testigo de inexplicables sucesos que los alentaran a descubrir el macabro pasado de la mina.
La película pasa un buen rato presentándonos a sus personajes principales y su relación entre ellos, lo cual indudablemente es para que el público logre encariñarse con ellos y así preocuparse cuando la situación se pone peligrosa, pero esta empatía, por lo menos de mi parte, nunca se alcanza. No se trata de que José Ángel Bichir sea un mal actor (un debate que no quiero iniciar porque no tengo cosas que hacer los próximos tres días), sino que su personaje está escrito de tal manera que en lugar de ser entrañable resulta molesto. El personaje Mateo se esfuerza descomunalmente en querernos convencer de que es un chico “cool”, contando anécdotas y chistes malos que inevitablemente causan pena ajena, por lo que hace muy difícil empatizar con él. El resto de los personajes cojean del mismo pie, no por sufrir de malas actuaciones sino de un guion trillado e insípido.
El ritmo de la cinta es bastante lento pero se ayuda de eso para crear una atmosfera que tiene mucho más con el misterio que con el terror. El filme poco a poco nos va dando los detalles de la historia y la leyenda de la mina, principalmente de manera anecdótica entre conversaciones entre los personajes, lo cual le da un sabor a leyenda urbana que ayuda a inyectarle cierto nivel de credibilidad, no con relación al realismo sino pintando la trama como una de esas historias de terror que uno podría escuchar en una reunión entre amigos o un artículo de internet amarillista.
Puede que las fallas de la cinta no sean demasiado grandes pero si son bastante constantes y demeritan muchísimo en la calidad del producto final. Todo está en los pequeños detalle, como personajes que solo aparecen en una ocasión y que supuestamente sirven para crear más intriga pero que a final de cuentas no aportan absolutamente nada a la historia, situaciones que se mencionan y se olvidan casi al instante y una banda sonora que trata desesperadamente por convencernos de que una escena es aterradora cuando en realidad no lo es.
Ya sé que piensan que La Niña de la Mina se gana mi odio por el simple hecho de ser una película mexicana, y aunque eso es parcialmente cierto, la verdad es que la cinta cuenta con suficientes ideas buenas como para destacar un poco en el decepcionante panorama del cine nacional, desafortunadamente la ejecución de esas ideas es bastante pobre, en ocasiones apresurada y descuidada, hundiendo así a la producción. Como película de terror La Niña de la Mina fracasa rotundamente más que nada porque, como ya dije, tiene más en común con una película de misterio que con una de terror y ese tal vez sea su crimen más grande, por lo menos en este género. Una película de terror que no da miedo puede considerarse como un fracaso, así de simple. Lo más triste de todo es que tal vez puliendo un poco sus puntos débiles el  filme pudo ser mejor, no un clásico pero definitivamente más relevante que el producto final. A final de cuentas La Niña de la Mina no es buena, pero tampoco es propiamente mala, se sienta en la incómoda posición de ser una buena idea mal ejecutada y con ello volviéndose completamente intrascendente.

La Niña de la Mina: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Más Negro que la Noche (2014). Lo cual, al pensarlo, me hace retractarme. Lo peor de una película de terror no es que no te de miedo, es mucho peor que te de risa y ese es el caso de Más Negro que la Noche.
author image |octubre 19, 2016

En Santa PriscaRed Robin, Red Hood y Bane encaran a Azrael, el cual les ofrece una muerte rápida a través de su espada llameante; un ejercito de monjes de San Dumas los rodean y solo les queda la opción de pelear.














Bane se enfrenta a Azrael pero es derrotado facilmente mientras que Tim y Jason se encargan de los monjes, los cuales usas tecnología avanzada para desarmarlos.















Al ver que Bane ha sido derrotado, Azrael le ofrece el perdón y justo al tocarlo Bane es una persona diferente que parece haber visto al mismisimo Dios.










Tim Jason presencian eso y deciden aplicar la retirada para buscar la información por la que iban desde un principio; interceptan un dron al cual logran conectarse y así saber el lugar donde se encuentra la unidad principal de información .


La información se centra en un lugar llamado GNOSIS AIONOS(Eterno Conocimiento), una computadora central.


