Latest News

19 de enero de 2011

Ni con Viagra...

La frase "Al filo de la butaca" es una de las más utilizadas para describir una película cuya trama y acción hace que todo el tiempo se encuentres con (si me permite utilizar otro cliché cinematográfico) “El Jesús en la boca” y tengo que decir que ya hacía un buen rato que no veía una película que juntara estas dos expresiones tan bien como Unstoppable.

Y es que al más puro estilo de las películas de desastre de antaño (que si te hacían quedarte sin uñas en los dedos de las manos) Imparable narra la historia (supuestamente) “real” (porque de haberlo sido, por qué no recuerdo haber visto algo en las noticias) de la locomotora 777 que un buen día, por un “error humano” (por no decir estupides) comienza una loca carrera por en medio de vía férrea que cruza todo un estado y por ende varias zonas pobladas.

A la par nos cuentan la historia de Frank, un ingeniero con 28 (si 28) años de trabajar como ingeniero para el ferrocarril y de Will, quién al parecer no es bien visto por los “veteranos” en parte por ser nuevo y en parte por el apellido que tiene. Y quienes a la larga serán los que harán el máximo sacrificio para detener a un verdadero demonio de mental que conforme más avanza adquiere más velocidad y más velocidad.

A lo largo de la película la recreación de dichos eventos se combinan con la trasmisión real ocurrida en el momento real, por lo que la película se vuelve más cercana y por ende cada uno de los momentos de tensión que pasan son por mucho para dejarte sin aliento cuando se llegan a pasar o terminan en desastre.

Imparable no es “la” película que podría ganar un Oscar por lo complejo de su guión, las actuaciones o cualquier elemento técnico que califique la academia, y aun cuando no estoy muy de acuerdo con el tono sombrío de la iluminación y de textura vieja que el director le da como sello a todas sus películas, tengo que decir que Imparable es “la” recomendación para salir un poco de la rutina y desestresarse viendo a un verdadero desastre en potencia.

El final es el final y vale la pena tras todo lo que pasa en la película hasta tu lo sientes, aunque a lo mejor se queden con el rush encima y por ende les den ganas de alejarse de cualquier cosa más grande, pesada y rápida que su auto compacto, créanme cuando les digo que Imparable es una película palomera pero que los va a divertir mucho.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 COMENTARIOS:

Item Reviewed: Ni con Viagra... 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top