Latest News

31 de octubre de 2016

Cine Barato: Doctor Strange


 
Ya sea que odien o amen el trabajo de Marvel Studios hay algo que se le debe reconocer: a pesar de su éxito (o tal vez a causa del mismo) Marvel se da el lujo de experimentar con sus producciones cinematográficas, ya que así como nos pueden dar películas rimbombantes de tipos con trajes ridículos agarrándose a golpes, también pueden darnos filmes sobre espías con tintes políticos, comedias de ciencia ficción y ahora con Doctor Strange se opta por enriquecer aún más el mundo Marvel con el elemento mágico con un toque de misticismo oriental, dándonos como resultado una cinta entretenida que hace honor a su nombre: Doctor Strange es la película más “extraña” de Marvel hasta la fecha.
En Doctor Strange veremos el camino que recorre un hombre al adentrarse en las artes místicas de la magia. Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) es un médico que al sufrir un terrible accidente automovilístico pierde su habilidad como neurocirujano. Después de agotar todas las opciones que la ciencia médica le ofrece, Stephen va en busca de una alternativa poco convencional en el místico monasterio de Kamar-Taj. Bajo la tutela de “El Antiguo” (Tilda Swinton), Stephen se inicia en  el uso de la magia, lo cual lo hará involucrarse en una antigua y cruenta lucha para mantener al mundo a salvo de todo tipo de amenazas místicas.
Una de las tantas características de las producciones de Marvel es su humor, que si bien no siempre convierten a cada cinta en una comedia por lo menos ayudan a que el filme tenga un tono más ligero, lo cual sigue siendo el caso en Doctor Strange pero a diferencia de ocasiones anteriores, aquí es la primera vez que el humor se siente un tanto intrusivo, con lo que se rompe un poco con el aire de seriedad y misticismo que la cinta trata de manejar la mayor parte del tiempo. En muchas ocasiones el humor se siente fuera de lugar, tal vez con la excepción de cierto personaje que, para evitar arruínales la sorpresa, solo diré que es el objeto inanimado con mayor personalidad que he visto desde la alfombra mágica de Aladdín.
Para sorpresa de absolutamente nadie, Benedict Cumberbatch nos da una actuación esplendida, aunque en lo personal me resulta bastante extraño escuchar al actor tratando de esconder su característico acento británico (algo que en ocasiones no logra del todo). A pesar de que la actuación del protagonista es bastante buena, la caracterización del personaje no lo es tanto. No se trata que esta versión del “Hechicero Supremo” sea diferente a su contraparte en comic, sino que la forma en que se nos presenta al personaje es bastante similar a la de otro habitante del universo Marvel. Stephen Strange es una persona adinerada, arrogante, poseedor de un ego desmedido, con una mente sobresaliente que le sirve para aprender conceptos complejos de la noche a la mañana, es decir que es un genio, lo cual hace que en lugar de sentirse como un personaje único  se vea más como la versión 1.5 de Tony Stark; cierto, los campos de “especialización” de ambos personajes son totalmente opuestos pero la caracterización de ambos es muy parecida. Sí esto es bueno o malo es algo que veremos cuando ambos personajes eventualmente interactúen entre ellos.
Los efectos especiales son bastante impresionantes y aunque no dejan de ser un interesante atractivo visual también se integran a la perfección con la narrativa de la historia. Los más acérrimos críticos podrían apuntar que muchos de los efectos visuales son casi un plagio de los que aparecieron en Inception (o “El Origen”, si prefieren traducciones piteras) a lo cual debo decir… que tienen razón, pero aunque los efectos visuales tomen inspiración de otras fuentes también se logra crear escenarios muy emocionantes y diferentes. Sin arruinarles la sorpresa, aunque en el trailer se ve mucho de los efectos especiales, la verdad es que lo que se alcanza a ver no es más que la punta del iceberg. Lo anterior, junto con las muy bien logradas coreografías en las escenas de acción hace que la película sea un espectáculo visual sumamente interesante y entretenido.
Fuera de la caracterización del protagonista, Doctor Strange se siente como la película menos “típica” de Marvel hasta la fecha, lo cual logra dar un poco de aire fresco a este universo cinematográfico pero también podría alejar a aquellos que no están tan interesados en ver a personajes que se inclinan hacia el lado de la fantasía más que al de la ciencia ficción; cómo terminen interactuando estas dos vertientes en un mismo mundo es algo que deberemos esperar a ver. Tal vez el misticismo y los toques de filosofía oriental no sean del agrado de todos, además de que la historia del protagonista renuente a su llamado al heroísmo no sea nada nuevo pero la presentación de estos elementos sigue siendo de muy buena calidad. Aun los más acérrimos detractores (léase “Fans de hueso colorado de DC”) deberán aceptar visualmente Doctor Strange es un espectáculo que vale la pena ver en la pantalla grande.

Doctor Strange: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Los Vengadores: La Era de Ultron (2015) Thor: Un Mundo Oscuro (2013), Iron Man 3 (2013).
No tan Buena como: Capitán América: Civil War (2016), Ant-Man: El Hombre Hormiga (2015), Los Guardianes de la Galaxia (2014).
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Doctor Strange 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top