Red Robin decide que Jason hackee la computadora mientras el lo protege de la ola de monjes que llegan, Tim le da las instrucciones para hacerlo y al terminar la obra, Jason obtiene las respuestas que buscaban.


Parece ser que la Orden de San Dumas ha echo negocios con una empresa fantasma en Praga pero no fue nada monetario, intercambiaron software igual al que Mother usa para activar a sus hijos(soldados) y por la otra parte Mother pago con uno de sus hijos, al cual llamaron proyecto Azrael.

Azrael es un hijo de Mother.

Praga hace años, Bruce llega de su fallida junta con Mother mientras que Robin lo espera con noticias sobre la operación de Crane, Bruce sabe que eso es una farsa que Mother lanzo como anzuelo y con el cual cayeron en la trampa.

Ahí Bruce empieza a dudar aun mas sobre si Dick es el apropiado para continuar con su misión.
Decide salir a Praga solo que esta ves sera Batman el que busca a Mother y termina dando con ella, solo que el fin no es detenerla sino charlar con ella sobre su negocio.


De regreso al presente en la antes prisión de Santa PriscaJason es lanzado al suelo por Azrael pero Tim lucha con el e intenta hacerlo entrar en razón al mencionarle que el es solo un humano moldeado.


Pero Azrael no lo acepta y con el toque de su mano hace que Tim tenga una experiencia extrasensorial con la cual parece haber sido derretido desde adentro hacia afuera.


Jason lo detiene y lo golpea para poder salvar a Tim tomando de su cinturón un gas repelente de tiburones para rociarlo en ellos y después saltar por una ventana al mar.


Mientras, Dick y Harper siguen buscando pistas para poder llegar nuevamente con Mother; un numero en una cuenta los lleva a una casa en la cual vive David Cain(Orphan).


Harper espera llegar a una guarida de villano pero lo único que encuentran es una casa común y corriente donde son sorprendidos por una mujer que parecía esperarlos, esta mujer se hace llamar La Escultora.



LA ESCULTORA PARECE CONOCER MUCHOS DETALLES DE LA VIDA DE HARPER, ESTO HACE QUE SOLO DESCONFÍEN MAS DE ELLA, MIENTRAS QUE RED ROBIN Y JASON PELEAN POR SOBREVIVIR EN LAS AGUAS DE SANTA PRISCA; TODO PARECE IR E CAÍDA PARA NUESTRO HÉROES.

