Latest News

24 de mayo de 2011

De Versiones.

Siempre he sido un ferviente creyente de que la historia (como la tierra y las mujeres) es de quién la trabaja, ya que por lo general los relatos que existen sobre los grandes eventos siempre son contados por los vencedores o bien por los vencidos y que la verdad sobre lo que ocurrió (sí es que realmente se puede saber) se la han llevado a la tumba los muertos y para muestra un botón.

Para la gran mayoría de nosotros lo que sabemos de la Segunda Guerra Mundial y del Genocidio Nazi es lo que hemos leído en los libros de historia, los cuales nos narran de manera lineal lo que “supuestamente” sucedió, pero a diferencia de otros eventos históricos el relato se puede complementar con libros, archivos históricos, fotos, películas y relatos de los sobrevivientes y de quienes no lo fueron.

Es así como el Diario de Anna Frank, La Lista de Schindler, Los Hornos de Hitler, La Caída, Mi lucha, El Pianista, La Vida es Bella e infinidad de relatos similares presentados en distintos formatos vienen a tratar de llenar los vacíos históricos para mostrar (o al menos intentarlo) la verdadera dimensión de lo ocurrido durante la Guerra.

Maus es uno mas de esos relatos, que para algunos cuenta de manera parcial, “precisa” y manipuladora lo que un judío, (primero con toda su familia y después sólo con su mujer) tienen que pasar para sobrevivir al llamado Holocausto Nazi, mismo que para muchos ya se ve muy lejana e incluso aburrida.

La historia comienza cuando Art Spiegelman (dibujante y el autor real del libro) comienza a platicar con su padre Vladek Spiegelman, un sobreviviente de los campos de concentración Nazi con la idea de mostrar sus experiencias a través de dibujos en un libro. De esa manera el relato se mueve en dos tiempos, el actual (para el narrador) y el pasado (el de su padre).

En el relato del presente vemos las pericias que tiene que pasar Art cada que va a la casa de su padre, (un abuelo gruñón, manipulador y en apariencia muy tacaño) como las de ir de compras, arreglar algo defectuoso de su casa o los continuos enfrentamientos que tiene con su segunda esposa Mala, tan sólo para que le cuente fragmentos de su historia.

Mientras que en el relato del pasado vemos la historia de un Vladek Spiegelman quién nació en 1906, en Czestochowa, Polonia en y cuya vida, en apariencia siempre fue muy suertuda y fácil, de cómo conoció a Anja su esposa Zylberberg, (y madre de Art) de su boda con ella y del nacimiento de Richieu, (su primer hijo y hermano difunto de Art) previo al estallamiento de la guerra en Europa. [Image]

Y de cómo cuando inicia la Guerra la vida de Vladek y de toda su familia (propia y política) empieza a cambiar, Maus nos muestra como van ocurriendo esos cambios que van desde ir perdiendo poco a poco sus negocios, (grandes y pequeños) sus casas y sus cosas de valor, hasta terminar como nómadas, refugiados y finalmente prisioneros de los Nazis.

Como prisioneros el padre de Art nos cuenta “su” versión de los hechos, misma que no tienen contrapeso en la historia ya que Mala (la segunda esposa de su padre) no sirve (al menos en apariencia) como oposición del narrador principal y unos diarios, que fueron el único legado de Anja para su hijo Art se han perdido en un arrebato de dolor de su padre, razón por la cual la historia es única e irrefutable.

En tres palabras, la historia de Vladek Spiegelman es: “desgarradora”, “impresionante” y hasta ciertos puntos “inverosímil” ya que, aun cuando es posible que muchos prisioneros judíos hayan traficado con tantas cosas, desarrollado tantos oficios y escondido en un sin número de lugares para sobrevivir, el que una sola persona haya pasado por todo eso al mismo tiempo es casi surrealista,

Para Art (y para el lector a la larga), el relato de su padre es simplemente impresionante, esto por la cantidad de detalles y la intimidad con la que nos volvemos participes del mismo, mientras lo vamos leyendo es inevitable preguntarnos: Qué hubiéramos hecho de encontrarnos en el Vladek? Hubiéramos sobrevivido siquiera a la primera semana de nuestro encierro en Auschwitz, para no decir la guerra entera? O sí eso me tocara vivir en la actualidad, sería capaz de hacer lo que fuera por sobrevivir?

