Latest News

16 de marzo de 2016

Cine Barato: Londres Bajo Fuego


 
No tengo ningún problema en admitir que me encantan las películas de acción de los 80´s y 90´s. Sí, la gran mayoría de ellas eran bastante malas y lo único que hacían era mostrar violencia sin sentido, héroes cuyas habilidades rayaban en lo sobrehumano, una historia prácticamente inexistente y una buena dosis de chistes malos. Tal vez este tipo de películas nunca podrán considerarse como el punto más alto en el arte del cine, pero de que eran estúpidamente entretenidas es imposible de negar. Ese espíritu de estúpida diversión sin sentido ya no es tan fácil de encontrar en las películas de acción de la actualidad (aunque esto bien puede ser miopía causada por mi propia nostalgia), pero de vez en cuando hay películas que intentan retomar ese espíritu. Ejemplo: Londres Bajo Fuego.
En Londres Bajo Fuego veremos la desesperada lucha del presidente de los Estados Unidos y su guardaespaldas por sobrevivir a un ataque terrorista. Tras la muerte del primer ministro británico, la gran mayoría de jefes de estado en el mundo se reúnen para el funeral de su fallecido colega. Lo que ninguno de ellos se espera es que al tener a todos los mandatarios del mundo en Londres, la ciudad se vuelve el blanco de un ataque terrorista a gran escala. Ahora el presidente estadounidense (Aaron Eckart) se verá en un grave peligro, y dependerá de su fiel amigo y guarda espaldas Mike Banning (Gerard Buttler) ayudarlo a sobrevivir a la desesperada situación.
Antes de empezar propiamente con la reseña, quiero aclarar algunos puntos. Si, sé que Londres Bajo Fuego es una secuela. No, no he visto la primera película, Ataque a la Casa Blanca. No, el hecho de que no haya visto la primera cinta no me impide reseñar la segunda porque, como siempre he dicho, una película debe ser capaz de valerse de sus propios medios, se trate de una secuela o no ¿Todo claro? Ok.
Muchas de las decisiones que toma la producción lucen muy fuera de lugar, e incluso muchas de ellas podrían considerarse como “políticamente incorrectas”. Un fuerte sentimiento de xenofobia, estereotipos nacionales que rayan en lo absurdo, pero sobre todo lo demás, un fuerte y desmedido nacionalismo por parte de los héroes gringos que, como siempre, están aquí para salvar no solo su país sino al resto del mundo civilizado y toda esa mierda que ni ellos mismo se creen; todo estos elementos se encuentran presentes en la película, pero el enfoque del film no es ninguno de ellos, ni siquiera el vomitivo nacionalismo. La primera (y única) intención de la película es darnos una entretenida historia “de balazos”, a lo cual debo de decir simplemente: Misión cumplida. La historia es sumamente simple y parece sacada de algún guion no utilizado de Call of Duty o una madre similar, por lo que estoy seguro de que el film será del deleite de todo niño rata con pésimo gusto en videojuegos, pero no estoy aquí para juzgar, ya lo dije y lo repito, la trama es sencilla pero divertida.
Puede que la dupla de Aaron Eckart y Gerard Buttler no parezca demasiado llamativa en un principio, pero el dúo trabaja bastante bien en el film. Cierto, tal vez sus actuaciones no se vuelvan icónicas en la historia del cine pero ¡Hey! Arnold Swasherburguer no se hizo famoso por su gran capacidad histriónica ¿o sí? Por si el atractivo de ver a Leonidas y Dos Caras peleando contra terroristas no es suficiente, siempre tenemos a Morgan Freeman como vicepresidente gringo, cuya participación es sumamente limitada (si pasa más de cinco minutos en pantalla se me hace mucho), pero es bien sabido que su presencia en cualquier tipo de película hace que la calidad de la misma crezca exponencialmente. Es un hecho científico comprobado e irrefutable: Para hacer “más mejor” tu película, solo agrega a Morgan Freeman.
Me siento un poco mal por esta película, ya que de haberse estrenado hace unos 20 años hubiera sido todo un éxito, sin embargo no creo que vaya a tener un gran impacto en la actualidad. Juega de manera muy divertida con las tendencias del género de acción ochentero y noventero, caminando esa delgada línea entre homenaje y plagio. A final de cuentas Londres Bajo Fuego es el tipo de película que te pide apagar tu cerebro para poder disfrutarla completamente, pero sin llegar a insultar tu inteligencia (*COF* Dioses de Egipto *COF*) y aunque es estúpidamente entretenida (hincapié en “estúpida¨), lo cierto es que no tienen ningún aspecto que la convierta en algo memorable. Aunque disfruté mucho de la película, la verdad es que muy probablemente me olvide completamente de ella en unos cuantos días. Es como masticar un chicle, el sabor le dura un rato y durante ese tiempo la experiencia es agradable, pero una vez que se le acaba el dulce lo mejor que puedes hacer es tirarlo a la basura. Sin duda una película entretenida, pero con nada que la haga una visita obligada a la sala de cine.

Londres Bajo Fuego: 2/5. Meh.
 
 
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Duro de Matar: Un Buen Día para morir (2013), Spectre (2015)
No tan buena como: Duro de Matar 3 (1995), Duro de Matar (1988), El Avión presidencial (1997).
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Londres Bajo Fuego 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top