Latest News

14 de marzo de 2016

Cine Barato: Kung Fu Panda 3


 
Puede que en un principio las comparaciones entre DreamWorks Animation y Disney (más específicamente Disney/Pixar) fuesen inevitables, pero con el paso de los años DreamWorks ha logrado crearse una identidad propia muy distinta a la de El Malvado Imperio Galáctico Disney. Un paso bastante grande para esta compañía y su imagen en la actualidad fue la primera Kung Fu Panda que no solo fue bastante exitosa en su momento sino que su popularidad sigue siendo bastante notable, logrando crear una franquicia muy sólida. Así, ocho años después de la primera cinta, llegamos a la tercera entrega cinematográfica de la serie.
En Kung Fu Panda 3 nos volveremos a encontrar con Po y sus continuas andanzas para perfeccionar el arte del Kung Fu. El Guerrero Dragón (Po, pa´sus compas) se topa con su padre, quien se pensaba desaparecido desde hace muchos años. El alegre reencuentro entre padre e hijo se verá interrumpido por la amenaza de un espíritu vengativo que busca acabar con el legado del Kung Fu que Po tanto aprecia. Para derrotar esta nueva amenaza, Po deberá redescubrir sus raíces y entrenar junto con su padre en la aldea secreta de los pandas y con ello proteger a su recién descubierta familia y a sus amigos.
Lo crean o no, conozco gente que odia toda la franquicia de Kung Fu Panda. Mi teoría es que ese tipo de gente no tiene la más remota idea de lo que significa tener buen gusto, o en su defecto están muertas por dentro, pero hasta los detractores de la serie deben de aceptar que, por lo menos en sus entregas en pantalla grande, Kung Fu Panda cuenta con una de las mejores y más sorprendentes animaciones que se puedan ver en la actualidad, y esto no ha cambiado en la tercera parte de la serie. Digan lo que quieran de sus personajes o su historia, pero Kung Fu Panda nunca decepciona en su aspecto visual.
La historia sigue siendo muy buena, aunque también es cierto que empieza a caer en una formula fácil de reconocer. Una de las fortalezas de la serie es que su protagonista siempre cuenta con un arco de historia que se mantiene de una película a otra. Puede que resulte algo sencillo, pero en el transcurso de cada historia Po nunca deja de crecer como personaje, y aunque esto también es un elemento constante en Kung Fu Panda 3, la forma en que el protagonista va evolucionando empieza a sentirse algo cansada. En todas las películas Po debe vencer un peligro nuevo, y en el proceso llegar a una epifanía tanto en las artes marciales como en su crecimiento personal, lo cual se da de manera natural. Cada enseñanza se siente completamente justificada y aunque también es cierto que cada una de ellas es una nueva lección, es imposible pasar por alto que esta es la tercera vez que el personaje recorre este camino.
Dicen que un héroe es tan interesante como sus villanos, y si esto de verdad es el caso, desafortunadamente Po nunca se ha visto tan aburrido. El villano en turno es el más plano y trillado que ha visto la serie hasta el momento, con una motivación que no va más allá de “soy malo porque soy malo y punto”. Puede que los antagonistas anteriores no sean precisamente villanos Shakesperianos, pero contaban con una profundidad mucho mayor que la del antagonista en esta tercera parte.  Sé que suelo hacer la misma queja cuando se habla de películas infantiles o familiares, pero en muchas ocasiones un buen villano es tan importante para la historia que se trata de contar como el propio héroe del cuento.
Realmente creo que la serie de Kung Fu Panda es el mejor trabajo de DreamWorks Animation hasta la fecha (fans de Cómo Entrenar a tu Dragón, por favor no me maten), y junto con las dos primeras cintas, Kung Fu Panda 3 crea una trilogía muy buena y difícil de superar, y es precisamente por ello que espero que esta sea la última película de la serie. No me malentiendan, la franquicia sigue siendo genial y esta tercera parte de la historia sigue siendo espectacular, pero el hecho de que se cierre de manera tan competente la historia de Po me hace pensar que ya no es necesario volver a visitar este mundo fantástico, ya que de hacerlo se correría el riesgo de volver algo exitoso y original en una trillada y cansada repetición de sí mismo (*COF* Sherk *COF*). Definitivamente vale la pena verla en el cine si es que tiene la oportunidad de hacerlo.

Kung Fu Panda 3: 3/5. Buena.
 
 
 
 
 
 
Mejor que: Home:  No Hay Lugar como el Hogar (2015), Cómo Entrenar a tu Dragón 2 (2014).
No tan buena como: Kung Fu Panda (2008), Kung Fu Panda 2 (2011).
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Cine Barato: Kung Fu Panda 3 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top