CONTINUA EN BATMAN Y ROBIN ETERNAL #11

"JUEGOS MENTALES"
author image |octubre 19, 2016

 
¿Por qué me doy a la tarea de ir al cine y reseñar la mayor cantidad de películas posibles? Por los motivos más simples y válidos para hacer cualquier cosa: Porque me gusta hacerlo, porque no hace daño a nadie y básicamente porque se me da la gana. Ir al cine es un pasatiempo muy gratificante por si solo pero en ocasiones simplemente no es suficiente. Creo que nunca le he pedido nada a nadie referente a mis hobbies cinéfilos, pero en esta ocasión tan desesperada me atrevo a pedir algo a cambio de “mis servicios”. Lo único que quiero es un poco de reconocimiento, es más, ni siquiera eso, con un simple “gracias” me basta, un gracias sincero, alguien que me diga: “gracias por someterte a porquerías insultantes que provocan un suicidio masivo de neuronas junto con una inhumana y grotesca pérdida de tiempo al ver mierda que pretende ser una película”, como en el caso de Mentes Maestras.
En Mentes Maestras veremos a un grupo de supuestos comediantes insultar nuestra inteligencia durante una hora y media. David (Zach Galifianakis) trabaja para una compañía de camiones blindados que se encarga de manejar el dinero de cajeros automáticos. Atrapado en una vida de mediocridad, David es alentado por su amiga Kelly (Kristen Wiig) a robar una gran suma de dinero, crimen que el atolondrado David logra ejecutar a pesar de su enorme torpeza y con ello realizar uno de los robos bancarios más grandes en la historia de Estados Unidos.
Zach “ni a mentadas de madres puedo pronunciar bien su apellido”, mejor conocido como el gordito barbón de las películas ¿Qué pasó ayer? , puede ser muy gracioso, siempre y cuando haga pareja con alguien que ayude a contrastar su estilo de humor, lo cual no es el caso en Mentes Maestras. Todos los personajes, a pesar de contar con funciones diferentes dentro de la trama, son sacados del mismo molde, todos ellos compartiendo dos características: son idiotas y no saben socializar con el resto de la sociedad. Estas características pueden ser graciosas bajo las circunstancias correctas, pero cuando todos los personajes se comportan exactamente de la misma manera la comedia se siente repetitiva y pierde su gracia casi al instante. Si el ser un imbécil socialmente inepto fuese suficiente para ser un comediante, les aseguro que yo sería el cómico más grande del planeta.
La historia es sumamente interesante, sobre todo si tomamos en cuenta que, supuestamente, está basada en hechos reales, dándonos uno de esos casos donde la ficción es más extraña que la realidad, pero la premisa se ve malgastada con chistes repetitivos y predecibles que dan más pena ajena que risa. Lo más “rescatable” (y créanme que estoy utilizando esa palabra de manera muy generosa) es la comedia física, la cual si puede llegar a ser divertida al principio, pero que también llega a ser repetitiva y monótona, mostrándonos una y otra vez el hecho de que los personajes son torpes y estúpidos.
De ante mano una disculpa si esta reseña es más corta de lo normal, pero simplemente no quiero seguir hablando de Mentes Maestras. Como suele ser el caso en las peores películas, lo mejor de la cinta se muestra en su propio trailer, el cual debo aceptar que, aunque no era hilarante, sí pintaba a la película como algo medianamente divertido, pero ese no es el caso. A pesar de todo, Mentes Maestras cuenta con dos grandes logros: 1.- Aun cuando no esperaba nada de este filme, logró decepcionarme. 2.- Mentes Maestras me hizo tener una renovada fe en el futuro, un futuro brillante donde la humanidad ha sido erradicada completamente por algún desastre natural, guerra nuclear, invasión extraterrestre o por intervención divina, un hermoso destino donde ni el más pequeño vestigio de la existencia de esta película se pueda encontrar, un futuro donde la memoria de Mentes Maestras no es ni un lejano recuerdo, aunque eso se deba a que ya no exista una sola persona con vida para recordar.

Mentes Maestras: 0/5. Ofensivamente mala.
 
 
 
 
 
 
La peor película del año hasta el momento, lo cual me sorprende considerando algunas de las películas que han salido en el 2016.
author image |octubre 18, 2016


