Latest News

15 de diciembre de 2017

Cine Barato: Camino a Marte


 
Estoy tan cansado de anunciar mi odio por el cine mexicano así casi tanto como ustedes de escucharme hacerlo, algo que por sí mismo se ha convertido en un problema para mí a la hora de hablar de cine nacional; tomen como ejemplo Camino A Marte, una película que para mi sorpresa resulto interesante y que sin un dejo ironía me atrevería a recomendar, algo que, para aquellos que conocen mi odio por las producciones cinematográficas mexicanas, podría hacerlos pensar que la película en verdad debe ser un joya del séptimo arte, algo que definitivamente no es, pero lo que sea de cada quien, es la mejor película mexicana que he visto este año (no que esa una marca sea difícil de superar).
En Camino a Marte veremos el viaje por carretera de un par de amigas que se topan con un excéntrico personaje. Violeta (Camila Sodi) y Emilia (Tessa Ia) son dos grandes amigas que deciden salir de viaje a una distante playa a pesar del delicado estado de salud de Emilia. Durante su viaje el par de chicas se topan con Mark (Luis Gerardo Méndez), un desaliñado joven que dice ser proveniente de otro planeta. Uniéndose al grupo, Mark, Violeta t Emilia emprenden un viaje que hará crecer su amistad y descubrirse a ellos mismos.
La película es un sencillo “road trip” sin muchas complicaciones o sorpresa, sin contar lo extraño que resulta el personaje de Mark, algo que por lo menos para mí suena tan divertido  como ver crecer el pasto, pero algo que hace que este sencillo concepto funcione es la química entre los personajes. En el poco tiempo que pasamos con ellas podemos sentir la amistad entre Violeta y Emilia, una que se tiene altibajos constantes, algo que ayuda a que su relación se sienta bastante real y que logra hacer que nos encariñemos con estos personajes. Este balance entre las protagonistas se ve alterado por el personaje interpretado por Luis Gerardo Méndez, lo cual agrega a la historia un nivel de excentricidad que, si bien puede llegar a resultar un tanto fastidioso y repetitivo, definitivamente logra dar un algo “extra” a la trama que la hace destacar de producciones similares.
Algo que odio de las películas mexicanas es que sus diálogos generalmente suenan forzados y muy poco naturales, algo que siempre hace ver a los personajes como precisamente eso: personajes leyendo diálogos. Camino a Marte evita esto gracias a un guion sencillo que, con ayuda de las actuaciones de sus protagonistas, hace que cada interacción parezca completamente natural y creíble. De nuevo, el personaje de Mark es la excepción a esta regla pero tomemos en cuenta que esa es precisamente su función dentro de la trama, el contrastar lo medianamente cotidiano con lo extravagante. Cada que Mark abre la boca nos topamos con un dialogo rebuscado, mamón y muy pretencioso, pero es importante señalar que esto es por diseño del guion y no por accidente o descuido, algo que usualmente es el caso en las película mexicanas
Pude que la producción se sencilla pero no por ello carece de encanto. Sí, en más de una ocasión la película se siente muy pedante y estirada, con un aire hípster de autocomplacencia que me parece casi insoportable, sobre todo acercándose el final, el cual contiene una dialogo tan mamón que me hizo soltar una pequeña carcajada debido a lo pretencioso que resulta, pero aun con ello no puedo negar que la cinta en general resulta interesante. Todos dicen que hay que apoyar el cine nacional por el simple hecho de ser hecho en México, pero yo no estoy ni remotamente de acuerdo, ya que muchas veces esto no es más que una excusa para justificar la mediocridad del cine mexicano; yo digo que hay que apoyar el buen cine, venga de donde venga, y aunque no sea un clásico o algo demasiado innovador que digamos, Camino a Marte es una película que sí merece la atención del público. No pienso que sea una visita obligada al cine, pero si tienen la oportunidad vean Camino a Marte. Tú ganas este round cine mexicano, pero no hay problema, estoy seguro que para la siguiente saldrás con una de tus usuales metidas de pata que ayudaran a justificar mi odio hacia ti. Por ahora disfruta la victoria que te dio esta película.

Camino a Marte: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Perfume de Violetas (2001).
No tan buena: Y tu Mamá También (2001), Paul (2011). Sí, ya sé que esa última no es mexicana y ni es del mismo género pero la premisa es similar ¿Qué quieren que les diga? No estoy acostumbrado a hablar bien del cine mexicano.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Camino a Marte 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top