Latest News

31 de mayo de 2017

Cine Barato: Lo que de Verdad Importa


 
Lo que de Verdad Importa me pone en una situación muy incómoda. Estrictamente hablando, la película es mala a pesar de contar con muy nobles intenciones pero (y es un “pero” bastante grande), sí lo que afirma la producción al final del filme es verdad, no puedo evitar aplaudir el compromiso y dedicación de cada persona involucrada en este proyecto. Sé que esto suena un tanto críptico pero veamos si puedo despejar el asunto en el transcurso de esta reseña
En Lo que de Verdad Importa veremos la historia de un joven con un peculiar don. Alec (Oliver Jackson-Cohen) es un joven cuya vida parece carecer de todo sentido. Agobiado por sus deudas, Alec es contactado por un familiar lejano que promete arreglar todos sus problemas con una sola condición: Alec debe mudarse a Canadá y vivir ahí por todo un año. Sin muchas opciones a la mano, Alec acepta la oferta y al vivir en un pequeño pueblo canadiense comienza a descubrir el curioso pasado de su familia.
No hay vuelta de hoja, Lo que de Verdad Importa es una cinta bastante mala. El primer acto es excesivamente largo y repetitivo, de hecho lo que se podría considerar la verdadera trama inicia alrededor de una hora de que la película empieza. El humor es bastante inofensivo y “blanco”, lo cual no tiene nada de malo pero en realidad, por mucho que la película se esfuerza, el humor nunca funciona. Incluso el mensaje de la historia, aunque bien intencionado, no deja de incomodarme de cierta manera.
Aunque no lo diga explícitamente, la cinta toca el tema de la fe, incluyendo pero no limitándose a la religiosa. No se trata de que tenga algo en contra de la fe como concepto ¡Por Cthulhu! La fe que tengo en que las cosas puedan mejorar es la única razón por la que no me he volado la tapa de los sesos, pero la forma en que esta película maneja el concepto me parece mal encaminado ya que lo relaciona con el muy delicado tema del cáncer infantil. Tal vez de manera natural tener esperanza sea inevitable para cualquier ser humano, pero me preocupa que el mensaje de Lo que de Verdad Importa pueda llegar a malinterpretarse, mesclando los conceptos de “fe” con “falsas esperanzas”, algo que a largo plazo, aun cuando esa no sea la intención de la producción, puede ser algo increíblemente cruel.
Tomando en cuenta todo lo anterior sería fácil tachar a Lo que de Verdad Importa como un desastre, y tal vez lo sea, pero un mensaje durante los créditos hace que mi opinión cambie, por lo menos parcialmente. Durante el final, de manera directa, el director de la película aparece en pantalla y nos invita a promocionar la cinta ya que el 100% de lo recaudado en taquilla será donado a una institución que se encarga de ayudar a niños con cáncer, algo que, de ser cierto, convierte el ver esta película en algo así como un acto de caridad, y por sínico y amargado que yo sea, eso resulta un verdadero gesto admirable y algo que debo aplaudir. A final de cuentas, y aunque tal vez eso haga que me tachen de monstruo desalmado, debo decir que Lo que de Verdad Importa es una de las películas más melosas, aburridas y poco memorables que haya visto, lo siento, la película es mala PERO si su intención de donar sus ganancias a una buena causa resulta algo real y no solo un truco publicitario, entonces sí debo apoyar a la producción y decir que vayan a ver esta película en el cine, no para disfrutar de un buen filme, sino por el simple hecho de que pagar un boleto de cine se pueda convierta en un bien mayor para alguien en verdad necesita.

Lo que de Verdad Importa: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Aun así, si tienen oportunidad de verla, háganlo. Es por una causa noble.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Lo que de Verdad Importa 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top