Latest News

1 de marzo de 2010

Que porque me gusta la Lucha Libre?

En México el deporte espectáculo de la lucha libre ha estado presente desde 1933 cuando Don Salvador Lutherot la trajo a nuestro país y daba las primeras funciones en la vieja Arena Nacional que después fue tirada y construida la que ahora conocemos como la Catedral de la Lucha Libre en México, lugar sagrado al que todos los luchadores sueñan con pisar un día, no importa que lo nieguen por pertenecer a otras empresas, para todo luchador es una meta el estar ahí, pero el por qué me gusta la lucha libre podría ser difícil de explicar, o tal vez sea más sencillo de lo que parece.
Para mí el primer contacto con este maravilloso deporte se dio cuando llegaron a mis manos esos clásicos mulecos de plástico en su clásica pose de luchador y que venían pintados de todas las formas y colores imaginables, incluso recuerdo que hace algunos años me puse a pintar algunos que me encontré y les pinte las mascaras de luchadores como Fishman, Atlantis, Cien Caras, Blue Demon, Dos Caras, Mil Mascaras, Canek, Konnan, El Matemático, El Rayo de Jalisco y tantos mas y no por nada pero me quedaron muy bien, que paso con ellos? No lo sé, no lo recuerdo, pero cuando estas figuras estaban en mis manos también se dio que cerca de mi casa una ruta de transportistas cada 12 de diciembre hacían una misa por la Virgen de Guadalupe, cerraban la avenida principal y montaban un ring donde recuerdo a un esquelético “luchador” que se hacía llamar “la araña negra”, pero no era más que un improvisado chofer de micro que reconocimos la mayoría, pero que al menos le puso empeño.
También recuerdo que cuando salías de la primaria te regalaban unas plantillas de horroroso papel revolución, donde podías pegar las estampitas de tus luchadores, que recuerdo que fue así como conocí a luchadores como Solar, Sicodélico, Ángel Blanco, El Santo y muchos más, esa fue otra forma en que el gusto por este deporte se colaba en mis gustos, además de que un buen día se dio que un tío nos invito a mis hermanas y a mí a la Arena México, ni más ni menos, el nervio era evidente pues no nos importaba ni comprar una máscara ni nada, lo que queríamos era entrar en la arena.
Recuerdo que cuando llegamos ahí por los rumbos de Televicentro al entrar en la calle que da a la Arena, yo no podía creer que la famosa Arena México estuviera “escondida” dentro de dicho edificio, no entendía como podía estar semejante inmueble que se veía majestuoso en las transmisiones de televisión, por que sin duda la mayoría tuvimos contacto por medio de la televisión para saber de este deporte, así que cuando entramos, creí que estaríamos en las primeras filas y decepcionado vi que subíamos escaleras, pero bueno de a gratis pues no podía decir que no, pero cuando quedamos en la zona de central me di cuenta que eran los mejores lugares para ver plenamente toda la acción, pues hasta abajo pierdes un poco la perspectiva de todo lo que acontece en el ring.
Recuerdo haber visto luchar al Satánico, a Lizmark, Pirata Morgan, La Fiera, Jerry Estrada, Ringo Mendoza, El Perro Aguayo y muchos más, fue sin duda el mejor espectáculo que he visto, pues cuando las acciones empezaron y al ver lo vuelos suicidas que se aventaba Lizmark sabía que no podía estar más cerca de un súper héroe que solo se da en la lucha libre, aquí no había ni capas para volar ni telarañas para colgarse, era la habilidad, la acrobacia, la fuerza en el cuello, los brincos, las llaves, esas llaves que hacían Satánico y que respondía Lizmark las que me hicieron darme cuenta que a pesar de que mucha gente sigue diciendo que están arregladas, se necesita valor para subirse a un ring y poner en juego la vida, pues no es nada fácil y eso lo comprobé años después al entrar a entrenar las bases de la lucha grecorromana y la olímpica, sin duda son bases muy solidas para poder ser un buen esteta, por lo que se necesita , fuerza, valor, disciplina y mucho tiempo, el cual por desgracia no tuve para poder seguir adelante.Pero a fuerzas de ser honesto, lo que mas hace que me guste la lucha libre es el contacto con estos héroes de carne y hueso, pues en nuestro país siempre han pululado los que usan mascaras como los personajes de los comics, como Batman, Spiderman y demás series sacados de las historietas, pues en estos figuraban también Súper Muñeco, Súper Pinocho y Súper Ratón que surgieron del ya desaparecido Pabellón Azteca, que buenos tiempos aquellos la verdad, pero bien vale la pena seguir enamorado de este gran espectáculo o deporte o show como le quieran llamar, estas son algunas razones por las que me gusta la lucha libre, sería muy interesante conocer cómo nace tu gusto por la lucha libre o bien por los comics, te animas a contarnos?.....
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

1 COMENTARIOS:

ÐŖǻĜǾŊ ÃζЏĿ dijo... 1 de marzo de 2010, 20:21

Pues bueno o malo, mi primer contacto con la lucha libre fue con la AAA, claro que fue un poco después de que fue la desbandad de los luchadores de la arena México a la AAA. Pero si duda al día de hoy me quedo con la del CMLL y los Perros de Mal.

Item Reviewed: Que porque me gusta la Lucha Libre? 9 out of 10 based on 10 ratings. 9 user reviews.
Scroll to Top