Latest News

18 de marzo de 2011

De hace una semana

Hoy hace una semana se dio una de las primeras grandes tragedias de este año y digo esto porque en el pasado ya hemos visto que pensar que algo como lo ocurrido en Japón no vaya a volver a ocurrir en los nueve meses que faltan para que termine este año, si no recuerden que apenas el año pasado nos estábamos recuperando de lo de Haití y paso lo de Chile.

A una semana la “Globalización del miedo” como la he llamado el recuento de los daños no es para nada alentador y mi percepción original de que las cosas no estaban tan mal, se convirtió en una percepción más realista de la gravedad que suelen tener este tipo de eventos, sin el amarillismo que le han dado los medios.

Y es que como se han podido ver los medios se han focalizado en los graves problemas que han tenido los japonés por controlar los problemas con su reactor nuclear que en informa sobre las carencias y necesidades que tienen los sobrevivientes que no sólo se enfrentan a la carencia de hogares, alimentos, transporte y energía, sino también aun invierno que aun no termina.

A una semana de los eventos la cifra de muertos ha llegado a ser superior a los 6 mil, mientras que la cifra de desaparecidos suman más de 10 mil, mientras que los daños materiales aun son incalculables, al tiempo que alrededor de 380 mil personas aun siguen viviendo en los refugios establecidos por el gobierno e incluso tiendas de campaña cerca de sus hogares.

Como pocas veces las historias humanas que por lo general nacen de la tragedia no han sido cubiertas por los medios que están anonadados y alucinados por la alerta nuclear que al parecer hoy ya va en descenso gracias al valor de los técnicos que han decidido sacrificar sus vidas para evitar que eso pase a mayores.

Al parecer en el mundo hay una extraña idea de que como es Japón, y ellos son gente “inexpresiva” no merecen ser cubiertos, pero el no mostrar su miedo y dolor no significa que no lo tienen o lo sienten, por ello las grandes cadenas televisivas sacaron a sus corresponsales y sólo nos queda la trasmisión continua y en vivo que se hace por el internet de la NHK.

Pero la gente de Japón es como cualquiera de nosotros y está sufriendo, el problema es que a diferencia de la gente de Haiti que no tiene nada, los japoneses viven en la epitome de la tecnología por lo que creemos que no lo hace porque después de todo tienen los medios suficientes para salir adelante y a lo mejor así es pero eso no los aleja de ser humanos.

Las historias que han llegado desde el otro lado del mundo a los medios tienen que ver más que nada historias de mascotas que han logrado sobrevivir ayudándose entre ellas o encontrando a sus dueños, las cuales son muy bonitas y en lo personal me conmueven mucho porque los animales son los olvidados en este tipo de situaciones lo que odio mucho por cierto.

Pero pocas cosas se han sabido de las personas y sus carencias y eso hace a los medios de comunicación más frívolos de lo que ya lo son, y aun cuando los medios “alternativos” son una fuente inagotable de información la mayoría son rumores o información falseada por lo que no se puede confiar mucho en ella.

Hoy a una semana de lo ocurrido sigo pidiendo que eleven una plegaria a la deidad de su preferencia y desearle lo mejor a aquellos que lo necesitan porque más temprano que tarde nos va a pasar a nosotros y para nuestra mala suerte a nosotros no nos va a ir también, así que recuerden que entre mejores deseos tengan para los otros menos mal les ira.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: De hace una semana 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top