Latest News

25 de agosto de 2016

Cine Barato: 12 Horas para Sobrevivir: El año de la Elección


 
¿Qué es una película “tipo B” o “serie B”? Podría darles mi propia definición y dejarlos aún más confundidos que antes de escuchar la explicación (ya saben que la elocuencia no es precisamente lo mío), así que haciendo gala del profesionalismo que siempre me ha caracterizado, le daré copiar y pegar a la definición que nos da Wikipedia, como ya saben, la única fuente de información fidedigna creada por el hombre: “El cine B o cine serie B es un tipo de cine comercial de bajo presupuesto (…). El término connota la percepción negativa que el público general tenía hacia el cine; el cual se consideraba inferior, al punto de ser ignorado por los críticos”. La razón de esta pequeña capsula informativa se debe a que, para hablar de 12 Horas para Sobrevivir: El año de la Elección es importante tener en cuenta que, para fines prácticos, esta película puede clasificarse perfectamente como “Cine serie B”.
12 Horas para Sobrevivir: El Año de la Elección es un interesante documental sobre las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos. La senadora Charlie Roan (Elizabeth  Mitchell) es candidata a la presidencia de Estados Unidos y su principal propuesta es eliminar el día festivo conocido como “La Depuración”, una fiesta nacional donde todo el crimen, incluyendo el asesinato, se vuelven legales durante 12 horas. Viendo a la senadora como una amenaza, sus adversarios políticos deciden que la noche de “La Depuración” es la ocasión perfecta de eliminar a la problemática candidata. Ahora si Charlie quiere hacer un cambio positivo en la sociedad de su país primero deberá sobrevivir a la noche más violenta de su vida.
Lo primero con lo que nos topamos es con el comentario sociopolítico que nos brinda el filme con la misma sutileza de un ladrillo arrojado al rostro. Este subtexto podría hacernos pensar que la película es un cuidadosos estudio sobre las tenciones políticas que tienen nuestros vecinos del norte pero esto es solo parcialmente cierto ya que ese contexto es una excusa para presentarnos una cinta de acción con uno que otro toque de terror que, a pesar de tomar un tema delicado, no tiene miramientos en ser antes que otra cosa un divertimento absurdo, entretenido y, más importante que todo, una historia que no se toma en serio a sí misma, en muchas ocasiones acercándose peligrosamente al género de parodia.
Las actuaciones son adecuadas… para una película tipo B. Ninguno de los actores va a ganar un premio por su trabajo en este filme, no tanto porque sean malos en su trabajo sino que el guion les da líneas extraordinariamente ridículas y no digo esto como un insulto. Prácticamente todos los diálogos son horrendos y no sé si fuese a propósito o no, pero tanto las palabras que pronuncian los personajes como la forma en que las dicen hacen que sea prácticamente imposible tomarlos en serio. La verosimilitud de los personajes definitivamente no es la prioridad de la cinta.
El escenario nos arroja mucho conceptos interesantes y para bien o para mal (para bien si me preguntan a mi) no se da a la tarea de profundizar demasiado  en ninguno de ellos ya que, como mencione antes, todos estos detalles no son más que el trasfondo de la trama que, aunque no se tomen tan en serio, no significa que no tengan algo importante e inteligente que decir. Política, lucha de clases, practicas capitalistas, psicología barata, racismo, fanatismo religioso, prácticamente no existe un tema que la cinta no toque con el mismo tono de solmena ridiculez.
El disfrutar de una película de serie B es un gusto adquirido, lo cual significan que definitivamente no es algo para todo el mundo. Ya he gastado mucho esta analogía en el pasado pero sigue siendo la más efectiva para describir una cinta de este tipo. Ver 12 Horas para Sobrevivir: El Año de la Elección es como consumir comida chatarra, comida asquerosamente grasosa, que tapa tus arterias a cada delicioso y dañino mordisco, con escaso o nulo valor nutricional pero que comer muy ocasionalmente no es tan malo. Definitivamente el filme es uno de mis favoritos en lo que va del año PERO (y este es un gran, gran “pero”) no se confundan, esta película es una de las peores del 2016 y aun así es bastante recomendable, no para ver en el cine ya que es una de esas cintas que inmediatamente olvidas en el momento en que das un paso fuera de la sala de cine. La mejor manera de ver esta película es en casa, de preferencia rodeado de amistades, botanas y alcohol en abundancia. No creo que sea un clásico del género, pero definitivamente 12 Horas para Sobrevivir: El Año de la Elección es una buena forma de adentrar a alguien en el maravilloso mundo de películas de serie B, películas que en muchas ocasiones se pueden describir como “son tan malas que son buenas”.

12 Horas para Sobrevivir: El Año de la Elección: 1/5. Mala.
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Londres Bajo Fuego (2016), La Noche de la Expiación (2013) (Ni idea de porque le cambiaron tan radicalmente el nombre aquí en México),  Día de la Independencia: Contraataque (2016) (Que trata de capturar el mismo estilo de cine B pero no lo hace tan bien).
No tan buena como: 12 Horas para Sobrevivir (2014).
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: 12 Horas para Sobrevivir: El año de la Elección 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top