Cine Barato: Deadpool 2


 
Hace relativamente poco llego al cine el héroe que las películas de superhéroes no merecía pero sí el que necesitaba, me refiero claramente a Deadpool, cinta que llego a darle un segundo aire al hasta entonces algo estancado mundo de las películas basadas en comics. Ese primer filme y el nivel de éxito tanto financiero como ante la crítica y el público en general fue algo que nadie esperaba realmente, pero ese éxito hizo que una secuela fuese prácticamente inevitable y aunque Deadpool 2 no cuenta con el mismo “factor sorpresa” que tuvo la primera, de que la película está a la par de su antecesora, eso nadie lo podrá negar.
En Deadpool 2 nos volveremos a encontrar con el personaje favorito de todos aquellos que les gusta hacer cosplay y comportarse como unos idiotas en las convenciones de comics. Por razones que no se pueden discutir aquí porque sería un spoiler más o menos serio, Wade Wilson (Ryan Reynolds) finalmente entra como recluta de los X-Men, o al menos a los pocos personajes que el estudio le deja utilizar a esta producción. En una misión de rescate, Wade se topa con un niño mutante llamado Russell (Julian Dennison) quien  es perseguido por Thanos Cable (Josh Brolin), quien intenta asesinar al chico para evitar un futuro apocalíptico al más puro y original estilo de una película de Terminator. Deadpool se dará a la tarea de proteger a Russell y con un poco de suerte dejar suficiente material para que su franquicia continúe a mediano plazo.
Amo la primera película de Deadpool, al menos tanto como me es legalmente posible aceptarlo, pero hay que aceptar que su punto más débil era la trama, problema que definitivamente se resuelve en esta secuela, aunque no sin uno que otro bache en el camino. Deadpool 2 sigue siendo en primera instancia una comedia, pero eso no evita que tenga uno que otro momento más “serio”, situaciones que no duran demasiado y casi siempre son el punto de partida para algún chiste y al mismo tiempo logran hacer un poco más profunda la historia, lo cual sin duda hace la trama más interesante pero, por lo menos en mi opinión, eso hace que la comedia se detenga casi en seco, algo que no arruina el ritmo de la película pero que sí hace que te sientas como pasajero de microbús con los acelerones y frenones provocados por el camionero que lo maneja.
La comedia sigue siendo muy divertida, haciendo mofa del propio genero de cine de superhéroes y de la cultura pop en general. Muchos de estos chistes son divertidos por su propia cuenta, pero definitivamente van enfocados a todos esos ñoños que sabemos un poco de la “cultura geek”. Algo que me llamo mucho la atención fue el uso de la banda sonora, la cual se integra perfectamente al humor de cada escena de forma casi imperceptible y, de hecho, esta película presenta un tema musical que es tanto una chiste buenísimo así como una crítica mordaz a los mismos estereotipos musicales del cine de súper héroes. No les voy a arruinar esa sorpresa, pero estén atentos a la música que se escucha en una pelea del tercer acto.
Todas las actuaciones son muy divertidas. Evidentemente la atracción principal es Ryan Reynolds, pero todo el elenco es muy bueno, pero si he de señalar a algún personaje destacable, ese sería Domino, quien resulta muy divertida y que en verdad me gustaría ver más de este personaje en el futuro, y no lo digo sólo porque la actriz Zazie Beetz se vea MUY bien en su ajustado traje, digo, eso ayuda pero no es la única razón. Y siguiendo con los personajes, hay dos que pueden ser poco más que un cameo, pero que harán que todo fan se alegre mucho, aunque eso sí, uno de estos papeles es muy, muy corto (de hecho es poco más que un chiste), así que estén atentos para no perderse de un gran actor en su primer incursión al mundo de los superhéroes.
Puede que suene al comentario más genérico que se pueda hacer, pero no deja de ser cierto: Sí les gustó Deadpool, estoy seguro de que les gustará Deadpool 2. Lo único cercano que tengo a una crítica negativa es que en ocasiones el humor se hace a un lado para dar paso a una narrativa más seria, pero eso termina ayudando a que la película sea más envolvente y no solo una serie de chiste tras chiste con poco o ningún sentido. Mejor historia, más personajes y un ritmo más dinámico hacen que la producción valga la pena, en cuanto a cuál de las dos cintas es mejor, creo que eso depende completamente del gusto personal (yo sigo prefiriendo la primera). Deadpool 2 tal vez no les cambie la vida, pero creo que logrará divertirlos como pocas peliculas pueden. Definitivamente vale la pena verla en el cine.

Deadpool 2: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: X-Men: Apocalipsis (2016).
No tan buena como: Deadpool (2016).

Comentarios

Entradas populares