Latest News

10 de noviembre de 2016

Cine Barato: Km 31 - 2


 
Haciendo a un lado mi repudio por el cine nacional por un par de segundos, debo reconocer que ver la secuela a una película mexicana me provoca sentimientos encontrados. Por un  lado es reconfortante ver que una producción enteramente mexicana puede alcanzar el suficiente éxito como para merecer una secuela, siempre y cuando ese éxito sea verdaderamente merecido, a diferencia de otras películas (sabes bien que hablo de ti No Manches Frida, pedazo de M&%$@); por el otro, y hablo muy específicamente de Km 31, diez años entre la primera entrega y la segunda puede ser demasiado tiempo, por lo que el interés que pudo haberse generado se ve diluido enormemente. Para bien o para mal aquí tenemos Km 31 - 2, que a partir de ahora llamare Kilometro Trescientos Doce (por el simple hecho de que me parece gracioso), una película que, aunque con muchos aciertos a nivel técnico, no logra evitar caerse por culpa de un guion muy flojo.
En Km 312 veremos a un investigador trabajando en un misterioso caso sobrenatural. A causa de problemas en un caso anterior Martín Ugalde (Carlos Aragón) ha dejado su puesto en la policía. Tras siete años fuera de la fuerza policiaca, Ugalde es contratado por una diputada para buscar a su hijo secuestrado. Conforme más escalofriantes detalles salen a la luz, Ugalde se da cuenta de que el secuestro puede tratarse de un evento paranormal vinculado con el mismo caso de hace siete años. Para recuperar al niño perdido, Martín deberá emprender una lucha contra lo sobrenatural que podría poner en riesgo las almas de muchas víctimas inocentes.
Confieso que no he visto la primera Km 31, pero por suerte y como siempre he insistido que debe hacerse, la secuela es lo suficientemente buena por si sola al darnos los detalles necesarios para comprender la trama, por lo menos parcialmente. La historia en Km 312 se vincula directamente con su antecesora por lo que es inevitable sentir que muchos detalles, aunque mínimos, se pueden escapar para quienes no vimos la primera parte.
El personaje interpretado pos Carlos Aragón cuenta con las bases de un personaje clásico pero nunca sale de su molde inicial, por lo que cae inevitablemente en el cliché. El detective malhumorado, alcohólico y paranoico es un elemento clásico de historias Noir o de novela negra, agregar a ello un elemento paranormal a esto, aunque no del todo original (John Constantine lleva años en ese negocio) es un elemento muy interesante que la película no lleva a ningún lado. Hay un par de escenas donde el personaje coquetea con salirse de la norma y tomar un enfoque más “místico” (por llamarlo de alguna manera), pero esos momentos son muy cortos y prácticamente no aportan nada a la historia.
El ritmo de la historia es muy dispar. El filme se toma su tiempo para adentrarnos en una atmosfera tenebrosa… tal vez demasiado tiempo, lo cual hace que el tercer acto se sienta sumamente apresurado, de hecho me atrevería a decir que la historia propiamente no tiene un final como tal. La trama si cuenta con un desenlace, pero desafortunadamente se siente excesivamente anticlimático y más que tener un final, la película simplemente se detiene, si esto es una forma de dejar la puerta abierta para potenciales secuelas es algo que tendremos que esperar a ver.
Debo ser honesto, la producción me sorprendió de manera muy agradable. La atmosfera que se logra crear con el trabajo de cámaras, iluminación e incluso un moderado uso de animación por computadora no le piden nada a cualquier producción Hollywoodense contemporánea. El aspecto de “el monstruo” me dejo con la boca abierta, ya que aunque no se ve por demasiado tiempo en pantalla, su diseño es muy bueno, como algo salido directamente de Silent Hill (y déjeme decirles que, debido a mi amor por esa serie de videojuegos, esa comparación debe tomarse como un gran, GRAN alago de mi parte). Desafortunadamente la historia que se nos presenta se vuelve lenta y aburrida, con muy pocas sorpresas y las escasas que logra darnos se sientes como elementos agregados en el último minuto. Km 312 intenta darnos algo inesperado e innovador sin lograrlo en realidad PERO no pienso quitar el dedo del renglón y repetir lo que he dicho tantas veces antes: siempre preferiré una película que intenta algo nuevo y falla que un filme que no toma ninguna clase de riesgo. Km 312 apuesta por el horror y pierde, y aunque no puedo recomendar la cinta, debo decir que se gana mi respeto por el simple hecho de tomar riesgos en árido y deprimente mundo del cine mexicano. Un paso accidentado, pero un paso en la dirección correcta, algo que tengo que aplaudir.

Km 312: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Más Negro que la Noche (2014).
No tan buena como: La Niña de la Mina (2016).
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Km 31 - 2 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top