Latest News

28 de julio de 2011

Hombres y Héroes No.22 Orellana y El Amazonas.

Adaptación: Remy Bastien
Guion: M. Arce
Dibujo: Jose Santos
Portada: Rodolfo Perez
Publicado en México por Novedades Editores
el 20 de Enero de 1988

El por qué el rio más grande de américa lleva el nombre de las fantásticas mujeres guerreras de la mitología griega ha sido un misterio por mucho tiempo, o mejor dicho mucha gente no sabe la historia completa, pero en esa respuesta van ligadas la imaginación del hombre y una de las más extraordinarias hazañas de exploración de todos los tiempos, para esto tendríamos que viajar al pasado cuatro siglos y medio atrás, cuando se dio un increíble viaje a partir de los viajes de Cristóbal Colon en 1492, pues para los exploradores y conquistadores, el continente que hoy conocemos como américa fue una fuente inagotable de riquezas y poder, dentro de los viajeros que formaban parte de los navíos de Colon había quienes creían en viejas supersticiones, como por ejemplo que la tierra era plana y que llegada cierta distancia de continuar muchos caerían hasta el infierno, aunque muchos sabían que no era así.

Cristóbal Colon llego el 12 de octubre de 1492 a tierras americanas, pero en su momento el creyó que había llegado a las Indias Orientales, lo cual se supo después cuando Américo Vespucio se dio a la tarea de viajar al nuevo mundo y navego por las costas de lo que hoy sabemos es Brasil, Venezuela y Colombia y fue quien ayudo a mostrar que la tierra que Colon encontró no era sino un continente nuevo para el resto del mundo, pero fue hasta más de 15 años después que se empezó a hablar de América al nuevo continente, en honor al estudioso científico, dando pie a numerosos viajes de conquista de unos viajeros que también llevaban muchas ideas fantasiosas sobre los lugares y seres que ahí podían encontrar y volverse ricos, algunos pensaban que ahí habían dragones, sirenas y miles de seres mágicos, por ejemplo California fue llamado así por una historia de caballerías, además muchos animales fueron tomando sus actuales nombres dependiendo de quienes los veían por primera vez, pero el mayor llamado para llevar a muchos hombres a explorar estas tierras, era la posibilidad de encontrar mucho oro, que era lo que más abundaba en nuestro continente.

De todas las maravillosas historias, la que más despertaba la ambición era la leyenda de El Dorado un lugar donde se creía que el líder de esa tribu se bañaba en oro que se limpiaba de un rio, haciendo de este lugar algo de gran riqueza, fue así que en 1541, desde Lima fundada por Francisco Pizarro en 1533, partió una expedición al mando de Gonzalo Pizarro un gran conquistador de los Incas y del Peri, salió con 210 exploradores españoles y cerca de 4000 indios e indias, además de provisiones , más de 1000 perros y casi 5000 cerdos, Pizarro quería explorar la vertiente este de la cordillera de los andes ya que su primer objetivo era encontrar el "país de la canela" pues además del oro, algo que era muy valorado en el viejo continente eran las especias, para este viaje Pizarro, llevaba como su lugarteniente a Francisco de Orellana quien llego por cierto a los 17 años de edad al continente americano.

Orellana ya había hecho muchas exploraciones en América junto al hermano mayor de Pizarro y ambos querían llegar por las especias, pero en especial Orellana quería encontrar El Dorado sabiendo que más que la riqueza quien lo encontrara seria famoso y seria recordado por siempre, ambos exploradores no sabían que se dirigían a una aventura que cambiaría para siempre sus vidas, pero le viaje no fue fácil, pues desde las nevadas que terminaron por matar a animales e indígenas por el tremendo frio y además las terribles avalanchas, fueron minando su capacidad y su cantidad de apoyo, no fue fácil tampoco el lidiar con los ataques de algunas tribus que defendían sus territorios de los invasores que pasaban por ahí.

Después los exploradores llegaron hasta la selva, donde las lluvias y muchos animales peligrosos minaban también la capacidad de supervivencia de muchos hombres, muchas veces tuvieron que irse abriendo paso por si mismos con ayuda de machetes y demás armas, finalmente cuando no podían avanzar más, decidieron construir grandes balsas y se aventuraron por el Rio Coca, viendo lugares que nunca ningún europeo había explorado, encontrando primero algunas tribus que aunque pacíficas, sufrían tanto o más que ellos el hambre y las carencias, ahí Orellana y Pizarro se vieron obligados a separarse para que un grupo de ellos se aventuraran a ir rio abajo donde les dijeron que podían encontrar alimentos en otras tribus, con Orellana lo acompañaban Sánchez de Vargas y Fray Gaspar de Carbajal, al ver que los peligros continuaban y muchos más murieron en este trayecto, al llegar a una nueva vertiente del rio mucho más grande, Orellana se autonombro como el nuevo líder de la expedición y dijo que no había forma de volver con Pizarro, así que seguirían hacia adelante siempre, lo cual no fue del agrado de Sánchez quien fue abandonado a su suerte en la selva y juro que Orellana pagaría por esto.