Dan Brown es un pony de un solo truco, crítica que puede sonar muy dura pero que hay que reconocer que le ha funcionado muy bien al autor, utilizando elementos que por sí solo pueden resultar bastante interesantes y que al unirlos bajo una misma obra nos da como resultado algo así como un álbum de “Los mejores Hits” que incluyen, pero no se limitan a: teorías de conspiración, simbología y crítica a organizaciones religiosas. La fórmula es repetitiva pero, al menos cuando hablamos de sus adaptaciones cinematográficas, sus historias son lo suficientemente interesantes como para darnos una película medianamente entretenida pero aquí, como en muchos otros lugares, parece que la tercera es la vencida y con Inferno es bastante evidente que a la formula le hace falta algo nuevo para no convertirse en una mala fotocopia de sí misma.
En Inferno nos volveremos a encontrar con Robert Langdon y su más reciente aventura. Robert Langdon (Tom  Hanks) despierta en hospital en Florencia con un grave caso de amnesia y antes de poder siquiera recordar cómo o porque se encuentra en Italia, Langdon es atacado por una misteriosa mujer. Con la ayuda de Sienna Brooks (Felicity Jones), una doctora del hospital, Langdon logra escapar de su atacante y junto con la doctora Brooks se embarcara en una peligrosa búsqueda para encontrar y evitar que un peligroso virus se libere y acabe con la mitad de la población humana del mundo.
El recurso de un personaje amnésico en una historia es un elemento bastante socorrido dentro de la ficción, uno que cuando se maneja de manera adecuada ayuda enormemente a crear una atmosfera de paranoia y misterio en la trama, y aunque esa es la misma intención que se tiene dentro de esta película, no es el resultado final en Inferno.  La pérdida de memoria por parte del personaje principal luce como una manera fácil de crear intriga en la trama, lo cual a su vez hace pensar que el filme no tiene suficiente confianza en su propia historia y necesita ayuda extra para crear tensión, con lo que si se logra dar algunos giros a la trama pero que la gran mayoría caen en lo ridículo cuando nos ponemos a pensar en ellos por más de tres segundos.
No creo que cuente como un spoiler, después de todo ya lo mencioné en la sinopsis y además es algo que se revela casi al inicio de la historia y que también se menciona en el propio trailer de la película: El hecho de que se nos revele tan tempranamente que lo que se busca es un virus parece como una oportunidad malgastada. Tal vez es solo idea mía, pero creo que sería mucho más interesante el desconocer que es los personajes buscan, dándonos solo pequeños guiños a su objetivo final con lo cual la revelación de un virus mortal sería mucho más emocionante. Lo que sí cuenta como spoiler es lo siguiente: El villano del filme, quien crea el poderoso virus Inferno tiene toda la intención de liberarlo y acabar con gran parte de la población mundial. Si me permiten preguntar: ¿Si ya tiene todo preparado para su plan, por qué no simplemente lo ejecuta y ya? En lugar de ello deja un montón de cripticas pistas que sirven tanto para encontrar el virus y ejecutar su plan como para también encontrarlo y evitar su propagación. Esto me resulta simplemente ridículo (fin de los spoilers).
Aunque no es un problema exclusivo de esta producción, la forma en que se filman la gran mayoría de escenas de acción es bastante caótica, con muchos acercamientos por parte de la cámara, un movimiento constante y una edición que hace difícil discernir que es lo que está ocurriendo en pantalla. Llámenme anticuado pero para mí una escena de acción es mucho más emocionante cuando puedo distinguir quien está haciendo qué.
No puedo considerar a Inferno como una mala película ya que es lo suficientemente competente para darnos ratos medianamente entretenidos por momentos, pero no deja de ser la más débil entrega en una trilogía que ha hecho básicamente lo mismo en ocasiones pasada y de mucho mejor y más divertida manera. Al final la película se siente como ver a alguien ver resolver un crucigrama, OJO, no resolver un crucigrama, ver a alguien más hacerlo, lo cual no es mi idea de una experiencia agradable. Recomendaría ver Inferno sólo a aquellos que sean fans de las aventuras de Robert Langdon, aunque también debo reconocer que yo no me cuento en este grupo.

Inferno: 2/5. Meh.
Mejor que: La Leyenda del Tesoro Perdido: El Libro de los Secretos (2007)
No tan buena como: El Código Da Vinci (2006), Ángeles y Demonios (2009), Los Ríos de Color Purpura (2000).
author image |octubre 13, 2016

