Latest News

29 de mayo de 2017

Cine Barato: Mío o de Nadie


 
Aunque es una generalización un tanto simplista y muy, muy debatible, creo que no está fuera de lugar decir que, hablando de cine o por lo menos el llamado “cine comercial”, uno de los principales objetivos de una producción es entretener a su audiencia, algo que en ocasiones se logra de una forma en la que no se tenía planeado en primer lugar. Un excelente ejemplo de este fenómeno se puede ver en Mío o de Nadie, un thriller que pretende ser una escalofriante y perturbadora historia sobre obsesión pero que, sobre todo en el último acto, se convierte en una de las comedias involuntarias más divertidas que haya visto (no que esto la convierta en una buena película).
En Mío o de Nadie veremos la malsana obsesión de una mujer por arruinar la nueva relación de su ex marido. Julia (Rosario Dawson) y David (Geoff Stults) han sido pareja por algún tiempo y están listos para llevar su relación al siguiente nivel cuando empiezan a vivir juntos. Aunque todo parece ser miel sobre hojuelas, Julia empieza a tener dificultades al convivir con la ex esposa de David, Tessa (Katherine Heigl), una mujer obsesiva y manipuladora que hará todo lo posible por sabotear la relación entre David y Julia.
La trama de la película es adorablemente estúpida y no tiene ningún sentido ni siquiera dentro de su propio contexto, dándonos hoyos argumentales masivos y que hasta para el más obtuso de los individuos será imposible pasar por alto. Tengo que darles un pequeño ejemplo de ello para tratar de ilustrar el nivel de incompetencia del guion, algo que tal vez se pueda considerar un spoiler, pero seamos honestos, no arruina nada que la propia película no pueda echar a perder por si sola. El personaje principal interpretado por Rosario Dawson es una editora de algún tipo de publicación “online” (aunque no se dan muchos detalles) y se hace hincapié en que su trabajo involucra el uso constante tanto de una computadora como de una conexión a internet. Hasta aquí todo bien, algo creíble en nuestra actualidad, lo que no es ni de cerca tan verosímil es que, supuestamente, este personaje no cuenta con ninguna forma de presencia dentro de las ya tan cotidianas redes sociales, es decir que no cuenta con Facebook, Twitter o ninguna otra de este tipo de herramientas de comunicación masiva actual ¿Y se supone que esta mujer trabaja por internet? ¡Hasta mi madre tiene cuenta de Facebook y eso que nunca ha tocado una computadora en su vida! Puede que para algunos suene exagerado, pero este es solo un ejemplo de las innumerables incongruencias que plagan a esta película.
Lo que puedo aplaudir sin un solo dejo de ironía es la actuación de Rosario Dawson, no que sea espectacular ni mucho menos, pero se nota que la actriz hace su mejor esfuerzo por dar una buena actuación, lo cual debatiblemente logra, pero que el horrendo guion simplemente hace imposible tomar en serio dentro de esta ridícula historia, algo que, por lo menos en mi opinión, refleja el profesionalismo de la actriz ante un proyecto que no merece tal nivel de compromiso. Siguiendo con las actuaciones, Katherine Heigl nos da una entretenidísima interpretación de su personaje, aunque hay que destacar que en su caso “entretenida” y “buena actuación” no son precisamente lo mismo. El personaje de Tessa es caricaturescamente malvado y entre poco y nada sutil en cuanto a sus malas intenciones, algo que se acentúa aún más con la exageradísima sobreactuación de Katherine Heigl, que hace que cualquier villana de telenovela chafa de televisa se quede pendeja en comparación. La actuación es tan mala (y al mismo tiempo entretenida) que parece sacada directamente de La Rosa de Guadalupe o una mierda similar.
Mío o de Nadie es una de las peores películas que he visto durante el año, y a diferencia de otras “malas” producciones, nunca alcanza ese nivel de “es tan mala que es buena”, quedándose en “es tan mala que es horrenda”. No puedo recomendar ver esto a absolutamente a nadie, ni siquiera de manera “irónica”, pero debo admitir que me divirtió muchísimo, haciéndome reír constantemente con su incompetencia disfrazada de drama. Esta cinta tiene la “suerte” de haber sido estrenada el mismo año en que se lanzó Cincuenta Sombras Más Oscuras, ya que de lo contrario Mío o de Nadie ganaría fácilmente ganaría el “honor” de ser la peor película en lo que va del 2017. ¡Oh! ¡Y casi lo olvido! El final es la cosa más ridícula y estúpida que he visto últimamente, toda una oda a la incompetencia y pedantería hollywoodense.

Mío o de Nadie: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Presencia Siniestra (2016), Cercana Obsesión (2015).
No tan buena como: Atracción Fatal (1987), Perdida (2014). Comparaciones injustas, lo sé, pero Mío o de Nadie intenta tener una vibra similar a estas películas, fallando espectacularmente.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Mío o de Nadie 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top