Latest News

30 de agosto de 2017

Cine Barato: Duro de Cuidar


Aun cuando es una práctica relativamente común, el balancear dos géneros diferentes en una misma historia puede ser algo difícil, como es en una película de acción y comedia. Cuando la balanza se inclina hacia la comedia, es difícil tomar en serio la acción; si se le da prioridad a la acción, la comedia se siente intrusiva y fuera de lugar. Encontrar el punto exacto en el que ambos aspectos puedan coincidir armoniosamente es muy raro y aunque Duro de Cuidar no siempre logra mantener este balance, el resultado final no deja de ser una entretenida experiencia.
En Duro de Cuidar veremos a un guardaespaldas tratando de mantener a salvo a un peculiar cliente. Michael Bryce (Ryan Reynolds) es un agente de seguridad privado que, después de perder a un importante cliente, ha sido despedido de su alta posición como guardaespaldas. Una oportunidad para recuperar su antiguo empleo se aparece en la vida de Michael, pero primero deberá cuidar del asesino a sueldo Darius Kincaid (Samuel L. Jackson), quien tiene información incriminatoria que podría poner tras las rejas a un peligroso y desalmado dictador.
Muchas producciones simplemente se “cuelgan” de la fama de sus actores principales y piensan que eso es suficiente para llamar la atención del público (*cof* La Momia *cof*), y para ser completamente sinceros eso ocurre un poco aquí, la diferencia es que los protagonistas en Duro de Cuidar se dan a la tarea de hacer bien su trabajo y no solo verse bonitos ante la cámara. La química entre Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson es muy buena, y verlos interactuar entre ellos siempre resulta divertido y muy gracioso, incluso en las situaciones que implican un poco de seriedad. La misma interacción entre los personajes es lo suficientemente buena como para distraernos, por lo menos por un momento, de que la trama no deja de ser la misma trillada, aburrida, repetitiva y odiosa fórmula de “pareja dispareja” que tanto he criticado en el pasado.
La acción es muy entretenida y bien filmada, dándonos buen ejemplo de lo que coreografía y efectos prácticos pueden traer a la mesa en una película de acción. El problema con las escenas de acción es que, aparentemente, la producción se siente muy orgullosa de ellas, y satura un poco la película con este tipo de secuencias, dándonos por lo menos dos o tres escenas de acción que, aunque divertidas, se extienden innecesariamente y hacen que la película se sienta mucho, mucho más larga de lo que necesita ser. Debo confesarles, aunque la cinta resulta entretenida todo el tiempo, el hecho de que dure dos horas es difícil de justificar cuando tomamos en cuenta lo simple del concepto detrás del filme.
El reparto, como dije, trabaja muy bien entre sí, pero algunos de los actores se ven completamente desperdiciados. El papel de Gary Oldman como antagonista pudo haber sido interpretado por cualquier otro actor y absolutamente nada se habría perdido, ya que fuera de un horrendo acento disque europeo, Oldman no aporta nada al papel, cosa que es más culpa del guion que del propio actor. Por otra parte, algunos otros actores se benefician de lo pequeño de sus papeles, como es el caso de Salma Hayek, que no me pareció tan molesta como acostumbra e incluso logro hacerme reír, tal vez precisamente porque su tiempo en pantalla siempre es breve.
Como decía en un principio, el balance de dos géneros es difícil de alcanzar en una película, y Duro de Cuidar casi siempre se inclina hacia la acción más que a la comedia, pero nunca descuida demasiado el ángulo cómico. Me gustaría decir que Duro de Cuidar podría convertirse en un clásico de la acción/comedia, pero no puedo. Aunque sus fallas no son tan graves, sí resultan numerosas, lo que termina mermando la calidad del producto final. Tal vez no sea destacable ni resulte ser una de esas visitas “obligadas” al cine, pero de que Duro de Cuidar es divertida, eso creo que nadie lo puede negar, además ¿Dónde más pueden ver a Deadpool haciendo mancuerna con Nick Fury y Elektra para encarcelar a Drácula/El comisionado Gordon?

Duro de Cuidar: 3/5. Buena.











Mejor que: Un Espía y Medio (2016), Compadres (2016), C.H.I.P.S: Patrulla Motorizada Recargada (2017)
No tan buena como: Deadpool (2016)
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Duro de Cuidar 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top