 
Aunque no fue la primera película en utilizar el método que hoy conocemos como “found footge”, El Proyecto de la Bruja de Blair fue el film que se encargó de popularizar esta técnica en el cine, algo que los grandes estudios se encargaron de imitar sin tomar en cuenta lo que hace tan efectivo este método de narración cinematográfica. Aunque este método se ha sobreexplotado para mi gusto, eso no significa que ya todo este dicho y hecho utilizando esta herramienta narrativa, pero desafortunadamente, y por qué creo que hay una ley en el cine que dice que no pueden pasar más de dos semanas sin que se estrene una película que sea una secuela o reboot,  tenemos La Bruja de Blair, que trata de colgarse de la fama de la primera cinta y aunque si presenta algunas ideas nuevas, no deja de ser la versión descafeinada de la película original.
En La Bruja de Blair veremos los aterradores eventos que aquejan a un grupo de jóvenes en un misterioso bosque. James (James Allen McCune) encuentra un video en internet que parece ser una pista sobre su desaparecida hermana Heather, por lo que decide ir a investigar al bosque. Junto con un pequeño grupo de amigos y un par de guías locales, James se adentra al bosque donde según las leyendas ocurren todo tipo de extraños sucesos. Cuando una presencia misteriosa empieza a acechar a los jóvenes, James deberá decidir que es más importante para él, su propia seguridad y la de sus amigos o encontrar a su hermana perdida.
Sé que siempre abogo por juzgar un filme mediante sus propios méritos, pero en este caso me es imposible describir las fallas de La Bruja de Blair sin compararla con la versión original. Una de las razones de que El Proyecto de la Bruja de Blair se convirtió en una película tan influyente es sin duda cierto nivel de ingenuidad que es imposible de recrear  en la actualidad; el trabajo de mercadotecnia alrededor de El Proyecto de la Bruja de Blair fue crucial, con una de las primeras campañas virales que eran verdaderamente innovadoras para la época, ya que se nos vendía la idea de que la película se trataba verdaderamente de una cinta encontrada en el bosque, ilusión que cobraba cierto nivel de veracidad mediante actores completamente desconocidos, un trabajo de cámara prácticamente amateur y una historia bastante simple que le daban cierto sabor a leyenda urbana. La Bruja de Blair sabe que todos estos elementos son prácticamente imposibles de replicar hoy en día, por lo que toma la sabia decisión de ni siquiera intentar retomar estos elementos, desafortunadamente, son precisamente estos toques los que distinguían al filme original del resto de películas de terror de la época y sin ellos La Bruja de Blair se convierte simplemente en “una película más del montón”.
Aunque la historia es una secuela directa del primer filme, no es necesario ver la primera película para poder seguir el hilo de la historia, de hecho me atrevo a decir que esta secuela funciona mejor si no se ha visto el filme original, ya que la historia recorre prácticamente los mismos pasos que dio la primera película. Esto no significa que La Bruja de Blair no tenga nada nuevo que aportar, por ejemplo, el manejo de cierta distorsión en el tiempo, ayuda a mantener la atmosfera sobrenatural de la trama, lo cual también crea otro gran problema. La película original jugaba con las expectativas del público, creando cierta noción de paranoia tanto en los personajes como en el espectador ¿Los protagonistas en verdad están siendo perseguidos por una creatura sobrenatural, o todo es parte de su activa imaginación y la desesperación de verse perdidos en medio de la nada? Este sentimiento de incertidumbre es tocado levemente en La Bruja de Blair, pero rápidamente se ve descartado y olvidado al dejarnos ver que sí, que los personajes en verdad son presas de un ser sobrenatural, con lo cual, y perdón por sonar como disco rayado, hace que la magia creada por la versión original se pierda prácticamente por completo.
Prácticamente lo acabo de decir pero lo voy a repetir: La Bruja de Blair es solo una película de terror más en el montón que existen en este género, pero eso no la convierte automáticamente en algo malo. La atmosfera que logra crear puede ser verdaderamente aterradora en momentos y aunque el último acto del filme es poco más que un recorrido guiado por una casa embrujada de feria, la verdad es que es un paseo efectivo y entretenido, dándonos uno que otro susto que vale la pena. Tal vez estoy siendo cegado por la nostalgia, pero El Proyecto de la Bruja de Blair obtuvo un lugar tan específico y único en la historia del cine que me resulta incluso contraproducente querer recrear la fórmula de su éxito, y esta secuela intenta hacer precisamente eso con escasa o nula efectividad. La película puede ser entretenida pero fuera de su conexión con su “hermana mayor” no hay nada que la distinga del resto. No es ningún desastre ni mucho menos, que eso quede claro, de hecho debo aceptar que me resultó bastante entretenida, pero también tengo que decir que me quedo con la versión original cualquier día de la semana, pero ese solo soy yo tratando desesperadamente de aferrarme al pasado.

La Bruja de Blair: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: El Libro de las Sombras: El Proyecto de la Bruja de Blair 2 (2000).
No tan buena como: El Proyecto de la Bruja de Blair (1999), La Bruja (2016).
author image |octubre 11, 2016
 
