Latest News

19 de octubre de 2016

Cine Barato: La Niña de la Mina


 
Perdón por mi falta de ignorancia pero debo preguntar ¿Qué no La Niña de la Mina ya se había estrenado hace como 4 meses o algo así? Porque aquí donde vivo apenas es estrenó la semana pasada… una de las desventajas de vivir en una ciudad olvidada por Arceus tal vez. Sea como fuere La Niña de la Mina cumple con mi rigurosa, científica y extensa lista de requerimientos para hacer una reseña: La vi en el cine y lo hice durante el año en curso, así que aquí va una reseña incluso más irrelevante de lo usual, supongo.
En La Niña de la Mina veremos las desventuras de un grupo de investigadores que se topan con una presencia extraña dentro de una mina en Guanajuato. Mateo (José Ángel Bichir) y Sara (Regina Blandón) son dos expertos geólogos contratados por una compañía minera para verificar la seguridad de una vieja mina donde, según dicen, han ocurrido una serie de extrañas desapariciones. Mientras la investigación avanza, Mateo y Sara serán testigo de inexplicables sucesos que los alentaran a descubrir el macabro pasado de la mina.
La película pasa un buen rato presentándonos a sus personajes principales y su relación entre ellos, lo cual indudablemente es para que el público logre encariñarse con ellos y así preocuparse cuando la situación se pone peligrosa, pero esta empatía, por lo menos de mi parte, nunca se alcanza. No se trata de que José Ángel Bichir sea un mal actor (un debate que no quiero iniciar porque no tengo cosas que hacer los próximos tres días), sino que su personaje está escrito de tal manera que en lugar de ser entrañable resulta molesto. El personaje Mateo se esfuerza descomunalmente en querernos convencer de que es un chico “cool”, contando anécdotas y chistes malos que inevitablemente causan pena ajena, por lo que hace muy difícil empatizar con él. El resto de los personajes cojean del mismo pie, no por sufrir de malas actuaciones sino de un guion trillado e insípido.
El ritmo de la cinta es bastante lento pero se ayuda de eso para crear una atmosfera que tiene mucho más con el misterio que con el terror. El filme poco a poco nos va dando los detalles de la historia y la leyenda de la mina, principalmente de manera anecdótica entre conversaciones entre los personajes, lo cual le da un sabor a leyenda urbana que ayuda a inyectarle cierto nivel de credibilidad, no con relación al realismo sino pintando la trama como una de esas historias de terror que uno podría escuchar en una reunión entre amigos o un artículo de internet amarillista.
Puede que las fallas de la cinta no sean demasiado grandes pero si son bastante constantes y demeritan muchísimo en la calidad del producto final. Todo está en los pequeños detalle, como personajes que solo aparecen en una ocasión y que supuestamente sirven para crear más intriga pero que a final de cuentas no aportan absolutamente nada a la historia, situaciones que se mencionan y se olvidan casi al instante y una banda sonora que trata desesperadamente por convencernos de que una escena es aterradora cuando en realidad no lo es.
Ya sé que piensan que La Niña de la Mina se gana mi odio por el simple hecho de ser una película mexicana, y aunque eso es parcialmente cierto, la verdad es que la cinta cuenta con suficientes ideas buenas como para destacar un poco en el decepcionante panorama del cine nacional, desafortunadamente la ejecución de esas ideas es bastante pobre, en ocasiones apresurada y descuidada, hundiendo así a la producción. Como película de terror La Niña de la Mina fracasa rotundamente más que nada porque, como ya dije, tiene más en común con una película de misterio que con una de terror y ese tal vez sea su crimen más grande, por lo menos en este género. Una película de terror que no da miedo puede considerarse como un fracaso, así de simple. Lo más triste de todo es que tal vez puliendo un poco sus puntos débiles el  filme pudo ser mejor, no un clásico pero definitivamente más relevante que el producto final. A final de cuentas La Niña de la Mina no es buena, pero tampoco es propiamente mala, se sienta en la incómoda posición de ser una buena idea mal ejecutada y con ello volviéndose completamente intrascendente.

La Niña de la Mina: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Más Negro que la Noche (2014). Lo cual, al pensarlo, me hace retractarme. Lo peor de una película de terror no es que no te de miedo, es mucho peor que te de risa y ese es el caso de Más Negro que la Noche.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: La Niña de la Mina 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top