Latest News

27 de enero de 2017

Cine Barato: Hasta el Último Hombre


 
Drama situado en la segunda guerra mundial… como se nota que los premios Oscar están a la vuelta de la esquina… Dejando el cinismo de lado por un momento, no creo que sea una exageración que, por lo menos en el cine comercial (y excluyendo documentales), Rescatando al Soldado Ryan sea la película más influyente en memoria reciente que trate del conflicto velico entre Aliados y El Eje, a tal grado que, por lo menos a gran escala, no he visto ningún filme que trate de manejar un enfoque similar al manejado por Spielberg. Hay quienes dirían que el intento mismo de superar esa película sería una locura, por suerte Mel Gibson ha demostrado que es lo suficientemente loco y, aunque el enfoque no es precisamente el mismo, Hasta el Último Hombre bien podría sentarse al lado de Ryan y compañía en ser una delas mejores películas sobre la segunda guerra mundial.
Hasta el Último Hombre nos muestra la historia de un soldado durante la segunda guerra mundial. Al buscar una manera de servir a su país durante tiempos difíciles, Desmond Doss (Andrew Garfield) decide enlistarse en el ejército. A pesar de que el joven Doss genuinamente quiere ayudar a los que lo necesitan en la guerra, sus fuertes convicciones y creencias religiosas lo hacen negarse rotundamente a portar un arma, lo cual luce descabellado al pensar que será enviado directamente a una zona de combate.
Tengo que decirlo desde un principio: El filme contiene un fuerte matiz religioso que definitivamente no será del agrado de muchos, pero en defensa de la cinta, aunque el fervor religioso es una parte importante de la trama, lo cierto es que no se podría considerar como propaganda religiosa. La película sí cuenta con algunas características que me hacen inevitable compararlas con filmes de propaganda, como lo es un protagonista con cierto complejo de mártir, un leve delirio de persecución y simbología nada sutil, pero a diferencia de otras películas, Hasta el Último Hombre logra justificar estos detalles al incorporarlos íntegramente a su protagonista y su contexto, complementando perfectamente su aspecto religioso y, sencillamente, su propia condición como ser humano.
La primera mitad de la película se utiliza para presentarnos con lujo de detalle al protagonista y su entorno, lo cual es necesario para enganchar por completo al espectador durante el segundo acto. Puede sonar exagerado pero la única manera en que puedo describir la segunda mitad de la cinta es, en una sola palabra: “Brutal”. El conflicto velico se nos muestra con un lujo de detalle casi perturbador y visceral, dándonos algunas de las escenas más violentas que he visto en algún tiempo. La acción, aunque no precisamente “divertida” (a menos que sean alguna clase de sociópata), definitivamente es muy envolvente por sí sola, pero gracias al tiempo que se toma la cinta en retratar a su protagonista hace que verdaderamente podamos ponernos en sus zapatos y entender su nada difícil situación.
Aunque no lo llamaría propiamente una falla, debo decir que el elemento del romance entre el protagonista y su esposa no es de mi agrado. La subtrama romántica, aunque se lleva a buen ritmo, parece iniciar prácticamente de la nada y una vez que se desarrolla parece utilizar toda oportunidad que puede para utilizar diálogos e interacciones entre los personajes que rayan en lo vomitivamente melosos. Lo anterior se debe muy probablemente a mi negro e insensible corazón, pero el romance cumple la función de humanizar aún más a los personajes, lo cual logra hacer perfectamente y tomando en cuenta que esto está basado en una historia real ¿Quién soy yo para cuestionar este aspecto? Eran los años 40´s, tiempos más sencillos y todo eso.
Reconozcamos una cosa, Hasta el Último Hombre no es ni la primera ni la última película que nos hable sobre el triunfo del espíritu humano durante la segunda guerra mundial, pero definitivamente es una de las cintas que mejor desarrollan ese tema. Sé que la moralidad del director es más que cuestionable en más de un sentido pero ¡Maldita sea! Mel Gibson es un buen director que sabe contar una buena historia, aun cuando parece inevitable (por lo menos últimamente) inyectar a sus proyectos cierta dosis de religiosidad y, aunque suene raro, un extraño nivel de sadismo. Definitivamente algo que vale la pena ver, pero de nuevo, aunque suene exagerado, las cosas pueden ponerse demasiado graficas durante la segunda mitad de la pelicula. No digan que no les avise.

Hasta el Último Hombre: 4/5. Muy Buena.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Aliados (2016)
No sé si decir que no es tan buena como Rescatando al Soldado Ryan (1998), eso es algo que necesita de tiempo y perspectiva, pero por lo menos ahorita me atrevería a decir que se encuentra a la par.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Hasta el Último Hombre 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top