 
No me da miedo hablar sobre casi cualquier cosa, aun cuando no tenga ni la más mínima idea sobre el tema, con una pequeña gran excepción: Feminismo (TUN TUN TUUUUUUN). Este escabroso tema se escapa de mí muy reducida capacidad intelectual, ya que me es imposible entender este movimiento: Si eres atento eres un opresor que piensa que las mujeres necesitan ayuda para todo, si no eres atento eres un maleducado, si pagas la cuenta eres un cerdo que piensa que la mujer no puede obtener su propio dinero, si no te ofreces a pagar la cuenta eres una persona patética y avara. Para mí hablar de feminismo es una batalla que automáticamente voy a perder sin importar de lo que haga, lo cual es suficiente incentivo para estar tan alejado del tema como me sea humanamente posible, es por esto que nunca había tenido tantas reservas al entrar al cine, ya que a primera vista Treintona, Soltera y Fantástica parece una de esas “chick flick” que apelan al empoderamiento femenino y que neandertales descerebrados como yo somos incapaces de entender, a esto súmenle que se trata de una película mexicana  (ya conocen mi inmensurable odio por estas producciones), por lo que estaba listo para pasar un muy mal rato y pedir a gritos el acogedor y frio abrazo de la muerte. Por fortuna y para el alivio de mi podrida alma, la película no fue la tortura que pensé que sería.
En Treintona, Soltera y Fantástica veremos la odisea de una mujer y su recién adquirida soltería. Inés (Bárbara Mori) acaba de salir de una relación que se encontraba totalmente estancada y busca la manera de dar un nuevo curso a su vida, lo cual es mucho más difícil de lo que se imagina. Entre el trabajo, decepciones amorosas, amistades que poco a poco se van, un reloj biológico que no se detiene y un foco que necesita cambiarse, Inés tendrá que hacer malabares para poner su vida en orden.
Tengo que decirlo, la comedia romántica es el género más trillado y aburrido en el cine ya que, si he de describir este tipo de películas en sola palabra, esa sería “predecible”. Treintona, Soltera y Fantástica  se aproxima al género de manera interesante ya que, en lugar de echarse un clavado al mar de clichés que agobian a la comedia romántica, el filme prefiere sentarse en la playa y dejar que estos estereotipos solo le mojen los pies. No estoy diciendo que el filme evite todo cliché posible, pero es lo suficientemente competente para no basar por completo su humor en estos detalles.
Y ya que estamos hablando de humor, debo decir que para mi gusto no es muy bueno que digamos. Puede que las situaciones que se presentan no sean totalmente hilarantes pero por lo menos puedo respetar el hecho de que cada broma se trate de dar naturalmente, evitando así forzar cada situación o utilizar humor barato, cosas que son casi una característica obligada en las supuestas “comedias” del cine mexicano. Lo que sea e cada quien, la cinta no logro me hizo reír pero si esbozar una sonrisa de vez en cuando, algo que es más de lo que puedo decir de otras películas en lo que va del año.
No estoy muy seguro de cual sea la intención final de Treintona, Soltera y Fantástica, ya que, aunque si presenta su visión de “poder femenino”, no pretende tener todas las respuestas, algo que me pareció extremadamente agradable. Sí, la protagonista es una mujer fuerte e independiente pero eso no la convierte en alguien perfecto. Inés  tiene que lidiar con todas las facetas de su vida y en más de una ocasión se ve agobiada por ello, llegando incluso a momentos en que ni ella misma sabe lo que quiere, algo que pienso cualquier persona puede entender en algún momento sin importar edad o sexo. Esto no se trata de que género sea superior o inferior al otro, la historia nos habla de la aparentemente sencilla vida cotidiana y los problemas que se presentan en ella, específicamente cuando ya se lleva en ella por lo menos tres décadas.
Lo mejor que puedo decir sobre el filme es que a pesar de no soy ni de cerca el público objetivo que intenta alcanzar, la película logró mantener mi interés en todo momento. Todavía queda una pregunta que tal vez algunos tengan en mente: ¿La cinta es propaganda feminista? En realidad no, o por lo menos es tan buena en esconder esa agenda que ni yo me di cuenta de sus negras intenciones ¿La película es suficientemente buena para convertirme a la secta feminazi? No realmente, pero eso se debe principalmente a que soy un cerdo misógino retrograda y machista que utiliza términos como “secta” y “feminazi” sin ninguna ironía cuando cree que es adecuado hacerlo. Aunque no es precisamente una joya, por lo menos puedo decir que Treintona, Soltera y Fantástica logra despejarse de la mediocridad acostumbrada en mi mortal y odiado enemigo conocido como cine mexicano.
Bien. Ahora a esperar que salga una película con la que si me pueda identificar al 100%. Imagino que se va a llamar Treintón, Solitario y Muerto por Dentro.

Treintona, Soltera y Fantástica: 3/5. Buena.

 

comicorp | This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.