Al paso de las semanas Orellana y su expedición llegaron donde estaba la tribu de los indios Aparias, quienes eran pacíficos y ahí pudieron salvarse de morir de hambre y de insolación, además de evangelizar a los indios de esta tribu que no entendieron nunca de que se trataba esto, pero que fueron amables con los exploradores y les desearon suerte en su recorrido, no sin antes prevenirlos contra la tribu de las Coniupuyuras, una tribu donde solo habitaban puras mujeres y que eran como las amazonas de la mitología griega, mujeres que solo procreaban a sus hijos y los varones eran llevados a otra tribu, solo los varones eran separados a corta edad, siendo las mujeres quienes podían ser mucho más feroces que muchos hombres, con esa advertencia Orellana y su expedición cada vez menor en cantidad, partieron con rumbo a su destino.

Mientras tanto Fernando Sánchez de Vargas lograba volver con Pizarro, sobreviviendo a muchos peligros y notificando a Pizarro lo que Orellana había hecho, esta expedición tomo la decisión de volver sobre sus pies para notificar de todo esto a sus líderes, por lo mientras Orellana siguió su viaje en balsas, siendo víctima de muchas tribus que los atacaban, matando a muchos de sus hombres, pero un día cuando toda esperanza de encontrar El Dorado había desaparecido, la desesperación hacia que Orellana solo deseara encontrar la salida hacia el océano como alguna tribu les indico para poder sobrevivir, pero de pronto en medio de la selva cientos de flechas cayeron sobre ellos matándolos, eran las Coniupuyuras, altas mujeres pero que eran de piel blanca y quienes peleaban y valían más que diez hombres juntos, la lucha se desato y los hombres de Orellana trataban de repeler el ataque sin resultados, después de algunos instantes de feroz lucha, Orellana ordeno la retirada y volvieron a subir a sus balsas, sin dejar de ver con asombro la fiereza de las que serían conocidas como las Amazonas y por las cuales este rio sería nombrado así en honor a ellas.

Con titánicos esfuerzos lograron superar el resto del viaje y llegaron hasta le desembocadura del rio que llegaba hasta el Océano Atlántico y así Orellana había logrado su objetivo y así pudo volver a su país para informar a su rey Carlos I sobre todo lo que ahí vio y podía conquistar para él, de inmediato Orellana , quien en el mes de septiembre de 1542 logro después de 9 meses de haberse separado de Pizarro cruzar el continente americano, por su parte Pizarro en el mes de junio volvió a ver tierras peruanas, pero su venganza no pudo llegar en contra de Orellana pues el rey Carlos I lo nombro gobernador de las tierras descubiertas y en 1544 zarpo de España con rumbo a lograr otra proeza, pues ahora viajaría por el mismo rio pero ahora en inversa, por desgracia para Orellana quien vio minada su salud en el primer viaje y que incluso perdió un ojo en el mismo, perdió la vida por una terrible fiebre durante los primeros días del viaje ya dentro del Rio Amazonas, y sin el a la cabeza la expedición deserto, quizá no gano fortunas, ni descubrió la ciudad que a fin de cuentas nadie encontró, pero lo cierto es que su maravillosa empresa le valió un sitio inmortal entre los grandes exploradores que descubrieron el mundo que hoy conocemos, esa es la historia del por qué ese gran rio lleva el nombre de las Amazonas y se conoció la historia del explorador Orellana.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

1 COMENTARIOS:

YAIRCASTRO97 dijo... 3 de agosto de 2011, 23:17

EXIGO UNA EXPLICACION DE PORQE H SIDO BANNEADO DE FACEBOOK Y EN EL CBOX, LO EXIGO ROTUNDAMENTE, ME SACARON DE COMICORP Y TAMPOCO ME EXPLICARON BIEN PORQUE, DE VERDAD EXIGO UNA EXPLICACION!!!!!!!!!!

Item Reviewed: Hombres y Héroes No.22 Orellana y El Amazonas. 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top