No obstante y a pesar de que el mismo Umberto Eco, “dice que Maus es un libro que no se puede dejar de leer ni siquiera para dormir”, o cual es muy cierto por la narrativa tan fluida y bien desarrollada que tiene el autor, al final de cuentas el personaje principal es tan sólo un simple y llano ser humano (o ratón en este caso), con todos los defectos y virtudes que lo caracterizan y que a pesar de que el autor pudo haber omitido para engrandecer a su padre los dejo tan cual para demostrar que Vladek realmente existió y no es un producto de su imaginación.

Y es precisamente en ese punto en donde nacen las ambigüedades, en donde lo mismo que hace grande al libro lo hace cuestionable y alejado de la realidad, y aunque eso tal vez no ocurra con todos, al menos en mi si lo logro, de la misma manera en la que hizo que un relato de un sobreviviente de los campos de concentración por primera vez realmente llamara mi atención y me hiciera cuestionarme muchas cosas sobre mi mismo.

Maus, sin duda alguna es una gran historia, tanto así que en lo personal pienso que nadie debería dejar de leerla y es una muestra también de que los comic´s no son únicamente para niños y gente adulta estancada en su infancia, sino que puede llegar a ser una herramienta para contar historias (y la historia en general) de una manera más cercana y que realmente conmuevan a la gente.

Finalmente decir que sin echarles a perder la última parte del libro, que el desenlace es lo que se espera cuando se lee una historia de este tipo y que como tal es grande y hace grande no sólo a quien la narro, sino a quién nos la presentó y acercó a nuestras vidas, ya que después de todo, mientras que a una de las personas que la hayan leído la haya hecho reflexionar, un relato como éste nunca se perderá en el tiempo.







MÁS QUE UNA SIMPLE HISTORIA
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

4 COMENTARIOS:

Lestat The Vampire dijo... 26 de mayo de 2011, 10:24

No por nada, pero esta novela bien vale hacerle algunos programas de radio o algo mas que unos cuantos articulos, ojala y los lectores de este blog, aunque sean pocos, pudieran opinar algo mas y no solo verlo como una historieta mas, pues sin duda el haber ganado tantos premios no es por nada, saludos amigo, excelente articulo, soy tu fan!

slipkvayne dijo... 26 de mayo de 2011, 14:12

Es lo que le comentaba ayer al, mentado, FHB que ojala se pudiera conseguir historias como estas en nuestro país de manera más accesible, porque estas junto con otras obras del viejo continente, valen la pena ser leidas

MaxxStill dijo... 27 de mayo de 2011, 14:29

@slip ¿accesible? pero si esta a la venta hasta en la sección de libros de la comercial mexicana ahi yo compre el tomo #2, el tomo #1 lo compre previamente en sanborns....y ambas amuy buen precio ya que la americana cuesta 40% mas y la española cada tomo anda en $800 varocoins, por lo que no se entiende tu comentario, ahora si que no hay pretexto ahí esta afuera para quien lo quiera en serio, es como la joya del eternauta que hasta dos versiones tenemos la nacional extremadamente barata y la importada que vale el doble.

lo que deja entonces abierta la posiblidad que el maestro fhb nos haga un post del eter ;)

Lestat The Vampire dijo... 30 de mayo de 2011, 13:22

Es cierto, en el sangrons las encuentras amigo, ya estas, tienes esa mision, gracias MaxxStill.

Item Reviewed: De Versiones. 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top